Opinión lectores



¿Leíste Oscurece en Edimburgo?
Déjanos tu crítica literaria y opinión sobre la novela.

24 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

"Hoy quiero daros la enhorabuena, por muchas razones, pero principalmente porque creo que no sois totalmente conscientes de lo que habéis conseguido; leyéndola del tirón me di cuenta de que tenía ante mí un milagro literario: se lee bien, hay una trama de fondo coherente, dinámica y seductora; los personajes tienen un carácter perfilado, a pesar de tener tantos progenitores; el planteamiento, nudo y desenlace están definidos; la ambientación es excelente y, lo más importante, engancha y entretiene. Lo que te digo, un milagro; solo espero que los lectores tengan muy presente la enorme dificultad que ha supuesto dar forma a esta obra creada a siete manos. No me cabe duda de que si cada autor hubiese escrito su propio “Oscurece en Edimburgo”, las siete versiones hubiesen sido muy distintas, y alguna muy buena; pero os habéis sacrificado por el grupo y habéis llegado hasta el final, toda una hazaña digna de admiración. No quiero olvidarme de la lección de humildad que he recibido durante el proceso de este proyecto, sobre todo de los que tenéis más experiencia en las letras; no sé si yo hubiese sido capaz de aguantar en mi puesto y respetar al compañero. Felicidades".

Carmen Ruiz Candel dijo...

Normalmente, no me suelo enganchar a un libro en los primeros capitulos y este ya me está gustando bastante, ¿Sera que lo lee muy bien La Voz? O... Pues si, Francisco, es que escribes muy bien. Hay un refran que dice: de donde no hay, no se puede sacar, por muy bien que se lea, y por muy buena voz que se tenga. Enhorabuena, sigue escribiendo que yo te seguire leyendo.

Fausto Beneroso dijo...

De entrada, y los propios autores lo reconocen, hay que leer ‘Oscurece en Edimburgo’ en su contexto, y no podemos abordarla como lo haríamos con cualquier novela al uso, porque ésta desde luego no lo es. Aunque ya os puedo advertir que no os vais a aburrir, eso seguro. Volviendo a la explicación de cómo se desarrolló, los siete escritores sortearon el turno. Así, uno escribía un capítulo y el siguiente tenía que continuarlo, y esto repetido con los siete y vuelta a empezar. Como decía, sin ninguna limitación: ni de temática, ni extensión, ni nada.
Ya sabéis que no me gusta mucho dar detalles que puedan estropear la lectura de una novela, y siempre intento desvelar lo menos posible. Pues bueno, si eso es lo habitual, en ‘Oscurece en Edimburgo’ casi que me da miedo decir el más mínimo detalle. Porque claro, os podéis imaginar los cambios que van sucediéndose en cada capítulo, así que vamos con lo que mínimamente se puede decir. La novela está protagonizada por Sophie Mathews, una chica que vive en Edimburgo (la ciudad en sí misma es otra protagonista), retraída y algo traumatizada por su cojera, que sólo logra desinhibirse en un peculiar programa de radio. A través de ella, nos vamos a encontrar con un sinfín de personajes, donde os puedo asegurar que ninguno es lo que parece (o sí, o cualquiera sabe…). Y con estas poquitas pistas, sólo os puedo añadir que ocurre absolutamente de todo y para todos los gustos.
Aquí cada capítulo cuenta y ninguno es de relleno, como ellos mismos afirman. El efecto de la novela resulta muy curioso, porque claro, son siete autores, cada uno con su forma de escribir y con su idea de por dónde debe continuar la historia. Pero fijaos lo complicado que resulta, ya que son ¡siete!, por lo que si tú introduces un personaje o una trama, cuando vuelve a ti, después de pasar por los seis compañeros, puede que te hayas quedado sin dicho personaje o trama, por lo que las ideas preconcebidas no sirven para nada. De igual manera, en cada uno de los capítulos que te toquen tienes que dejar tu impronta e intentar sorprender al lector, ya que tardarás en poder volver a hacerlo. Por cierto, algo que creo que es importante, los capítulos se publicaban los miércoles y domingos de cada semana, por lo que hay que añadir la capacidad de que todo tenga coherencia con tan poco margen entre un capítulo y otro.
A pesar de que no quiero desvelar nada de la trama, sí que me voy a mojar un poquitín, por lo que os voy a decir los dos personajes que más me han gustado. Uno es Sapo, un buen ejemplo de que nada es lo que parece y de que todo el mundo esconde cosas (ya sean buenas o malas). Por otra parte, me parece realmente interesante el personaje de Carlos Escobedo, sin duda uno de los mejor dibujados y con una gran profundidad. Pero ojo, que esto son sólo dos de los muchos que pueblan estas páginas, por lo que seguro que encontráis vuestro favorito.
Ya sólo me queda volver a recordaros que no podemos entrar en esta novela como lo haríamos normalmente, y que hay que dejarse llevar por el juego que estos autores nos proponen. Algo que sin duda consiguen rápidamente, entrando en una dinámica que me parece de lo más curiosa. Así que ya sabéis, si os decidís a entrar en ‘Oscurece en Edimburgo’, os garantizo que mínimo será una experiencia distinta. Y eso sí, los siete autores demuestran amor del auténtico por la literatura. Por cierto, una última recomendación: al acabar de leerlo, volved a los primeros capítulos, así os daréis cuenta de las vueltas que todo ha dado y los distintos derroteros por los que podría haber ido la historia. En cualquier caso, gracias a los siete por una iniciativa tan original, distinta y arriesgada. ¡Enhorabuena!

Elsa López dijo...

Benditos pues estos siete escritores que se han lanzado a la aventura de escribir un libro en común y al más difícil todavía de editarlo y convertirlo en un objeto que toma la forma que merece. Capítulo a capítulo, los siete han ido hilvanando una historia que, al margen de criterios académicos al uso, resulta atractiva. Tanto, que la novela no te permite que la abandones entre los textos que acumulas en un rincón y les prometes volver.

Gww dijo...

Como señala la contraportada Oscurece en Edimburgo, la experiencia lectora es “vértigo literario” ya que ninguno de los siete autores cae en la tentación de seguir linealmente la trama que le insinúa el anterior. Todo lo contrario. Parece que el afán por dar una vuelta de tuerca es la norma, todo lo escrito en un capítulo puede ser contradicho pocas páginas más tarde, desbaratando las cábalas que el lector pudiera haber formulado. En definitiva, en cada capítulo, el escritor lo da todo, sin recurrir a capítulos de transición o caer en lo previsible.

ismael Pantoja dijo...

Ayer estuve en la Feria del Libro en la presentación de OSCURECE EN EDIMBURGO. He dejado un par de posts en 7plumas y en Facebook y, como prometí, comienzo esta especie de diario con mis impresiones según voy leyendo el libro. Pensé mandároslo al final, pero siguiendo vuestra iniciativa lo voy a ir haciendo a tiempo real, así os lo puedo ir haciendo llegar al blog.

He leído 5 capítulos siguiendo la segunda opción que daba Francisco que es leer, tras cada capítulo, los comentarios del Blog y ya tengo mi primera observación: Me parece una buena idea de cara a la persona interesada por el experimento y forma tan inédita de escribir este libro, pero creo que es un error de cara a su enfoque como libro, ya que pierdes todo el ritmo de la historia. De momento, lo que opino que es mejor leer primero el libro del tirón, y luego hacer una lectura capítulo a capítulo con el blog al lado. Además, hacer una primera lectura de esa forma te restringe mucho la lectura y la supedita a tener un ordenador/iphone/smartphone/etc al lado. Yo soy de esos bichos raros que va leyendo por la calle mientras pasea al perro o va a comprar algo, y suelo llevar un libro en el bolsillo cuando hago gestiones por si hay tiempos muertos.

Otra observación que hago tras esta primera lectura es que el principio (estos 5 capítulos) me ha parecido un poco forzado en lo que a personajes se refiere: una “coja” autista que se masturba en un programa secreto de radio, un calvo “cojifetichista”, un trotamundos español en Escocia con emisora pirata... en fin, sólo digo que, “a priori”, parecen personajes muy poco “normales”, distantes y ajenos a cualquiera que yo pueda conocer; aunque ciertamente la historia parece entretenida y, como decíais en el blog, muy abierta a casi cualquier cosa. Que conste que tiene muy buena pinta y este tipo de historias (si es que sigue en esta linea, claro) me atraen mucho, pero como digo una cosa digo la otra...

Me faltan los primeros capítulos escritos por Marcos y Anabel que los leeré en un ratín, cuando acueste a los enanos.

Hasta mi próxima entrega.

Ismael dijo...

Anoche, como prometí, me leí los 2 capítulos restantes para hacer los 7.
La verdad es que se me quitó ese sabor agridulce que me dejaron los otros 5 (como comenté en mi anterior post). Las historias comienzan a cerrarse y se va adivinando un hilo conductor; es más, se va adivinando una historia muy interesante.
Creo que ha sido un acierto por los 2 últimos el no seguir abriendo más posibilidades e ir encaminando la historia de fondo.
A ver si ahora que el panorama está mas claro empieza a urdirse una trama, un objetivo...
Que sepáis que me está costando ir tan lento (a pesar de ser un lector exageradamente lento) porque me voy fijando en los detalles y suelo releer cada capítulo 2 veces.
Mi indicador de que la trama es buena es cuando empiezo a devorar hojas, así que espero hacerlo pronto.
Intentaré poner un post cada vez que dé una vuelta de 7 capítulos dejando mis impresiones de la nueva vuelta a todos vosotros.

Ismael dijo...

Por cierto, aunque salga sólo Ismael en el último post (y en los que vendrán) soy el mismo Ismael Pantoja de antes, solo que ahora me he creado (aparentemente) una cuenta de blogger.

Dos cositas más:

Ya os lo habrán dicho, pero en el libro impreso hay 2 capítulos 8. En las sucesivas ediciones (que las habrá, ya lo veréis) que lo corrijan.

Hoy estuve en el Corte Inglés y vi un montón de libros vuestros... me hizo mucha ilusión. La verdad es que yo soy muy "fanático" cuando algo me gusta, y lo que habéis hecho m gusta tanto que se lo voy contando a todo el mundo, a ver si os consigo más lectores (que por otra parte os merecéis)

Pero en fin, no me enrollo más. Voy a cenar y a disfrutar de un par de capítulos más...

Besos y abrazos según corresponda.

Amando Carabias María dijo...

Ismael, quiero que sepas que ya estoy enganchado a tus comentarios y que los seguiré como quien sigue una verdadera novel... ains que nervios... Gracias, gracias, por estas palabras...

Marcos Alonso dijo...

Pues yo, como Amando, estoy enganchado a estas opiniones. En el caso de Ismael con más motivo porque lo está leyendo y no está "contaminado" de los comentarios de cada capítulo. Te darás cuenta, Ismael, que los comentaristas, que además son plumigos de la casa, como tú a partir de ahora, han formado un elemento muy importante en esta historia.

Si la experiencia de escribir no tiene aliciente si nadie te lee, ahora, con estas redes sociales es un verdadero lujaso tener esta estrecha relación con el lector, como si estuvieras echándote unas cañas con unos amigos, que son en eso en lo que se convierten, o plumigos para ser más exactos.
Un abrazo.

Ismael dijo...

Gracias, Amando y Marcos, vaya responsabilidad... glup...

Voy a desobecederme a mi mismo y voy a poner un post antes de dar la segunda vuelta completa (esto engancha, coño)

Anoche leí del 8 al 12 ambos incluídos.
Tras pasear animadamente por el 8 llegué al 9 y ¡por fin! pareció una revelación. Ya casi se ve la fotografía completa de Sophie: padre, madre, pasado, presente, futuro temporales y geográficos... y ya queda todo preparado para empezar la trama.

¡Y vaya si empieza! Reconozco que cuando vi el superpárrafo del 10 me asusté (no me gusta tanto texo seguido; prefiero los diálogos y párrafos cortos) pero estuvo muy bien llevada la línea de pensamientos y describe un poco más a la "cojita", cómo piensa.

Luego vino el 11 con Carlos y el 12 con Jack e indicios del comienzo de la trama: parece que Déborah muere...

Como comentario, estoy encantado con los gustos musicales de Jack: Metálica (aunque el negro no es el mejor álbum de ellos), Apocalyptica... Felicidades por tus gustos musicales, Ana.

Ya tengo ganas de meterme en la camita y leer algunos capítulos más.

Buenas noches.

Ángeles Hernández dijo...

He escrito en su momento amplios comentarios, no todos halagüeños, algunos desbrozadores para desenmarañar tramas excesivamente abigarradas y otros al contrario haciendo sinopsis de lo que hasta el momento se tenía bien trabajado con mis típicos:
1,
2,
3, Etc, para centrarme ( que no para centrar el texto).

Sorprendentemente para mi , maletilla aficionada , los autores tenían en cuenta sugerencias tan poco profesionales como las mías, lectora sin mas , pero seria y entregada y no se les cayeron los anillos a la hora de aceptar sugerencias como las alusiones a J le Carre en su cita de las aleaciones tipo coaltar y su interés con fines militares o paramilitares.

Independientemente del autor del capítulo , cada uno con su idiosincrasia, durante siete meses fue siendo cada vez mas patente el interés por la cohesion de la obra como in t todo armónico incluso quizás a vista de ideas vistosas pero fuera del contexto que el peso de la obra había ido ganancias a pulso. Nadie contradijo elementos básicos ya establecidos si bien algunos personajes pudieron verse enriquecidos o denostados con la apuración de algunos hechos que iban apareciendo sobre sus vidas,


Fue divertida la apuesta Jack/ Carlos entre dos bandos claramente establecidos. Al final todos quedamos satisfechos: los autores y los interactivos comentaristas que cada día hacíamos lis deberes con verdadero entusiasmo y sin cortarnos a sabiendas de que seriamos tenidos en cuenta o no, pero dependiendo de la idea y x veces con su división de opiniones,

Escribo de memoria , fueron muchos meses, y aunque la lectura de la obra de principio a fin sea el objetivo primordial, no quiero renunciar al grato recuerdo de ir poniendo piedra sobre piedra, con tantos y tan complementarios matices.

El final, que no destripo es muy bueno y deja la novela redonda.

Como apegada fiel , que no autora, no puedo sino estar encantada de la experiencia que los siete me permitieron gozar y de lo que aprendí con ellos.

No se si estaré psicológicamente preparada para leerla como una novela mas sabiendo lo que se. Si que estoy segura que es entretenida, coherente, progresivamente interesante y

Ángeles Hernández dijo...

Y..., no deja ningún cabo fin atar; a pesar de todos los que va dejando dibujados a lo largo del desarrollo de la novela.

Creo que me enrollo y no soy clara pues manejo información que llevaría tiempo volver a leer. Estoy de acuerdo con Ismael en que lis primeros capítulos parecían algo deslavazados y con algunos personajes no muy bien definidos y cogidos con alfileres pero ese germen creció y de que manera, en un trabajo coral, simbiótico y aglutinante.
En aras de un gran colorido pero sinestridencias disonantes . Ya me gustaría a mi poder participar en un proyecto similar , y con resultados tan brillantes , mas brillantes a medida que secdiscurria para que todo lo planteado previamente tuviera sentido.

Sin perder escenas bellísimas que descubrirán quienes las lean y personajes contradictorios pero bien construidos, empezando Puebla propia Sophie y su crecimiento a medida que va descubriendo,,,,

Así hasta el infinito, hay tanto que decir que mejor tomar un respiro.

Mañana mas si estamos con ganas y creamos un buen ambiente, Seguro que si,

Guillermo Herrero dijo...

Esta novela es innovadora, en primer lugar, por el número de autores, siete. Pero no solo por ello. Los autores han roto, creo, muchos de los cánones establecidos, muchos de los conceptos clásicos determinados a la hora de afrontar la redacción de una novela. Creo que solo por ello merece la pena leer “Oscurece en Edimburgo”. No se trata de una novela que cumple los tradicionales axiomas de 1-. Un escritor –una sola persona- escribe una novela. 2.- La novela se publica en papel. Y 3.- El lector, tras esos dos pasos previos, lee y valora la obra.

Nada de eso ocurre en “Oscurece en Edimburgo”. Aquí 1.- Son siete los autores. 2.- La obra se difunde primero en Internet. Y 3.- Los lectores opinan casi en tiempo real, al parecer condicionando los capítulos futuros.

El cambio acaecido es, sencillamente radical. Y creo que debería ser objeto de estudio. Estoy convencido de que si viviera el filósofo MacLuhan, el que acuñó el término de aldea global para describir la interconexión humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación, estudiaría el fenómeno iniciado por “Oscurece en Edimburgo” que, desde mi modesta opinión, supone un hito en la que yo llamaría “Aldea Global literaria”.

Ismael Pantoja dijo...

Muy buenas. No escribo nada desde el capítulo 12, pero el caso es que estoy enganchadillo y ya voy por el 25, así que voy a hacer mis comentarios en lo que llevo leído.

Mirando el espesor del libro llevo leído algo más de un tercio del mismo, y para lo que llevo tengo algunos comentarios que hacer:

- A estas alturas del libro yo creo que Sophie ya debería estar definida, pero se siguen dando datos de ella.
- También debería existir (a estas alturas, insisto) una trama más o menos definida (puede que esto sea un aliciente para otros) pero siguen apareciendo cosas nuevas complicando un poco todo el asunto sin saber hacia dónde se va.
- Hay un par de olvidos de Sophie que chirrían bastante, tal y como la habéis definido; no parece muy de ella, por ser como es, que se olvidase la cajita y su libreta en los momentos en los que lo hizo.

Seguramente, cuando termine el libro quedará claro todo esto y entiendo que son aspectos inherentes a la propia creación del libro, ya que al escribirse cada capitulo nadie tenía claro hacia dónde se iba ni mucho menos el final de la historia.

A pesar de todo, la trama la vais llevando de manera fluída, alternando ritmos distintos que hacen llevadera la lectura. Las historias ya están encganchadas unas con otras aunque con mis comentarios del principio.

Mañana vuelo a Madrid por trabajo y le daré otro empujoncito al libro. Ya os iré contando.

Besos y abrazos.

7 Plumas dijo...

Estimado Ismael, gracias por tus comentarios. Tienes que recordar en que contexto está escrita la novela. Pronto entrará en velocidad de crucero y la leerás de un tirón.
Yo apuntaría que esta novela es como la vida misma, ni el lector, ni los escritores, ni los personajes saben todo, quedan incógnitas que hacen al lector buscar interpretaciones y realizar conjeturas propias. Cada lector habrá leído un particular "Oscurece en Edimburgo". A medida.

Ismael Pantoja dijo...

Chicos, felicidades porque ya voy por el capìtulo 40... Quien me iba a decir a mi, el lector tortuga, que iba a coger estas velocidades...

Lo cierto es que la historia temrinó por engancharme y ahí sigo.

Ya dejo mis opiniones para el final.

Saludos.

Anónimo dijo...

Oscurece en Edimburgo me atrevo a decir que el compendio de un concienzudo trabajo bien hecho, donde los autores apuestan por algo más que su propia satisfacción personal. Todo un reto por transmitir al lector inquietud-emoción-fascinación desde las primeras líneas hasta el final,documentado con una buena narrativa, ingenio e imaginación.
Felicidades a los 7

Carmen Molinero (Zaragoza)

Ismael Pantoja dijo...

Estimados siete:

Disculpas por haber tardado tanto en escribir. El libro lo temriné al poco de mi última entrada en el blog, pero por diversos motivos no he podido escribir lo que hago ahora.
En primer lugar felicitaron una vez más por el resultado de vuestro estupendo experimento.
Y en segundo lugar los comentarios que os prometí sobre mi impresión, ahora sí, global del libro como libro:
La primera impresión que me quedó al terminar es que la historia que contáis le viene muy grande al libro; me explico. A pesar del lento comenzar del libro, como ya os comenté en mis primeros posts, la trama que se descubre tiene mucha miga, muchas connotaciones, muchas posibilidades... y requiere de más explicaciones y detalles. La verdad es que esa trama internacional que involucra organizaciones intenacionales, distintos países, distintas ciencias está muy, muy bien, pero creo que se debería haber invertido bastante más tiempo en detallar todo el argumento y desgranar más toda la situación, historias de los otros personajes más secundarios, etc.
Insisto es que esta opinión es tratando el libro como tal, ajeno al experimento realizado.
Por lo demás, si uno obvia los siete autores, se ve que alterna capítulos de acción con otros más descriptivos, con otros más sentimentales o con otros más “conversacionales”, lo que da riqueza al libro.
El final me gusta y deja abierto la historia para que uno la imagine o se genere una posible secuela, sin embargo me parece un final muy precipitado: se pasa de mucha acción, mucha información a terminar muy de repente. No digo que los finales tengan que ser eternos, tipo tercera entrega del Señor de los Anillos, pero sí algo que permita al lector bajar de revoluciones poco a poco para llegar al final.

Y si uno tiene en cuenta el excelente experimento, el gran esfuerzo derrochado y en cómo se ha desarrollado la redacción, el resultado es excelente, sinceramente.

Por ello, termino felicitándoos una vez más y quedando a la espera de una nueva entrega, un remake más desarrollado (ahí lanzo la idea) o para lo que necesitéis de un fan vuestro.

3 abrazos y 8 besos.

Anabel dijo...

No nos queda más que darte las gracias, Ismael, por tu crítica sincera. Creo que no le falta razón a lo que expones. La próxima ya será la releche.

Un beso y gracias de nuevo,

Anabel

Inma Vinuesa dijo...

Gracias Ismael, si te soy sincera me tenías en ascuas esperando tu crítica, sobre todo porque eres una persona ajena a como se ha desarrollado esta historia y puedes tener una perspectiva más imparcial.
El hecho de que te haya gustado, a mi personalmente, me anima mucho a seguir en este barco, ha sido toda una experiencia. Te confieso que fui una de las que se leyó la obra varias veces para corregir erratas y le decía a mis compañeros de batalla, esta historia leída como un libro normal engancha, engancha mucho. Ahora me lo reafirmas con tus opiniones, creo que salvando las peculiaridades de ser escrita por siete cabezas distintas con diferentes puntos de vista y diferentes formas de ver la literatura, hemos conseguido una historia realmente buena, por eso me has hecho muy feliz con tu opinión.
Gracias Ismael.

Ana J. dijo...

Llego tarde, pero a tiempo para leer los comentarios que tan generosamente nos habéis dejado.
Muchas gracias por emplear vuestro tiempo en leernos y en comentar nuestro libro.
Es importantísimo para nosotros conocer vuestras opiniones.
Saber lo que ha experimentado alguien ajeno a nosotros al leer Oscurece en Edimburgo es fundamental para valorar nuestro trabajo, para enriquecerlo y, quién sabe, para orientar uno futuro.
Muchas gracias a todos, Mercedes, Carmen, Fausto, Elsa, Gww, Guillermo, Ángeles e Ismael. Ha sido estupendo compartir nuestra aventura con vosotros.

Anónimo dijo...

Pako de Niro :

Enhorabuena a todos , estoy esperando con muchísimas ganas el segundo libro de la ¿trilogía?.
La verdad es que cuando empecé a leerlo me enganchó en seguida y jamás imaginé en qué se transformaría el argumento de la historia , los giros que daría cada personaje y menos ese frenético final que me dejó con muchas dudas y con muchas ganas de seguir leyendo una continuación.
¿Para cuando el guión de cine o mini serie de tv? Soy adicto al cine y cada línea que leía la escenificaba mentalmente , me parece que da pie para una película de mucha acción y suspense .
Adelante Inma coge el timón y a por el primer capítulo del segundo libro.

Inma Vinuesa dijo...

Gracias Pako por tus palabras, sé que son sinceras y hemos tenido ocasión de hablarlo personalmente. No sé cuando podremos ponernos en marcha de nuevo y si será para una segunda parte o para un segundo proyecto, pero te aseguro que ganas no nos faltan. Lo de pensar que el libro se podría transformar en un guión de cine lo hemos pensado muchos, creo que sería una buena película de acción e intriga. ¡Quién sabe! a lo mejor nuestro libro cae en manos de un director de cine y le entusiasma tanto como a nosotros este proyecto. Nada hay cómo desear algo...