12 nov. 2010

Revisando



Venía a decir ahora, solamente, que el trabajo de revisor también está siendo apasionante. Ya he corregido mis capítulos, al menos por encima (todavía los revisaré más veces). Estoy seguro de una cosa, las mayores correcciones están al principio de la novela. Y no son de muy grueso calibre, con frases cortas o alguna palabra creo que se resolverán.

En el capítulo 3 ya figura una alusión al gusto por los versos de Sophie, que también ha incluido Inma en el primer capítulo. De este modo queda explicada la aparición de ese verso que reaparece varias veces en la novela, así como los poemas que Dácil introduce en alguna ocasión.
El capítulo 10, donde Sophie llega al bosque a buscar la caja, escrito como un monólogo interior, le he aligerado de palabrotas, porque rompe todo el tono de la novela. Alguna queda, claro, pero cuando los tacos se introducen en un diálogo parece que quedan mejor.
En el capítulo en que entramos en el geriátrico, he añadido alguna explicación sobre el asunto del Santo Grial, procurando darle el sentido más simbólico del que se habló en los comentarios, como de carácter genérico. De paso, durante su relectura, he descubierto que a Hutton se le escapó o mezcló a Purplestone y al MI5 como al final resultó ser. Lo cual me incita a pensar en una honda lectura de Marcos.
A partir de ahí, las correcciones creo que no son de tanto calado.

Todos esperamos que si veis alguna cosa, lo digáis. Ahora mismo es el momento oportuno para verlo y debatirlo y que cada autor decida. Esto es importante, cada autor decidirá en qué modo, de haberlas, estas sugerencias serán tenidas en cuenta.
Señoras y señores, amigos y amigas lectores (incluso los que nos siguen en silencio), continuamos con la tarea en marcha, y, por ser fieles al espíritu del proyecto, esta nueva fase sigue abierta al público, como si fuéramos cocineros y pinches de un restaurante japonés.

5 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Pues que ustedes lo revisen bien...Que nosotros lo disfrutaremos.


Abrazo fuerte.

catherine dijo...

Yo que una amiga llama pinche había notado algunas errores de teclado y de concordancia de los tiempos en varios capítulos.
¡Ah! los poemas de Dácil una delicia y todos los versos son muy importantes.

Ana J. dijo...

Ya he expresado mis sentimientos respecto a la corrección en el post de Inma.
Me das mucha envidia, Amando.
Quiero parte de ese entusiasmo por la revisión, que falta me va a hacer.
Besos grandes a todos

Amando Carabias María dijo...

Muchas gracias, Flamenco.

Estamos en esos detalles, Catherine, esperemos que quede todo bien pulido.

Querida, Ana, tú tienes experiencia y sabes que puede ser un pelín rollo, pero al final es más 'cabreante' descubrir las erratas, los errores y los gazapos cuando la impresión está hecha...
Esto como lo de repasar antes de los exámenes. Luego, cuando la nota es buena, da por muy bien empleado ese tiempo tedioso y en apariencia tan inútil.

Ángeles Hernández dijo...

Estos días he estado un poco ausente del blog y me encanta descubrir que seguimos actuando.

No he releido la novela, algunos capítulos los revisé en su día y los envié con correcciones de erratas, grmaticales y sintácticas que los autores recogieron.

creo que para un comentarista es demasiado arduo orregir toda la novela, sobre todo enlo referente a cambio de partes del texto.

Sí que me ofrezco para una revisión de erratas, concordancias, sintaxis etc etc, si a alguno de vosotros en concreto le apetece que le eche una mano (me lo decís al privado y yo
lo reviso en el tiempo que me digáis, ya sabéis que cuatro ojos ven más que dos).

Es solo un ofrecimiento no vinculante para vosotros, una idea por si acaso os apetece.

Por lo demás digo como Flamenco : que ustedes lo revisen bien y un abrazo desde el observatorio de lectores. Á.