1 ago. 2010

Capítulo 27

Algunas ideas muy elementales fueron fluyendo, como si hubiesen estado aletargadas durante siglos; trataba de identificar qué color era ese que lo envolvía, sólo acertaba a comprobar que era espeso, sobre el que flotaba su cuerpo rígido. Pronto sintió como fruncía el entrecejo, queriendo escuchar un ruido lejano, como si fuera el chorro de una fuente, burbujeante y fresca, que parecía acercarse. Resultaba agradable y sus labios se mecieron para hacer brotar una sonrisa, pero pronto tomó una actitud de alerta, al oír con mayor claridad y precisión unas fuertes carcajadas.

-Míralo, parece un idiota con esa sonrisita estúpida –Se escuchaba decir con voz burlona y divertida.

Entonces, Jack, hizo un gran esfuerzo, logrando abrir los ojos por un momento, como si se le rompiese los párpados y lo vio. Pero un gran dolor lo volvió a ahogar en la oscuridad y sus manos se encontraron en la parte de atrás de su cabeza, fue entonce cuando comenzó a recordar. Era el mismo hombre al que había sorprendido saliendo precipitadamente de la casa de Amy, un hombre cincuentón, pelirrojo, trajeado pero un tanto desgarbado. El mismo que se quedó petrificado, sin aliento, sudoroso y jadeante al encontrarse a Jack que se mantenía erguido en el pasillo, bloqueando la salida, con su revólver en la mano y mirada fiera y desafiante, solo él sabía que era un arma inofensiva, nunca llevaba munición, le asustaba, y ni siquiera sabía utilizarla.

(...)

43 comentarios:

Marcos Alonso dijo...

Mil disculpas por haber tardado tanto, en especial a Anabel, la próxima pluma.

Abrazos y gracias a todos.

Amando Carabias María dijo...

Aumenta la intriga, aumenta el tono de novela negra que, me parece, va a terminar por identificar a la novela.
Magnífico capítulo donde la tensión y el misterio tienen en un puño a los lectores, sobre todo por ver quién narices le ha hecho frente Jack Donaldson.
Entre todos le vamos a conseguir que se convierta en el bueno de la narración. Casi me le destrozan la cara.
Y ahora, por su todo fuera poco, nos aparece otro extranjero.
En un principio he pensado en el español... Pero quién se puede haber enterado y cómo del arresto de la chica, y esa frase o palabra clave del final...
Habrá que seguir dilucidando, estaremos atentos al resto de comentaristas.
Simplemente darte la enhorabuena.

Marcos Alonso dijo...

Errata coregida, gracias Amando.

Inma Vinuesa dijo...

Bueno Marcos, bueno, primero y antes que nada, darte mi enhorabuena. Que inicio de capítulo cuando todos estamos pensando en Amy nos ofreces este secuestro con lesión incluida de Jack ¡qué giro!.
Lo que no me queda claro es el final. Quien es ese Bruce´s mine?
fantástico encontrarnos con el padre de Jack detrás de este embrollo y evidentemente como no iba a dejar a Amy a salvo. Como lo has enlazado todo.
Muy bien Marcos,la cosa va complicándose.

Ángeles Hernández dijo...

Bienvenido Marcos, y enhorabuena, nunca es tarde si la dicha es buena...
Ágil y sorprendente, pero , yo por lo menos , necesito un par de lecturas más para centrarme bien.

El extranjero podria ser el hijo de Amy, el de Australia?.

Mañana más y gracias por el guiño al código da Vinci ya citado en otos comentario como lo que no queríamos.

Un abrazo Á

Ana J. dijo...

Fantástico, Marcos!!!
Estoy hecha polvo, así que dejo el comentario para mañana, pero tengo que decir que está emocionante.
Just in time. Genial.
Por cierto, aún estoy a tiempo de felicitarte, Ángeles. Pues eso, muchas felicidades.
Un abrazo fuerte a todos

Dácil Martín dijo...

Después de hacerse rogar, la inspiración ha hecho mella en el capítulo: interesante, misterioso, provocador; así me ha resultado la lectura del mismo. Jack en el suelo apaleado por los matones de su padre, y sorprendido a su vez por la inesperada aparición parental. No menos sorprendente ha sido para nosotros,los lectores, el giro tomado por Thomas Donaldson. Encaja la conexión entre Deborah y Purplestone. Pero ¿sabe Deborah, realmente, que Thomas está detrás de Purplestone? ¿El Sapo está vendido y trabaja doblemente también para Thomas D.? Amy al menos está viva. Sophie ha sido rescatada de la cárcel por una hombre de acento extranjero. ¿Se trata de Carlos Escobedo, es otra persona con acento no español...? Provocador, está claro. Este capítulo, bajo una atmosfera de novela-negra, propicia una gran margen a la duda. Y como remate final, Bruce mine, la mención de una nombre que deja escalofriado al propio Thomas. Si consultamos internet, son lugares relacionados con antiguas minas de cobre en Canadá y en Arizona.
Enhorabuena buena Marcos. Me ha gustado la intriga y el misterio que desprende el texto y que se lleva uno después de leerlo. Felicidades

Dácil Martín dijo...

Después de hacerse rogar, la inspiración ha hecho mella en el capítulo: interesante, misterioso, provocador; así me ha resultado la lectura del mismo. Jack en el suelo apaleado por los matones de su padre, y sorprendido a su vez por la inesperada aparición parental. No menos sorprendente ha sido para nosotros,los lectores, el giro tomado por Thomas Donaldson. Encaja la conexión entre Deborah y Purplestone. Pero ¿sabe Deborah, realmente, que Thomas está detrás de Purplestone? ¿El Sapo está vendido y trabaja doblemente también para Thomas D.? Amy al menos está viva. Sophie ha sido rescatada de la cárcel por una hombre de acento extranjero. ¿Se trata de Carlos Escobedo, es otra persona con acento no español...? Provocador, está claro. Este capítulo, bajo una atmosfera de novela-negra, propicia una gran margen a la duda. Y como remate final, Bruce mine, la mención de una nombre que deja escalofriado al propio Thomas. Si consultamos internet, son lugares relacionados con antiguas minas de cobre en Canadá y en Arizona.
Enhorabuena buena Marcos. Me ha gustado la intriga y el misterio que desprende el texto y que se lleva uno después de leerlo. Felicidades

Anabel dijo...

No sé si primero decirte que muy bien o que menuda papeleta me has dejado, Marcos. Continúas con el tono de novela negra, trepidante y jugando con la intriga. Creo que es el tono predominante que va a quedar en la novela.

Por lo del retraso no te preocupes en absoluto, está dentro del tiempo. Lo que sí tengo claro es que me tomaré mi tiempo porque la cosa está que arde y no lo tengo nada claro. El padre de Donalson lo imaginaba de otra manera, pero veo que me equivoqué.

Me alegra que Amy no esté muerta, a ver si la inspiración me dicta algo para esta mujer que creo que tiene mucho que ofrecernos todavía.

He de leer el capítulo alguna vez más y a horas menos intempestivas, pero tengo un lío morrocoturdo. Si no he entendido mal, es el padre de Jack el que ordena el secuestro de su hijo y el ataque a Amy ¿no? Y estando en un sitio seguro, un hombre con acento extrangero les localiza y le da como una contraseña que debe ser muy importante porque impresiona a Thomas Donalson.

Ay, ay, ay, deben ser los nervios pero esta trama me va a volver loca. Espero cumplir con mis debers en el tiempo establecido...

Me pongo a darle vueltas a la cabeza y de momento está vacía.

Saludos.

María dijo...

Antes de empezar el comentario, una observación, por fin le encuentro sentido a lo de "tal hora en la península, una hora menos en Canarias", porque yo apagué el ordenador a las 00,30h y no estaba el capítulo.

Habéis optado por salvar a Amy, me parece muy bien, puede ser la pieza, para encajar muchos datos.
El padre de Jack está vivo, algo que no sabíamos y además es el que está detrás de Purplestone.
El que paga la fianza tiene acento extranjero, ¿por qué no puede ser Carlos?, puede tener sus soplones.
Habéis apuntado el hermano de Australia, sería un buen momento para meterlo en escena y ver lo que sabe.
¿Como se entera Jack?, Sophie, estando en su casa, recibe la llamada de Amy, diciéndole que la poli está registrando el piso, coge un taxi y llega corriendo, pero en ningún momento le dice a Jack, el porqué, (capítulo 25).


¿Que vamos a hacer con la calva de Jack? le va a quedar una cicatriz, el pobre, con lo bien que se está portando últimamente...

María dijo...

Si alguno de vosotros es Psicólogo, ya se habrá hecho una idea de mi carácter. Voy a lo concreto, ni saludo, ni me despido, ni halago al escritor de turno, no es que no lo desee, es que no me doy cuenta.
Así que daos todos por saludados, halagados y despedidos.
Lo siento, pero es que mi carácter es así en todas las facetas de mi vida.

Marcos Alonso dijo...

A mi me parece divertido que,aún, a estas alturas, no seamos capaces de definir a que género literario pueda pertenecer la novela. No obstante, como dice Amando, parece que se va inclinando hacia el color negro. ¿Y el extranjero? ¿Parece que todo apunta a Carlos? ¿Escobedo? o ¿Charles Mathews? Éste aunque lleva muchos años en el extranjero no deja de vivir en el Imperio (Australia, Sudáfrica)¿Una tercera opción?¿Un nuevo personaje? ¿con alguna relación de parentesco con otros conocidos?
Y luego tenemos la palabra clave final, Bruce's mines, las minas de BRuce, pues, no nos extrañemos porque ya aparecen en la novela.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Inma. Pues lo dicho, y permíteme que sea malo, Bruce's mine o mines está en el texto, habrá que buscarlo. Desde luego Thomas no ha descuartizado a Amy, ni siquiera es capaz de llamarla "vieja", no sé si estar enamorado sería exagerado, al menos siente ese cariño protector por ella que lo ha hecho actuar, ir en su auxilio. En este capítulo faltó aclarar ese aspecto: El origen de la indisposición de Amy, aunque lo sospechemos y cómo se entera Thomas. Lo cierto es que vigilan de cerca a Débora y al Purplestone por algún motivo, ¿entomces a quién representa Thomas? ¿MI5? ¿Su propio interés?
La relación entre padre e hijo parece mejor de la esperada y, ciertamente, este Jack crece sin sus primeras malas hierbas.

Marcos Alonso dijo...

Sí Ángeles, tomé una decisión arriesgada, dada la semejanza, ya comentada, y no buscada, con el Código da VInci. Un poco de parodia creo que venía bien para decir "quién es quién". Eso no quita para que alguna cuestión de las tratadas (Himler y su cartera...) tenga su espacio en la novela.

Marcos Alonso dijo...

Sí Ana pòr los pelos, los que me hubiese arrancado (es un decir) si no lo hubiese logrado. Gracias.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Dácil. No parece que el sapo y uno de los matones de Thomas sean los mismos. Éstos trabajan para Thomas, también Débora indirectamente (para Jack) en ese doble o triple juego, Sophie cree que trabaja para ella, Déborah hace ver que trabaja para Jack y Thomas y éstos saben que realmente está a las ódredenes de Purplestone, pero le interesa seguirle el juego para tener controlado sus pasos. Uf, qué embrollo!

María dijo...

En mi humilde opinión, una vez que Sophie ha salido, aunque sea bajo fianza, o le devolvéis el protagonismo o queda como un personaje más, de los muchos que ya tenemos, cosa que tampoco estaría mal. Pero dado que en un principio era la protagonista, yo consideraría la opción de devolverla a primera fila.
Los tejemanejes que se traen, Purplestone, los Donaldson padre e hijo, Déborah, Escobedo, los minerales, en fin, las ambiciones de todos, no creo que sea obstáculo, para que Sophie, investigue y descubra, todo lo que se teje a su alrededor.
Haced que hable la abuela, que venga el hermano y cuente lo que sabe.
Lo que buscan los de Purplestone y los demás, ya lo sabemos, pero haced que Sophie se ponga al día, que descubra lo que nosotros ya sabemos.
En cuanto al color, que más da, se lo pondremos al final, como el título.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Anabel.

Bueno, lo del secuestro de Jack fue accidental, apareció en el lugar y en el momento equivocado. Siendo el hijo del jefe no lo iban a dejar tirado.

Quizá el carácter de Thomas resulta poco inglés, aunque recordemos que los escoceses cojean de otra manera, si no que se lo digan a Sophie. Además es de una familia con mucha tradición en Escocia, su paso por el Ejército (teniente cuando investigaba la desaparición de Herman Meyer) también forma parte de la educación típica de este grupo social.

Cómo descubre el extranjero el lugar dónde está. Quizá no lo sepa, pero sí algún numero de móvil.

Ese lugar es muy famoso en Edimburgo, un edificio que provocó en su día los celos de la propia reina Victoria. Fue creado en el s.XIX como un hospital por James Donaldson para luego convertirse en un colegio para niños pobres y en especial sordos o sordo-mudos. En la actualidad existe un centro nuevo para tal función.

Marcos Alonso dijo...

Gracias María. Creo que nos deberíamos guiar por la hora de Edimburgo para que no hayan malentendidos (aunque es la misma de Canarias, casualidades de la vida).

Estoy de acuerdo contigo hay que sacarle a los personajes todos los secretos posibles antes de que se los lleve a la tumba, como el malogrado Eddy.

Aquí no todo es lo que parece. El Jack y ahora su padre (a tal palo tal...) parecen andaluces, más que escoceses, de lo simpático que son, quién lo diría. Thomas no es de Purplestone, más bien está tras saus talones. Recordemos que Purpkestone está detrás de la muerte de Eddy y no vamos a ponerle un muerto encima a la familia Donaldson, ahora que parece tan reconvertida. Debe ser una familia adinerada y popular en Escocia. La institución que lleva su nombre tiene fama y prestigio en todo el país y se dedica a la asistencia de niños pobres y sordos. Vamos que, como diría los americanos, son de los buenos.

Marcos Alonso dijo...

María, se me olvidaba, en cuanto a la cicatriz propongo un tatuaje.

Marcos Alonso dijo...

María tienes razón, no deja de resultar descorazonador que todos conozcan lo que se cuece menos nuestra cojita. Creo, coincidiendo contigo, que habrá que darle clases intensivas.

catherine dijo...

Suspense del inicio al final del capìtulo. Qué bien!
Primero, el pistolero amateur que recibe un golpe bien fuerte de parte de "amigos" y màs de la mitad del texto para conocer la identidad del interlocutor, de tù, de Thomas Donaldson de quien sabìamos muy poco.
Sentimentalismo ancestral aparte porque los Donaldson se encuentran en SU College? no son sordos.
Pues, nos quedamos con Bruce's mines, con el acento extranjero, y con el caso de Sophie que evocaìs muchos de vosotros. Tengo que revisar qué son los manuscritos de la capilla de Rosslyn.
Es esclarecedor también el capìtulo, sabemos que el padre y el hijo juegan juntos y en contra de Purplestone. Es un alivio saber que cuidan a Amy, a pesar de la mala broma de Thomas.
Bravo, Marcos, te cuestò el finde. Muchas gracias a ti, besos a los Plumistas mosqueteros, ànimo a Anabel.

Isolda dijo...

Soy incapaz de aportar nada. Sólo que se va a convertir en un novelón de los de Frederic Forsyte.
Confieso que andaba más despistada que un pulpo en un garage. Los comentarios de María, siempre muy claros y también hoy, los de Angeles (Felicidades!!) y Anabel, me han ayudado a meterme de nuevo en el partido.
No he leído el Código da Vinci ni nada parecido; lo digo para que tengais en cuenta en los próximos capítulos, que no todo el mundo sabe de que va.
Marcos, una vez más has conseguido descolocarme, siempre eres una sorpresa.
Un beso, otros cinco y uno especial para Anabel por ser la próxima.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Catherine.

Ya he comentado que quería marcar diferencias con El Código da Vinci, más que nada para que su autor no se pusiera nervioso.

Los manuscritos de la Capilla de
Rosslyn tiene que ver con todos aquellos conocimientos transmitidos a los templarios por sufíes, sabeos, gnósticos; y traducidos con la ayuda de los cistercienses. Recordemos que los templarios estuvieron en el antiguo templo de Salomón. SE dice que Guillermo de Saint Clair cuando mandó edificar la Capilla (s.XV) quería imitar el antiguo Templo de Salomón. Lo cierto es que allí, en Jerusalén, en la época de los templarios (s.XII) poco templo había, y ya estaba el templete islámico de La Roca, que no es exactamente una mezquita. El arca de la alianza, que también se cuenta que podía estar oculto en Rosslyn había desaparecido de allí muchos siglos antes de la llegada de los romanos y la construcción del segundo templo del rey Herodes.

En cuanto a Bruce's mines, será mejor buscarlo por Culross.

El Donaldson College o Hospital College es un precioso edificio de mediados del s. XIX construido con el dinero donado por un ilustre emopresario escocés de la familia Donaldson.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Isolda, siempre es un placer tenerte aquí como todos los demás, eso es lo que le da sentido a la obra y motivación a los que escriben. Sin sus comentarios dándonos información, ánimos, críticas etc sería más dificil llevarlo a cabo.

Abrazos

Flamenco Rojo dijo...

Marcos sorprendido he quedado...y con las dudas aclaradas con los comentarios...Bueno me queda una cosita. En el capítulo dices al final: Bruce's mine, que significa en inglés literalmente: Bruce es mía...y en uno de tus últimos comentarios aparece: Bruce's mines, cuyo significado es "Minas Bruce"... ¿A qué te refieres exactamente?

Flamenco Rojo dijo...

Bruce's mine: Bruce es mía o también Bruce es mío.

Amando Carabias María dijo...

Me apunto a lo que dice Isolda. Aunque vagamente sé de qué va, ni he leído ni he visto el famoso Código.
Lo digo para las aclaraciones.
Vuestros comentarios del día me han aclarado muchas cosas.
Vuelto a leer el capítulo, a la luz de ellos todavía cobra más dramatismo.

Marcos Alonso dijo...

Hola flamenco! Bueno, en realidad me refería a las minas de Bruce, Bruce's mines, en los comentarios hacía referencia a Culross.

Un abrazo Flamenco

Marcos Alonso dijo...

Yo tampoco Amando, aunque he leído sobre el tema. Creo que lo que tenemos que guardar bien es la cartera de Himler.

Ana J. dijo...

Bueno, bueno, cómo se está poniendo la cosa. Al rojo vivo!
Te has despachado a gusto con Jack, ¿eh?, cicatriz incluida.
Pero, al menos, sabemos que ni él ni su padre son de la cuerda de Purplestone. Aunque yo aún me pregunto si Purplestone es "mala". Probablemente, ni mala ni buena ni todo lo contrario. Tiene sus objetivos y hace lo que sea para conseguirlos, igual que el MI5, la CIA o los Donaldson. Bueno, una reflexión tal vez a contrapelo, pero ahí está.
Sabemos que Amy está a salvo, aún no tenemos noticias de qué le ha pasado ni, por supuesto, de por qué le ha pasado.
Las cosas se complican, y de qué manera.
Me alucina la forma que has tenido de enlazar la historia con lugares reales y emblemáticos: Donaldson College, la capilla de Rosslyn...
Lo que no he captado bien es si la referencia al Código da Vinci es sólo una ironía más de Jack, que nos presenta su faceta más distendida, o si hay algo real detrás de esos comentarios. Ya sé que Amando, en su capítulo hizo referencia al Grial, ¿van por ahí los tiros?
Y el extranjero. Para ser sincera, no me apetece nada que se trate del hijo de Sudáfrica. Creo que ya tenemos bastantes manos en el plato como para que aparezca otro miembro de la Commonwealth, pero eso dependerá de lo que opine el resto, claro.
Lo de Bruce's mine, una nueva pista en este camino plagado de minas antipersona.
Me ha encantado la forma en que has descrito esa vuelta a la consciencia de Jack, el dolor, la confusión, la sangre... magnífica.
El final nos deja con ganas de seguir leyendo.
En resumen, un capítulo estupendo, lleno de dinamismo y sorpresas.
Enhorabuena, Marcos.
Un abrazo a todos

Marcos Alonso dijo...

Gracias Ana. Lo que son las cosas y cuántas vueltas dan. ¿Quién hubiese pensado en los primeros capítulos que Jack se nos reformaría hasta verlo con cierta gracia?¡Qué mal me caía ese Jack!Creo que esa es la gracia de la novela, como ya se ha comentado. A veces parece la Bolsa unos personajes caen en desgracia y otros suben en estima, como si fuera la subidas o bajadas de su cotización.

Ya, acostumbrados a las casualidades nos vamos tropezando con los lugares. Yo que tampoco he leído ni he visto El Código da Vinci, nos enteramos que teníamos este lugar clave realcionado con el Santo Grial, los templarios, Himler y su cartera que Herman la robó por órdenes de Amando, bueno del MI5. Ahora y buscando un Hospital para Amy me encuentro nada más y nada menos con que hay unos Donalson muy famosos en Escocia y que uno de ellos donó su herencia para construir el Hospital Donaldson, reconvertido posteriormente en Donaldson College.

Bueno al menos Thomas se burla de todo lo que rodea a la capilla Rosslyn, aunque el verdadero tesoro está en convertirlo en un lugar de peregrinación para conseguir un rédito económico. Creo que Jack no se lo termina de creer más bien sigue la inercia de los rumores. En cualquier caso nos conviene alejarnos un poco de historias ya trabajadas en torno a esa visión.

Purplestone, los donaldson (MI5?), y alguien más? Quién sabe puede que otros, ¿por qué no los descendientes de la sociedad Thule? por ejemplo, ya se verá.

¿Y el extranjero? Tenemos dónde elegir: japoneses, alemanes, españoles, argentinos, americanos...

Isolda dijo...

Ana y Dácil, vuestras aportaciones y preguntas valen tanto como una entrada. Menos mal que todos aportais, además de escribir; si no, creo que me habría perdido definitivamente. Pero lo cierto es, que lo que no piensa uno, lo piensa el otro y así vamos tirando increiblemente hacia a culminación de esta obra a siete.
Los besos son para vosotras.

María dijo...

Las alusiones que en esta novela, se han hecho o se puedan hacer, al Código Da Vinci, está claro, que van enfocadas a poner un poco de ironía en el texto. Yo al menos lo veo así, ya bastante tenemos con minas, minerales, agentes secretos, espías, militares, etc. como para que encima nos pongamos a buscar el Santo Grial.

Amando Carabias María dijo...

Y además un interior diestro en la selección inglesa sub 19, Ryan Donaldson... Esta familia tiene téntaculos por todas partes. Aunque que juegue con Inglaterra y no Escocia me tiene un poco mosca, habrá que activar otra línea de investigación sobre el asunto...

Aparte de la broma, venía de leer nuevamente el capítulo, porque tras ver los comentarios últimos de Ana y Marcos, me he dado cuenta que había leído algo mal, algo por encima.
Además de corregir esa lectura un tanto veloz, he disfrutado del resto del capítulo más pausadamente.
Y no quería dejar de ponderar el estilo literario que nos presenta este capítulo 27.
A veces las cosas conseguidas con esfuerzo, además de cansar, compensan, ¿no, Marcos?
Me ha recordado la escena a una de esas escenas de cine clásico del bueno. Ese que ya casi no es que no se haga, es no se sabe hacer. No hay necesidad de efectos especiales, no hacen falta dobles para que el protagonista no corra peligro en tremendas peleas imposibles. Y sin embargao consigues que masquemos la violencia y la tensión, en un reducido espacio casi claustrofóbico. Sin embargo (y si no vuelvo a leer mal) los únicos indicios de violencia son un forcejeo, una llave que acaba con Jack en el sofá, la presencia de sangrado intermitente en una herida reciente en la calva (esperemos que no se tenga que volver a dejarse crecer el pelo porque le quede una cicatriz terrible -me parece que algo ya apuntó María-) y la pistola que se cita como amenaza muda desencadenante del golpe que le dejaron inconsciente.
La mezcla de narración y diálago también es maestra, y es en el diálogo donde consigues que, nuevamente, avance la trama. Logras, con tu técnica de microrrelatos (lo que nos están valiendo para esta cuestión), mantenernos en vilo para que encajemos las piezas y descubras que tenemos otro grupo más donde encajar a los personajes: Thomas Donaldson no tiene nada que ver con nadie, salvo que -al proceder del ejército- sea del MI5 o MI6. Jack lo compara con la Mafia siciliana.
Percibo en este capítulo un pequeño homenaje al cine de toda la vida, incluso, quizá a El Padrino...
Por último, que ya me extiendo en exceso, no quería dejar la oportunidad de hacer referencia a tu ironía. A cada uno nos marca un estilo, eso es así, y pretender no ser uno mismo es ir al fracaso. Y tú explotas esa vena irónica de modo soberbio en este capítulo, al reírte del modo que lo haces de los Códigos y demás literatura de ese jaez que nos invadió y aún nos invade. Con algunos ejemplos estimables, del que aún no sabemos si esta novela será el más relevante, ejem...
Quiero decir que las referencias a lugares propias del Código Da Vinci (me estáis obligando a consultar e investigar) son tan obvias que cumplen ls parfecta misión de las paradias. No se trata de sutiles referencias, sino citas evidentes, lo que viene a cumplir en arte una misión concreta, que normalmente significa un aviso para el lector/espectador: Esto no es. No te equivoques, esto no es.

Amando Carabias María dijo...

¿Será casual que Isolda y María hayan vuelto aquí, mientras yo escribía, y además sobre lo mismo?
Buenos días a ambas.
Corto y cierro hasta la noche.

catherine dijo...

creo que se perdiò mi comentario de la noche anterior. Lo màs importante que me acuerdo de este es:
Sophie ahora ha salido de la carcel, pero dònde està?
El guiño con el Còdigo de Vinci me encantò pero de acuerdo con varios de vosotros, sigamos con la cartera de Himmler. Si la historia no dice lo que habìa dentro se puede inventar algo creìble en nexo con la novela.
Los comentarios me encantan tanto como el capìtulo de Marcos.
Anabel, pienso en ti.

Ángeles Hernández dijo...

Ufff, ¡qué trabajito para los seguidores, y eso que estamos al día!
Aunque ya la próxima entrega está al caer comento. Seguro que repito cosas ya dichas, pero es que necesito poner en limpio mis reflexiones:
1.- ¿En qué lugar de la obra dice que el Sapo sea pelirrojo?
2.- No me extraña que la primera lectura (nocturna) del relato me produjera ansiedad: Tras este párrafo "silueta que salía de las sombras para aparecer ante los ojos de Jack que quedó estupefacto al reconocerlo- ¡Tú! ¡Claro, no podía ser otro el que estuviera metido en todo esto!" que parece una escena del "tercer hombre", han de leerse 27 líneas antes de que se insinúe a quién pertenece la tal silueta, y otras 8 más hasta saber que se trata del padre de Jack ( que por cierto, muchos pensábamos que estaba criando malvas).
¡Toma ya intriga!
3.-Rosslyn chapell es la famosa capillita del Codigo Da Vinci , cuyo propietario se está haciendo de oro a tenor de las visitas que recibe y de su precio ( promocionado por su autor -¿llevará comisón?). Como el College Donaldson (1851), está próximo a Edimburgo. Ya es casualidad, o investigación microscópica.
¡De infarto!.
4.-El hombre que liberó a Sophie ( de la que ya se ha hablado mucho hoy) y el visitante final, hablan con acento extranjero ¿son la misma persona?, ¿es el mismo acento?. Podrías haber dicho acento francés, español o africano, para darnos una ideita...
5: Bruce Mines: es un lugar de Ontario (Canada) con importantes yacimientos de Cobre hasta 1940. En la actualidad ya no se explota pero tienen un museo precioso.
Mine es con mayúsculas y sin s,y Bruce sin s de genitivo sajón o apócope de "is". Creo que si Marcos se refiere a este lugar debería corregir la grafía , porque si no , puede dar lugar a interpretaciones como la de Flamenco: "Bruce es mío", u otras más peregrinas.
...........................

Y después de tener ya un poco claro en mi "tarro" lo que Marcos ha escrito, pues ENHORABUENA. ¡Caramba conlos chicos!. A ver esta noche.

Abrazos a todos de Á.

María dijo...

En Culross, durante los siglos XVI y XVII, hubo unas minas de carbón de un tal, George Bruce de Carnock, seguramente es a eso a lo que se refiere Marcos

Ángeles Hernández dijo...

Antes de pasar a la próxima entrega, quiero rectificar algunos de mis últimos comentarios escritos basándome sólo en el relato y sin profundizar en todo lo demás que se ha escrito:
1.-Ya había quedado claro que Sapo ne es el pelirrojo. Se me había pasado: sorry.
2.- También estaba claro lo de las minas de Culross: otro sorry, aunque insisto en el uso de la letra s.
3.- Vuelvo a felicitar a Marcos por el toque humorístico y desmitificador del ya manoseado "Da vinci".

Y, ¡VAYA COLOCÓN QUE TENEMOS TODOS CON LA NOVELA hoy parece un chat la agilidad de comentaristas y autor.

Abrazos a todos y a seguir haciéndonos estrujar la sesera.

Ángeles Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FranCo dijo...

¿A tiempo para comentar?

Marcos vaya forma de presentarnos al padre del calvo. Sin duda al más puro estilo novela negra.

Tal y como apunta Amando, para un director de cine clásico, esta sería una de esas escenas que le produciría inquietud y premura por rodar cuanto antes. Una escena en donde se masca agresividad y tensión sin apenas sangre ni acción.

Tendré que relerlo con más detenimiento, se me quedan muchos datos que no me he percatado en esta primera lectura y que aparecen en los comentarios.

Marcos, cada día creces como escritor. Empiezo a copiarte algunas cosas.

FranCo dijo...

Amando, creo que tienes trabajo con la sección "Escenarios"

Aunque Ángeles te tiene el trabajo adelantado. Aparecen muchas referencias que de cara a la novela impresa resulta una documentación adicional importante.