6 nov. 2010

Capítulo 55

Como cristales retorcidos del alma que impiden ver la transparencia con serenidad, los ojos de Sophie se columpiaban desde esa posición. Con su cabeza invertida, bocabajo, desde los pies de la cama, su pelo corto amenazaba con lanzarse al vacío. Era una mirada firme que se proyectaba hasta el ventanal, ese tipo de mirada que anuncia, desafiante, la victoria sobre el pasado, sin ningún resquicio ni cuenta pendiente que saldar. Miles de kilómetros rompían la lógica incomprensible de mundos paralelos que no se tocan y convertían la realidad en un sueño, una pesadilla, de la que, sin embargo, se erigió para crecer y ser lo que ahora era;  sentirse una mujer satisfecha y sin complejos, dueña de ese triunfo sereno que ilumina el interior, colma y sosiega. Un triunfo del que brota la aceptación, el amor por uno mismo y el respeto.

Atrás quedaban meses .../...

107 comentarios:

Marcos Alonso dijo...

Siento adelantarme pero creo que no era necesario esperar más si éste es el último capítulo.

Ana J. dijo...

MARAVILLOSO!
Estupendo que te hayas adelantado.
Voy a leerlo más despacio.
Un besazo, Marcos

Ángeles Hernández dijo...

Pues a leer se ha dicho.

Y ahora yo me guardo todas las reflexiones sobre el 55 , puro ejercicio mental

Felicidades. Volvemos.

Ángeles Hernández dijo...

Marcos, igual que tú, no he podido evitar pecipitarme, y he leído saltando renglones para llegar al final cuanto antes.

Ya tengo en la cabeza la idea general, tiempo tendré de ir poco a poco parándome en detalles.

Sólo puedo decir una palabra: GRANDIOSO.

Has escrito un último capítulo en el que no cabe más, Enhorabuena y ahora a esperar elogios a tu espléndido trabajo.

Esta noche sólo te mando un abrazo, fuerte, pero aún no de despedida.

Hasta mañana ESCRITOR Á

Ángeles Hernández dijo...

Ya está imprimido, uhmmm, con que gusto lo voy a saborear entre las sábanas...

Una duda ¿Era capítulo 55, ó, 56?.
Bueno, es igual, el el "The end" definitivo y magistral, en el que además has dejado resueltas casi todas las cuestiones que al fin me atreví a publicar en el ¿54?.

Estoy un poco emocionada, aunque mejor no pensar y disfrutar: Están todos, todos, hasta el tío de Australia y la novia de Sapo, GRACIAS, GRACIAS.

Eres, sois, los siete magníficos. Habéis ido creciendo en este camino de varios meses y hoy podéis decir que vuestra tarea está cumplida con creces ( esta es al menos mi opinión sincera).

Supongo que llevas tiempo preparando este capítulo, lo esencial, lo que no dependía del anterior. Al menos es la sensación que da, la de estar muy trabajado y pensado.

Ahora no me salen palabras para expresar lo que siento y que me gustaría poder transmitirte así es que lo dejo y voy a la lectura detenida. No sé si podré dormir con el final de la novela entre mis manos, han sido tantos meses....

Ana J. dijo...

Suscribo las palabras de Ángeles.
Me parece increíble el poder de creación que tienes, Marcos. Cuando pudiera parecer que no hay más que rascar, das otra vuelta de tuerca y concretas otro detalle, aclarando los hilos del pasado que aún permanecían sin atar.
Me ha encantado que Sapo tenga un "y comieron perdices" con Aminatta en Mali, rodeado de niños.
Me parece una idea genial que hayas concretado el final de Donaldson y los tejemanejes de Escobedo a través de la prensa. Y en forma de recortes. Muy bueno.
Pero lo mejor, lo mejor, lo mejor, es esa Sophie al fin dueña de su destino, satisfecha y feliz.
Y ese Jackito... Llamadme blanda, pero es que me ha gustado.
Y debo resaltar el estilo literario de algunas partes, que sobresalen notablemente del resto de este estupendo texto. El primero y el penúltimo párrafos son especialmente bellos y significativos. Mucho.
Y la frase final, impecable, certera, sugerente y sintetizadora.
Me descubro ante vos, Marcos, te felicito, te agradezco que nos hayas regalado este magnífico final y te mando un "puñao" de besos y abrazos y más.

Amando Carabias María dijo...

¿Y ya está? ¿Hemos acabado?
¡¡Enhorabuena, Marcos!!
Te imagino con el capítulo escrito impaciente. Mirando al reloj, y al calendario cada poco, esperando a que dieran las cero horas y un minuto del domingo siete de noviembre.
Agotador.
¿Para qué?
Has hecho bien. Buena gana de sufrir, si te quemaba en las manos...
Y no me extraña que te quemara. Has sabido cerrar los flecos que aún quedaban pendientes, con la suficiente inteligencia para que no fueran otra novela en sí mismos (que lo podrían haber sido, porque la aventura africana del abuelo que compartían Escobedo y Sophie, daba para mucho, o la propia conclusión de Donaldson y de Geosync).
Lo más inteligente (a mi modo de ver) es el tono de todo el capítulo, lleno de sugerencias que permiten al lector atar cabos,sin que todo escrito. Por ejemplo, la aparición de Scout como policía insobornable que como una hormiguita descubre todo el tinglado y su posterir cita como Ministro del Interior escocés, de inmediato ilumina al lector sobre la intervención de la polcía, justo en el instante en que la siutación aparece más desesperada para Sophie y Sapo, y eso que ya sabíamos que Sophie estaba viva, porque los primeros párrafos nos avisan...
Si lo llegas a escribir continuando justo donde lo deja Ana, creo que me hubiera dado algo.
¡Qué tensión!
De nuevo, como en otros capítulos tuyos, juegas con el tiempo. El lector se introduce en un relato que es como el oleaje tranquilo del mar que va y viene del presente al pasado, y a veces es el presente el que atrae los recuerdos, y otras veces parece que son los recuerdos los que provocan algún movimiento del presente.
En fin, Marcos, si la suerte de la noche zaragozana designó su candidato para poner la antorcha sobre el pebetero de la novela, la suerte bien sabía lo que hacía.
Un abrazo.

María dijo...

Habéis llegado a la meta, el reparto de medallas, ha de ser equitativo, todas de oro para siete campeones.

Sophie nos va desgranando los acontecimientos de los últimos meses, a la vez que nos indica que por fin, ha encontrado el rumbo deseado para su vida.

Trepidante la huida, oportuna la llegada de la policía, mandada por el futuro ministro del interior.

Sapo redime su pasado, ayudando al pueblo de Mali.

Los malos tiene su merecido y sabemos, el porqué de la desaparición de Herman.

¿Qué más se puede pedir?

Pues el broche final, con ese bebe, llamado "Jackito", intentando alcanzar a su feliz mama, nuestra querida Sophie.

Maravilloso Marcos. Gracias a todos por permitirme participar en esta aventura excepcional. Estoy emocionada. Gracias de nuevo, os quiero.

Inma Vinuesa dijo...

Dios!!! desde que he abierto el ordenador con la pretensión de darte ánimos, Marcos, para tu publicación, he ido saltando de una sorpresa a otra.
Ya estaba publicado!!!!
Tengo los pelos erizados desde el primer párrafo, que como bien dice Ana es una delicia para los ojos de cualquier lector, es una oda a la novela completa.
Sigues aclarando cabos con la maestría , que apunta Amando, de ir llevándonos del pasado al presente y vuelta al pasado suavemente, quizás de las cosas más golosas del capítulo, hacer al lector construir estos últimos retales de historia uniendo minuciosamente y con puntos de maestro toda la trama.
Y el final mejor imposible, esa imagen de una chica a la que las circunstancias le han hecho renacer de verdad, con la sorpresa de un hijo de la única persona que realmente le había demostrado un amor incondicional.
Sigo con los pelos erizados, GRACIAS Marcos.

Isolda dijo...

Mejor sería suscribir las palabras de María una por una. Es justamente lo que hubiera dicho de este capítulo final. Tiene de todo, como en botica y bien enlazado entre pasado y futuro. Todos han tenido su merecido; nuestra heroína es feliz con su hijo al otro lado del mundo y está en paz consigo misma.

"La tibia primavera nipona acariciaba el aire destemplado hasta convertirlo en un fecundo soplo que despierta a la naturaleza y los sentidos con sus desperezados retoños y su perfume celebrando la llegada de la vida."

Aunque haya una frase más, para mí este es el colofón a esta empresa de locura en la que os habéis implicado. Gracias por darnos tanto que pensar y comentar. Ha merecido la pena.
Hoy, siste besos siete veces y me quedo corta.
A los siete, ¡hasta pronto!

Anabel dijo...

Ovación.

Anabel dijo...

Cerrada ovación.

Anabel dijo...

Mejor imposible. Has explicado hasta la ineficacia de Deborah, pobrecita con lo que la hemos criticado, y el porqué durante 10 años no avanzaba.

Estupendo. Todo atado y bien atado.

Buenos párrafos de inicio y final.

Fantástico, Little Jack.

En fin, eres un genio, Marcos.

Mis más sinceras felicitaciones y mil gracias por dar un broche de oro a este trabajo en conjunto.

Y ¿eso es todo, amigos?

Mercedes Pinto dijo...

Creo que no se puede dar mejor destino a los personajes que quedaban en la novela. Me ha gustado mucho la descripción de cómo Sophie consiguió salir de la tumba y huir del cementerio, además de muy acertada la aparición de Sapo. Estos dos personajes son los que se han alzado con la victoria, y me parece justo; como también me lo parece el ascenso del teniente por su paciencia y buen hacer en este caso, habiendo conseguido llegar a tiempo capturar a los criminales y liberar a los héroes.
Todas las escenas de esta entrega me parecen muy acertadas y coherentes para este esperado final. Ese pequeño Jack… ha sido una grata sorpresa y una recompensa para el lector.
Mis más sinceras felicitaciones a todos, hoy especialmente a Marcos. ¡Lo habéis conseguido! Lo que parecía un sueño imposible de realizar, ya es una realidad. Una vez más se cumple la ley esfuerzo-recompensa. Han sido ¿siete meses?, al pie del cañón, sufriendo el momento del turno, intentando hilar el argumento que dejaban abierto los compañeros anteriores, dando lo mejor de vosotros mismos. Siete meses dan para mucho, no siempre estás en tu mejor momento y, en vuestro caso, el trabajo en grupo os obligaba a seguir adelante sin la oportunidad de quejaros. Contra viento y marea, habéis llevado este gigantesco buque a puerto. Todos unidos, todos conscientes de lo importante del trabajo de cada cual. Y no sólo eso, además, habéis permitido que vuestra proeza fuese pública, encajando golpes y aceptando humildemente (qué bonita palabra) todas las críticas, que seguramente provocaban cierto desaliento. Pero no, los siete habéis seguido sin perder el entusiasmo, unidos y adelante hasta el final. Me quito el sombrero. Lo he dicho alguna vez, os admiro, yo no me creo capaz de trabajar con un grupo tan amplio en una misión tan difícil.
Amando, Anabel, Ana Joyanes, Dácil, Franco, Inma y Marcos GRACIAS, por vuestra paciencia y consideración con los lectores, ha sido un placer conoceros y os deseo lo mejor.
Hasta siempre.

Flamenco Rojo dijo...

Escribir un comentario original se me hace difícil después de leeros…Suscribo lo apuntado por todos. Gracias por permitirme comunicarme con ustedes…ha sido un autentico placer participar en este proyecto, porqué yo me considero parte del mismo…Y doy medalla de oro a los siete plumíferos, de plata a los comentaristas habituales: Isolda, Catherine, María, Ángeles, Mercedes…y de bronce a todos aquellos que habiendo leído no han comentado.

Marcos, has puesto la guinda al pastel…como no podía ser de otra forma. Enhorabuena amigo.

Besos para las damas y abrazos para los caballeros. Seguimos en contacto.

Inma Vinuesa dijo...

Tengo que volver a escribir, porque me he vuelto a deleitar con una lectura lenta y sabrosa de este magnífico capítulo.
Marcos tienes frases que son magistrales, tienes frases que resumen y alimentan detalles de la novela que son cruciales.
Has elaborado un final tan creíble a un proyecto tan increíble que me parece de las cosas más plausibles que has hecho.
Has elaborado un párrafo final con un nacimiento de un hijo dándonos una imagen tan bonita que has convertido el final en un sabor de boca inolvidable.
Vuelvo a darte las GRACIAS por tu grandioso the end.

Amando Carabias María dijo...

Ya sé que es el capítulo de Marcos, pero no me resisto a entrar para agradecer a nuestros comentaristas su tarea, que ha sido más importante de lo que parece, desde el primer día. Desde esas erratas que se señalaron, esos comentarios internos, esas preguntas, esas interpretaciones.
De un modo muy especial, me vais a permitir todos que personalice.
En primer lugar quería destacar con letras de molde y oro a Flamenco Rojo que ha sido, sobre todo al principio, cuando más se requería, nuestro documentalista y se ha pegado unas palizas similares a las de las plumas.
En segundo lugar a Isolda por esos ánimos.
En tercer lugar a Mercedes por su atentísima lectura y porque a pesar de todos sus avatares personales ha estado al pie del cañón en vanguardia y en retaguardia.
A Ángeles por las disecciones brillantes de muchos capítulos.
A María por su fidelidad madrugadora y libre.
A Catherine por ese esfuerzo extra que le ha sido menester realizar para seguir esta obra, ya que su idioma es el francés, y por las piedras que nos trajo, y que a buen seguro también han tenido su porción de influencia.
Perdona, Marcos, por meterme aquí y ahora, pero es que me lo pedía el cuerpo.

Mercedes Pinto dijo...

Por alusiones, ¡gracias Flamenco! y ¡gracias Amando! A estado bien conocernos durante estos meses ¿verdad?

Ángeles Hernández dijo...

"No fue fácil huir de sí misma para encontrar esa verdad que la amordazaba. Sophie tuvo que luchar contra la maleza del bosque, en una espesura asfixiante y húmeda; contra el desierto que invita a soñar con los espejismos, en medio de la soledad incompasible, decorada por cadáveres que surgían a su paso, retorciendo el alma de pena y llanto. Y cuando la ignorancia es saqueada por la verdad, allá en lo más profundo, duele, como un dolor que muerde, como una traición que mata".

Como despedida y para continúar con mi manera de hacer, copio este pequeño fragmento del capítulo final porque me gusta mucho y porque a mi entender es la síntesis, la gota del elixir más puro, tanto de este capítulo como de toda la novela.
La novela empezó con Sophie como chica de Edimburgo enferma, cojita y casi autista -engañada y protegida- y termina con la huída de aquella Sophie para encontrar la verdad.

Como soy dada a enrollarme señalaría muchos otros párrafos pero ya lo habéis hecho los demás. El capítulo da mucho de sí, la novela también y una vez finalizada no ha lugar a seguir comentando.

...sigue.....

María dijo...

SE BUSCA NOMBRE

La gestación de esta novela, ha llegado a término felizmente, la hemos visto crecer, capítulo a capítulo, como en una ecografía y por fin ha nacido, aunque el parto ha sido duro, ya la tenemos entre nosotros, pero ¿CÓMO SE VA A LLAMAR LA CRIATURA?

Ángeles Hernández dijo...

..sigue..

No me había dado cuenta de que llevábamos siete meses. Mirando hacía atrás compruebo que el primer capítulo de Inma apareció el 28 de abril, justo cuando mi vida dio un giro copernicano y cambié Asturias por Extremadura. Ese día no podía imaginar cuánto iba a aprender, cuánto iba a disfrutar y qué escritores y personas iban a pasar a formar parte de mi día a día (buena compañía de este casi destierro)

Dacil, Inma, Anabel, Ana, FranCo, Marcos, Amando sólo quiero daros las gracias, desearos muchísima suerte y mandaros un abrazo porque todos los piropos que se me ocurren ya están dichos. Os echaré de menos y espero que nos tengáis al tanto del camino que a partir de ahora siga vuestro (nuestro) proyecto.

Flamenco, Isolda , Mercedes a vosotros ya os lo di personalmente. Catherine, María espero que pronto tenga la oportunidad de conoceros y de poder colaborar, aunque sea de refilón, en proyectos tan apasionantes, emocionantes y creativos como éste.

Vaya colocón afectivo que me ha dado, la hora de las despedidas es siempre dura pero : ¿quién dijo miedo?, el camino es largo y nos encontraremos, yo al menos estaré atenta.

PilarA dijo...

Aquella noche zaragozana de primeros de octubre, el destino jugó bien sus cartas, al forzar el azar para que Marcos fuera quien pusiera punto y final a esta aventura. Con pluma certera ha ido anudando todos los cabos para terminar la historia con un final redondo y sorprendente. ¡Muy bien Marcos!, sabía que no nos ibas a fallar. Un beso.

PilarA dijo...

Y quiero añadir mi felicitación cargada de admiración y cariño para estos 7 plumíferos, geniales escritores y mejores personas. Habéis sido valientes y osados y la recompensa es esta joyita a la que a mí me gustaría tener pronto entre las manos, acariciar sus páginas, es decir verla editada. Todo mi cariño para Inma Vinuesa, Ana Joyanes, Dácil Martín, Amando Carabias, Marcos Alonso, Francisco Concepción y mi querida Anabel Consejo.

FranCo dijo...

Marcos, veo que adelantaste la publicación del final. He llegado al final de la fiesta. Pero queda mucha bebida y canapés.
Imprimo el capítulo y me voy a disfrutarlo leyéndolo. Todos los días no se acaba una novela.
Mañana comento. Quiero saborearlo.

Dacil martin dijo...

Ha sido un final grandioso, de esos que dejan flotando la reflexión sobre el pesado de Sophie, la desparición de su abuelo, el asesinato cruel de sus padres, la codicia que lleva a los actos despiadados, la trastienda de los personajes de Escobedo, Walter, Thomas Donalson..., el resurgir de un perdedor como es Sapo, la justificada alegría que a borbotones derrocha Sophie por las caricias de su pequeño Jackie, el eslabón que enhebra la esperanza.

Y recordando lo expuesto en la primera estrofa y última, decir que son dignas de las grandes novelas.

"...Como cristales retorcidos del alma que impiden ver la transparencia con serenidad, los ojos de Sophie se columpiaban desde esa posición. Con su cabeza invertida, bocabajo, desde los pies de la cama, su pelo corto amenazaba con lanzarse al vacío. ..."
"... más allá un sol sangrante se extendía por la bahía inundando las aguas del puerto que se transformaban en espejos cortantes y sus destellos alcanzaban casi a quemarropa la barriga de cristal del inmenso edificio. La tibia primavera nipona acariciaba el aire destemplado hasta convertirlo en un fecundo soplo que despierta a la naturaleza y los sentidos con sus desperezados retoños y su perfume celebrando la llegada de la vida.
En ese momento cuando la oscuridad sobrevolaba Edimburgo, la luz se apoderaba de Osaka aclarando el día como un deseo incontenible..."

Por todo ello, Marcos, te felicito. Es un orgullo plumífero que hayas terminado la novela con tan hermosas palabras.
Un abrazo grande para ti y para todos los fieles lectores y compañeros de esta extraordinaria aventura. Que si bien ha culminado en su escritura, está pendiente aún de muchas vivencias por disfrutar.

Marcos Alonso dijo...

Pido disculpas por llegar nuevamente tarde, aunque ya cuento con el comodín de "este Marcos no tiene remedio".

En primer lugar quiero agradecer con todo el alma esos elogios en gran parte fruto de esa generosidad y entrega que siempre hacen todos los miembros de esta gran familia de 7P.

Y por otro lado sumarme a esta fiesta de final de viaje. Ha sido un largo viaje pero que ha pasado rápido, como corresponde a todo lo que es intenso e ilusionante en un ambiente fraternal entre personas extraordinarias a las que apetece conocer.

La criatura, sietemesina, como no podía ser de otra manera, nos resulta hermosa y rolliza ( ¿Qué van a decir los padres, tíos, primos y demás familia?) y se ve sana y vital. Ya habrá tiempo de buscarle los fallos y ponerle remedio. Gracias y enhorabuena a todos.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Ängeles, una vez más por tus comentarios y tu gran capacidad de análisis que tanto nos ha iluminado.

Ciertamente este capítulo final tiene algo de especial. En Zaragoza surgió unos mínimos para el final de la novela que me permitió, con antelación y tranquilidad, ir dando forma desde Osaka y desde la distancia que marca el tiempo ese ambiente propicio que acogería los últimos hechos. El resto era sólo esperar a que el barco se acercara. Ana redujo motores y me lo puso a huevo tirándome las amarras que pude recoger sin grandes dificultades.

Grandes besos desde Osaka.

Marcos Alonso dijo...

ANA: Mil gracias por tu comentario.

Ya sabes que la historia, y eso es lo mágico de esta aventura, nos ha ido "sincronizando" y en cada vuelta los capítulos se solapaban cada vez mejor. También ocurría lo mismo con la temática, de tal manera que creo que todos habríamos terminado o escrito el final de la misma manera:

Sintiéndolo por las Jackistas, era conveniente matar a Jack para redimir totalmente su figura y permitir a una Sophie sóla, triunfal, sin competir ni compartir con nadie la gloria del vencedor. Sapo inesperadamente fue creciendo desde la nada, sorpendiéndonos gratamente. realmente se merecía el perdón y la felicidad, con mujer, churumbeles, copa y puro incluidos.

Evitar el vacío era primordial: jackie, el éxito laboral, nuevos aires, su dedicación y entrega absoluta a una buena causa permitía, aunque fuese con silicona llenar esos huecos que nos hubiese entristecidos.

Marcos Alonso dijo...

AMANDO: Gracias por tu comentario. En él comentas como el final se ha convertido en un collage de distintos hechos que se entremezclan en el tiempo. Creo que era la mejor manera para salvar las distancias e ir tapando huecos. también a modo de recapitulación era una forma de recordar a casi todos los personajes para que éstos tuviesen la oportunidad de despedirse. Creo que hubo algo de suerte y sonó la flauta. Al menos recuerdo el caso del diario y la carta que estaba en la caja, no sabía como darle sentido. No sé como pensé en la hipnosis, fue un churro como decimos al menos aquí, permitiendo unificar y dar respuesta a todo; el estado hipnótico de Sophie al salir del callejón, el que no recordara nada, las frases del diario, encontrar el tesoro nazi de las piedras preciosas, las pesadillas, el interés de los "malos" por Sophie...

Amando Carabias María dijo...

Es verdad que hay churros que dan títulos; pero yo no diría que ha sido un churro, creo que apuntaste a la misma escuadra, para que entrara por ahí y rompiera cualquier telaraña que quedase.
Al saber, algunos le llaman suerte.

Marcos Alonso dijo...

Gracias MARIA. Quizá deba recordarte que esta novela es un triunfo de todos: los que escribimos, los que leemos, informan, aconsejan, corrigen, animan, por tanto enhorabuena y gracias a ti también.

Marcos Alonso dijo...

INMA: gracias compañera. Me encantaría tener esa sensibilidad tuya para olfatear con tanta intensidad y expresar lo que sientes con esa fuerza desbordante. Ya dije antes que el ir y venir por el presente y pasado me dio la oprtunidad de recorrer toda la novela sin necesidad de precisar hechos que se dejaban a la intuición del lector para que las rematara. Para eso tenemos unos lectores excepcionales.

Lo de el niño creo que ha sido un error, notaba algo en la miarada de Sophie y me he dado cuenta tarde ¡Ella prefería una niña!

Marcos Alonso dijo...

Gracias ISOLDA, es un placer, una alegría inmensa compartir estas sensaciones entre todos.

Marcos Alonso dijo...

Gracias ANABEL por tu elogioso comentario, aunque ya sabes que este capítulo está escrito con la misma tinta, la que ha hecho que el engranaje de las piezas le de una precisión suiza a este reloj. Y hablando de reloj, recordemos que es la hora de la celebración, pero confesémoslo todos miramos de reopjo y nos surge esa pregunta que haces ¿Y eso es todo amigos? ¿Y ahora? Puajo! creo qe pronto tendremos que sufrir el mono cuando se nos acabe esta droga.

Ana J. dijo...

Totalmente de acuerdo, Amando.
Pero es que es más. Yo creo que si alguien ha tenido una idea clara de lo que era la historia, ese es Marcos.
Nos ha ido presentando en muchos de sus capítulos personajes, situaciones y organizaciones que al final han sido el núcleo de la historia.
Nos ha hecho sudar tinta (o bytes, creo que sería más apropiado) para poder comprender y fijar las relaciones entre unos y otros. Pero eso es lo bueno que tienen las cosas difíciles, que se te graban, que te hacen crecer y que dan buenos frutos.
Creo que este es el mejor ejemplo y quiero darte las gracias desde aquí porque no solo nos has obligado a hacer un ejercicio mental considerable sino que has sabido dar coherencia y crear un estupendo colofón a esta historia nuestra.
Por supuesto, todos hemos aportado nuestro granito de arena. Para mí, Sophie siempre estará asociada a Inma (impagable), Sapo a Dácil (¿quién iba a decirnos que sería uno de los niños de nuestros ojos?), Deborah a Marcos (muchas cosas tienes tú asociadas, ahora que lo pienso, aunque su creador fue Amando, que no me olvido de ese detalle que ha resultado crucial en la historia), Cramond y su siniestra callejuela, que ha sido vital en el desarrollo del personaje de Sophie y su vida azarosa, a Anabel, Edward y Hutton a Amando (sin aparecer apenas, han sido claves para el argumento), Escobedo a FranCo (aunque nunca te perdonaré que dijeras de él que era poca cosa, físicamente hablando). Y me vais a permitir que me asocie con Jack, mi personaje del alma, que tantos quebraderos de cabeza nos ha dado a Jackistas y No Jackistas.
Y no me enrollo más, que aquí quien tiene que hablar es Marcos.
De nuevo, ENHORABUENA a Marcos y a todos nosotros. Estamos de fiesta.

Marcos Alonso dijo...

Gracias MERCEDES. Creo que este ilusionate proyecto, y lo dice un pesimista que no creía demasiado en este viaje inicialmente, no hubiese sido posible sin la colaboración de amigos y amigas como tú con su capacidad, dedicación y entrega. Mil gracias.

Sorprende ahora que me he dado cuenta como los supervivientes de este viaje, además de Sophie, son aquellos personajes insignificantes por los que nadie no apostaba ni un penique ¿Qué equivocados e injustos fuimos con ellos!

Marcos Alonso dijo...

Gracias FLAMENCO por tus medallas. Por cierto que debemos dar una, aunque para ello debemos analizar los comentarios. Me refiero al comentario tempranero donde tú pareces un candidato solvente. También he de decir que además de los comentaristas de sobra conocidos nos ha leído mucha gente y me ha sorprendido como de forma anónima o mandándome un correo me han sugerido ideas o formas para mejorar el texto leído. Me estoy acordado por ejemplo de Pepe Gonce al que le mando un caluroso abrazo

Marcos Alonso dijo...

Suscribo todas y cada una de las palabras de AMANDO, al que le agradesco su comentario porque no hubiese sabido explicarlo mejor. Así con el permiso de Amando, repito lo dicho:

Ya sé que es el capítulo de Marcos, pero no me resisto a entrar para agradecer a nuestros comentaristas su tarea, que ha sido más importante de lo que parece, desde el primer día. Desde esas erratas que se señalaron, esos comentarios internos, esas preguntas, esas interpretaciones.
De un modo muy especial, me vais a permitir todos que personalice.
En primer lugar quería destacar con letras de molde y oro a Flamenco Rojo que ha sido, sobre todo al principio, cuando más se requería, nuestro documentalista y se ha pegado unas palizas similares a las de las plumas.
En segundo lugar a Isolda por esos ánimos.
En tercer lugar a Mercedes por su atentísima lectura y porque a pesar de todos sus avatares personales ha estado al pie del cañón en vanguardia y en retaguardia.
A Ángeles por las disecciones brillantes de muchos capítulos.
A María por su fidelidad madrugadora y libre.
A Catherine por ese esfuerzo extra que le ha sido menester realizar para seguir esta obra, ya que su idioma es el francés, y por las piedras que nos trajo, y que a buen seguro también han tenido su porción de influencia.
Perdona, Marcos, por meterme aquí y ahora, pero es que me lo pedía el cuerpo.

Mercedes Pinto dijo...

No hay de qué, Marcos, como ya he dicho en tantas ocasiones, la primera beneficiada en esta aventura he sido yo. He aprendido, he encontrado amigos, he disfrutado... ¿Qué más se puede pedir?
Seguiré de cerca el desembarco de este gran buque, ya atracado en puerto.
De nuevos, siete abrazos.

Marcos Alonso dijo...

Gracias nuevamente Ángeles por tus palabras y por recordar ese párrafo que redescubro.

Un gran abrazo y no censures tus sentimientos y emociones porque en esta fiesta debe fluir todo ¡Qué corra el champán y los abrazos!

Marcos Alonso dijo...

MARÍA: No se si estoy autorizado a decirlo pero creo que la criatura tiene nombre:

-------- -- ---------


Sólo tienen que ponerles las letras correspondientes

Marcos Alonso dijo...

Hay premio para el acertante

Marcos Alonso dijo...

Tengo que recordar que la culpa de que yo escribiera este final la tiene una amiga, una nueva amiga, de esas que conoces un día y te das cuenta que la habías estado esperando toda la vida, una mujer que sorprende y agrada por el calor que desprende y su capacidad que asombra. Ella PILAR fue la mano inocente y malvada que cogió el número 6 en Zaragoza. Todos miraban para mí y yo, entretenido con mi JB con 7up, me preguntaba ¿Qué..?


Un enorme abrazo querida maña.

Marcos Alonso dijo...

Bueno y ya tenemos aquí al culpable FRANCO, cada vez que aparece temblamos sólo de preguntarnos ¿y ahora que se le habra ocurrido...?
es un temblor de miedo y excitación a la vez.

Un abrazo y gracias por meternos en este periplo inolvidable.

Marcos Alonso dijo...

GRacias DÁCIL: Me encanta ese resumen que haces "(...)flotando la reflexión sobre el pasado de Sophie, la desaparición de su abuelo, el asesinato cruel de sus padres, la codicia que lleva a los actos despiadados, la trastienda de los personajes de Escobedo, Walter, Thomas Donalson..., el resurgir de un perdedor como es Sapo, la justificada alegría que a borbotones derrocha Sophie por las caricias de su pequeño Jackie, el eslabón que enhebra la esperanza(...)

Una vez más decir que ha sido un placer compartir pluma contigo y con todos en esta experiencia inolvidable, en ka que coincido que aún nos deparara nuevas aventuras entre peligrosos caminos y grandes adversidades.

Amando Carabias María dijo...

Propongo desde ya que esa frase que has remarcado de Dácil, forme parte de la contraportada o la solapa del libro. Es una propuesta muy firme y muy seria.
Ya la tengo copiada en mi equipo, por si llegan los malos y vuelan este sitio.

Ana J. dijo...

Me voy a permitir discrepar, Amando. Aunque me parece un resumen maravilloso, en la contraportada del libro destriparía el argumento. Y recuerda que queremos que lo lean otras personas que no lo conocen.
Me da pena ser una aguafiestas, porque el párrafo es genial, pero creo que debo decirlo.
Besos

Amando Carabias María dijo...

Sí, Ana..., tienes razón.
Pero se puede tomar como base y sobre él elaborar este texto. Lo digo porque me parece que tiene la virtud de que puede ser atractivo para un posible lector que entre en una librería y eche un vistazo.
Algo así:

"Flota la reflexión sobre el pasado de Sophie, desapariciones, asesinatos, codicia que lleva hasta actos despiadados, oscuras trastiendas de vidas enigmáticas, resurgir de perdedores…"

Ana J. dijo...

Sí, así estaría estupendo.
Más besos

María dijo...

Marcos, respecto a que el bebe de Sophie, tu piensas que ella habría preferido niña, Yo creo que no. En las circunstancias en que ese niño fue concebido y la triste pérdida de Jack, estoy segura que Sophie es muy feliz con su niño y si encima se parece a su papa...
De todas formas, sería algo fácil de cambiar.

Ángeles Hernández dijo...

Hola lllego tarde, parece que hay fiesta.......

Vivan los novios!!!, los siete y el acompañamiento.

Marcos se te ha escapado. ¿No vais a decirnos el título?,

Una pista porfa...

Vaya pena, este miércoles ¿a quién esperaremos? ¿se va a cerrar el blog?, ¿habra noticias?.


Muchísimos besos de nuevo, no nos olvidéis Á

Ángeles Hernández dijo...

A las Jackista nos gusta el Jack que ha resultado ser, aunque haya muerto.

Sophie no está con él pero está gracias a él y con el recuerdo permanente del resultado tangible de su amorque tan feliz la hace.

Reivindicábamos al personaje honesto ya veces tuvimos miedode que fuera uno más para engañar a Sophie.

Es verdad la importancia de los secundarios. al final todos han tenido un importante papel y su perfil queda dibujado con bastante profundidad en la de ellos.

Con Sapito enamorado y generoso, cuidando niños, y Sophie de ONgista rica, madre, estable, feliz y locutora
yo, lectora me siento encantada.

El título tiene tres palabras: la del medio es un bisilabo : en, de, el o la. dos palabras de ocho y nueve letras sin artículo delante: ........ en/de Edimburgo ? Aventura? Tragedia?
callejas?

Ay, no seais tan duros.
Franco cuenta algo que estás muy callado.

Ya no puedo despedirme sin abrazos Á

Marcos Alonso dijo...

Creo que he sido muy malo, pero bueno para poder redimir ahí va algo del título (se puede decir compis?)


-------- E- ---------

Marcos Alonso dijo...

"Flota la reflexión sobre el pasado de Sophie, desapariciones, asesinatos, codicia que lleva hasta actos despiadados, oscuras trastiendas de vidas enigmáticas, resurgir de perdedores..."

A mí también me gutsa, Amando.

Isolda dijo...

A mí también me parece perfecta la frase. Es cuestión de sumar los votos.
Besos Marcos.

Marcos Alonso dijo...

ANA: Mi trato con Deborah ha sido escaso al contarrio que mi admiración. De entrada me gustaba esa chica guapa sin llegar a tonta, traviesamente simpática y aparentemente superficial. Luego la vimos por dentro: sus deseos y sentimientos hervían por Jack, utilizando sus armas para enfrentarse con la competencia y despreciar a los que miraban su trasero aunque luego utilizase su cuerpo para seducir a Carlos Escobedo. Nos quejamos de su ineficacia para comprobar como estaba involucrada hasta el cuello en distintas investigaciones para otras tantas organizaciones. Era mucho más lista de lo que parecía, ya lo advertimos cuando descubrió nada más y nada menos que a Carlos Escobedo y sus maniobras. No es de extrañar que ese agente de la Inteligencia británica que cometió sus errores y que se vio envuelta en las redes de la codicia terminase expuesto en la arena. Me parece una de las imágenes más impactante de la novela. Solo (sin acento) espero que haya ido al infierno, allí tendrá el ambiente propicio a su carácter, un lugar donde investigar sucios negocios y ser el centro de atención.

María dijo...

Marcos,la pista es esa E solitaria.

------- En Edimburgo ¿Pero el qué?

Es ¿Traición En Edimburgo?,

¿Muerte En Edimburgo?,

¿Intriga En Edimburgo?,

¿Sophie En Edimburgo?


Por favor pon alguna letrica más.

Marcos Alonso dijo...

-----E-E E- E--------


Y YA ESTÄ

Isolda dijo...

Si hay que jugar al ahorcado, juguemos. Voy a lo seguro, creo: la D? M?, B? o tal vez la G?
O a lo mejor estamos esperando la maquetación de la portada....
Decid algo, no?
Besos

María dijo...

Vamos chicas que no se me ocurre nada.

Parece que lo que sea------ en Edimburgo. ¿Pero qué?

Ángeles Hernández dijo...

Vaya, me confundí y se lo mandé a Marcoe en vez de al blog

ANOCHECE EN EDIMBURGO

María dijo...

Gracias Ángeles, eso encaja, por fin.
Es perfecto, ANOCHECE EN EDIMBURGO.

Ya estaba yo mirando, en el diccionario de la RAE, como loca.

PilarA dijo...

Gracias Marcos por tu generosidad para conmigo, me gustaria ser merecedora de ella.Besos

Ángeles Hernández dijo...

Estuve un ratito jugando con diferentes letras , ele, eme, ese, ECE...
y pensé: amanece en Edimburgo, luego vi que me faltaba una letra y salió anochece.

Aún no nos han confirmado si el título es ése pero cuando lo escribí me pareció excelente y lo vi claro.
Espero no haberme equivocado aunque ¿qué más da?.

Besos a todas y todos Á.

Marcos Alonso dijo...

Caliente, caliente

Marcos Alonso dijo...

Estás muy cerca Ángeles

Marcos Alonso dijo...

El que acierte el título propuesto tendrá una cena gratis con Sir Thomas Donaldson servida por el mismísimo Walter O'Rourke, con tango argentino interpretado por Carlos Escobedo acompañado por Sapo a las Maracas, mientras el baile estará a cargo de Sophie.

Flamenco Rojo dijo...

Ángeles ¿Pudira ser?

ADORMECE EN EDIMBURGO

Marcos Alonso dijo...

No, no, no..

Es un poco más despierto, Flamenco.

Flamenco Rojo dijo...

Vale Marcos, ya lo tengo...

HAMANECE EN EDIMBURGO

Jajajaja...

Perdona Catherine, es una broma, no pretendo liarla.

María dijo...

Pues si no es "anochece", tendré que sacar otra vez el diccionario,
pero sólo me cabe "oscurece".

Ángeles Hernández dijo...

AMANECE EN EDIMBURGO no puede ser pues los guiones de la primera letra son ocho y esta palabra tiene siete.

seguiremos buscando, nunca un pasatiempo me dio tanto quéhacer, y eso que lo has puesto fácil.

Se nos está quedando el cerebro seco, Flamenco amigo.

Flamenco Rojo dijo...

Ángeles...estoy convencido que la cena la ha ganado María...

OSCURECE EN EDIMBURGO

Inma Vinuesa dijo...

Marcos eres la leche, esa cena si que es un premio apetitoso.
Jajaja, estás formando un galimatías que no veas...
Un besote a todos

Marcos Alonso dijo...

Muy bueno Flamenco, pero esa forma de amanecer sería una pesadilla para la RAE.

María solo puede ser oscurece?

Marcos Alonso dijo...

Voy a consultarlo Flamenco

Marcos Alonso dijo...

Creo que ha habido un error al parecer no es Edimburgo

Flamenco Rojo dijo...

La madre que te pariooooo Marcos...y el padre que te hicioooooo. Después de una horaaaaaa. Eres un canalla...y un bebé que solo toma lecha de la teta de su madre.

Marcos Alonso dijo...

Finalmente me pasan una nota confirmando la respuesta de María como la correcta.

Enhorabuena María

Flamenco Rojo dijo...

Lo sospeché desde un principio...No contaban con mi astucia.

El Chapulín Colorao.

Isolda dijo...

Claro, es verdad. en eeeeOSAKA
Nos estais vacilando un pelin, diría yo.

Marcos Alonso dijo...

Jajaja, Flamenco, no había leído tu comentario.

Ángeles Hernández dijo...

Oscurece suena mal. Amanece y anochece bien.
Permanece en edimburgo es raro
Acontece en ...También raro
Esclarece no existe
Entontece, poco creíble.

¿No te habrás equivocado con los espacios Marquitos bromista?

Además yo no quiero cenar con esos edimburgueses , Tomas, pufff, está suicidado.
Mi premio sería cenar con las siete plumas y sesi medallas y me conformo con haberme aproximado

Mañana ciamdop me levante lo leeré, hoy estoy ya muy perjudicada (pero contenta)

Desde la somnolencia que me va cerrando los ojos abrazos apretaos

Marcos Alonso dijo...

Si Isolda, perdona la broma, Flamenco tiene razón cuando habla de mi actitud infantil, no puedo evitarlo.


Hay una frase final en la novela que aclara esto,o escurece según se entienda

Marcos Alonso dijo...

Eso está hecho Ángeles, entre los siete lo organizamos ¡YO me apunto a las maracas!

Ángeles Hernández dijo...

"En ese momento cuando la oscuridad sobrevolaba Edimburgo, la luz se apoderaba de Osaka aclarando el día como un deseo incontenible".

FELICIDADES MARIA, TU CENAS CON THOMAS.

Yo me apunto a las maracas de Marcos y a las plumas y medallas (de oro ,plata y bronce de los "lapas".

Isolda dijo...

Si me río también Marcos. Entonces, ¿es seguro que ha ganado María? Enhorabuena pues, pero que te pongan la mesa alejadita de Sapo y no digo más, que luego tó se sabe.
Besos a la ganadora!

Marcos Alonso dijo...

Angeles se me olvidaba hay que ir vestido de traje esciocés de gala.


Isolda: Pobre Sapo, si parece muy mono en el dibujo de Inma

Ángeles Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

No creo que seáis capaces, de hacerle semejante faena, a esta pobre abuelica, que no está para cenas escocesas. Socorrooooo...

Marcos Alonso dijo...

Vaya pues es una cuestion interesante a tener en cuenta Ángeles

Marcos Alonso dijo...

Lo siento María a cenar con el THomas

María dijo...

Mira Marcos, dada mi avanzada edad, te nombro mi representante, para tan magno acontecimiento. Espero que estés a la altura de los compañeros de cena.
A mi me mandas un vídeo, pa verlo tranquilica en mi casa.

PilarA dijo...

Me gusta el título elegido: OSCURECE EN EDIMBURGO, es enigmático y atrayente. Yo no dudaría en comprarme un nóvela con ese título. El único defecto que le encuentro es que no se me ocurrió a mí. :-)

María dijo...

Marcos, espero que estés preparando el Kilt, pues no quiero que nos dejes en mal lugar.

Hasta mañana, que esta abuelica, se va a la cama.

Amando Carabias María dijo...

Llego tardísimo, pero he estado en otras cuestiones, como podréis comprobar.
"Oscurece en Edimburgo", me parece un título hermoso, poético, enigmático, simbólico...
Sin emabargo, Anochece en Edimburgo sólo hace referencia a un concepto, por así decir, el campo semántico es más estrecho o concreto.
Oscurecer abarca más posibilidades.
Quizá por eso en cuanto salió me apunté a él.
Desde esa noche en Zaragoza, no tuve duda... Oscurece en Edimburgo y el sol se asoma en Osaka, o como ha escrito este chico tan bromista y fantástico:
"Los gritos y la risa asfixiante de la joven directora resumían su estado pletórico, inundando la habitación de una calida felicidad, que se concentraba en aquel muñeco, más allá un sol sangrante se extendía por la bahía inundando las aguas del puerto que se transformaban en espejos cortantes y sus destellos alcanzaban casi a quemarropa la barriga de cristal del inmenso edificio. La tibia primavera nipona acariciaba el aire destemplado hasta convertirlo en un fecundo soplo que despierta a la naturaleza y los sentidos con sus desperezados retoños y su perfume celebrando la llegada de la vida.
En ese momento cuando la oscuridad sobrevolaba Edimburgo, la luz se apoderaba de Osaka aclarando el día como un deseo incontenible."

FranCo dijo...

JODER; JODER y JODER, 100 comentarios. Llego tarde, a comentar el capítulo y me encuentro con una fiesta montada por todo lo alto. Lo siento, los últimos fines de semana estoy fuera de juego en el municipio de Ana J.

Paso a comentar el capítulo de Marcos, con urgencia por ir a leer los comentarios de dicha fiesta.

Anoche imprimí el capítulo y me lo llevé a la cama para leerlo. No podía imaginar un mejor final Marcos. Hoy volveré a leerlo, necesito el néctar literario que emana de muchos de sus párrafos. Has cerrado un complejo, complicadísimo argumento de la mejor forma literaria. Haciendo literatura. Cada día creces más Marcos.
Has escogido la forma de cierre del cine americano. Un cierre feliz del personaje, aunque era complicado tal y como venía la historia de darle una capa de barniz que nos ha dejado la conclusión de un Sophie (la verdadera protagonista) como ganadora. Repito que era complicado.

Me voy con urgencia a leer los 100 comentarios que tengo pendiente. Un millón de felicidades y OLE¡¡ por tu valentía al aceptar el marrón de cerrar esta locura en la que nos metimos todos.

FranCo dijo...

Tengo la impresión de Fiesta.

7 Plumas está de fiesta. Nuestros Amigos, Lectores, Seguidores y Plumas. Me encuentro como debajo de los fuegos artificiales, de colores, formas y diferentes sonidos.

Desde el inicio del proyecto confié en que llegaríamos al final, que tendríamos lectores que nos siguieran y todo se ha desarrollado casi como tenía imaginado. Pero nunca llegué a pensar que coincidieran en el proyecto un grupo de gente tan de P. Madre. Unos amigos que han paseado con nosotros por Edimburgo, que han presenciado asesinatos y han estado presentes en diálogos tirantes en tabernas y hospitales… Amigos que han empleado su energía, sus pensamientos, y su tiempo en compartirlo con nosotros. Amigos que sabían de la historia muchos más que yo. No me lo imaginaba ni de lejos.

Gracias, Pilar, Ángeles, María, Isolda, Mercedes, Flamenco, catherine, Anabel, Marcos, Ana, Dácil, Amando, Inma y a todos aquellos que se me olvidan en este momento por culpa de mi mala cabeza.

Quisiéramos contar siempre con ustedes para la siguiente fiesta.

Esto es apuntarse a caballo ganador... !Ya lo sé¡ Lo siento.
Gracias
Besos y abrazos Amigos es mayúsculas.

catherine dijo...

Uf,llego muy tarde pero antes del centésimo comentario. (:
Sólo destacaré unas palabras al principio de tu capítulo maravilloso, Marcos: con su "victoria sobre su pasado" Sophie "se erigió para crecer y ser lo que ahora era", y una frase misteriosa "el hilo muy fino y delicado que la ataba al pasado del lejano Edimburgo" y que se esclarece en la última parte.
Después de una vuelta al mundo llegamos al Imperio del Sol naciente, nueva vida, the end. Así que el título que proponéis es perfecto.
Creo que al hilo de los capítulos la novela se hizo cada vez más époustouflante (perfecto Ana) y encuentro otro adjectivo para los amateurs, ébouriffante, que pone los pelos de punta.
Este capítulo es el del regreso a la calma, como cuando haces galopar un caballo, pues tiene que tranquilizarse. Es digno del trabajo de Scout, Marcos te veo ministro.
Sólo añadir que descubrí el texto el sábado o el domingo muy de madrugada y que siento haber perdido la fiesta.
Hasta luego, amigos Plumistas y comentaristas. Muchos besos para todos y enhorabuena a las medallas de oro.

Susana Inés Nicolini dijo...

Hola Marcos Alonso: En primer lugar agradecerte que te hayas hecho seguidor de dos de mis blogs, y luego decirte que me quedo sorprendida de lo leido en éste. Seguiré leyéndo toda la novela. ¡Felicitaciones! me parece brillante.
Un abrazo desde Ciudad de Buenos Aires

Marcos Alonso dijo...

María te agradezco que me hayas cedido el honor de cenar con Sir Thomas, pero sintiéndolo mucho he de decirte que la falda escocesa me sienta horrorosamente mal.

Marcos Alonso dijo...

PILAR, seguro que se te hubiese ocurrido otro mejor.

Abrazos

Marcos Alonso dijo...

si AMANDO, no sé sis es igual que las canciones que se hacen populares o la misma publicidad cuanto más lo oye mejor te suena.

Marcos Alonso dijo...

Gracias FRANCO, desde luego el resultado de este (sin acento) como los demás capítulos es producto de la Ilusión y la confianza que nos genera ese ambiente mágico de personas entregadas a una pasión leer y escribir. Es lógico que esta gran familia nos unamos a compartir nuestro júbilo y alegría al llegar al final del camino. Y quién sabe si habrá otros caminos que recorrer, ya no nos importará llegar al final, será suficiente con caminar.

Marcos Alonso dijo...

Muchísimas gracias CATHERINE por tus palabras, aunque algunas haya tenido que apuntarlas para averiguar su significado "...époustouflante (perfecto Ana) y encuentro otro adjectivo para los amateurs, ébouriffante..." Es admirable interés por la lengua castellana y como analizas hasta el menor de los detalles. Efectivamente ese débil hilo que une a Sophie con Edimburgo es el pequeño Jack.

PD: No te preocupes por la fiesta que la repetimos cuantas veces haga falta.
Un abrazo

Marcos Alonso dijo...

Gracias Susana y bienvenida a 7Plumas, como habrás visto es un proyecto de siete autores y muchos amigos donde ya te incluyo.

Un abrazo

Ángeles Hernández dijo...

Eso, eso, seguimos, hoy toca relatopor ser miércoles y aquí estamos fieles a la cita.

Hoy seguimos con la fiesta y esperando los nuevos proyectos. No temais , somos pacientes.

Buenas y gélidas noches Á