10 ene. 2011

Se acabaron las excusas



Han terminado las fiestas. Se han terminado la excusas. Nuestro proyecto ha reposado durante este periodo. Lo hemos dejado madurar. Hemos conseguido que baje la llama de la efervescencia y una posible euforia. No le ha venido nada mal. Y la llama sigue encendida. Ahora toca remangarse y tomar decisiones. La novela está terminada. Tenemos título. Amando a cumplido sobradamente con la dura tarea de corrección. Ha existido adelantos de bocetos de la portada... ¿Cual es el camino ahora? Pues nos dirigimos hasta el lugar donde fallecen las ilusiones de casi todos los escritores. La búsqueda de editor. En nuestro caso, desde el principio, hemos tenido varias opciones que no han terminado de madurar. Una, es la editar con una pequeña editorial ubicada en Canarias, que no distribuirá el libro, casi con toda seguridad, en la península, tomando la novela como una más de su extenso catálogo. Y la otra es, que un servidor, editor en horas bajas, tome el toro por los cuernos y como estaba previsto en un principio, edite Oscurece en Edimburgo. Asumiendo el papel de editor (H.P. como todos y volcado en sus intereses. Todos son iguales), pero conocedor del proyecto, y enamorado del mismo. Trabajando como una hormiga para conseguir una entrevista en cada emisora de radio por pequeña que sea, en cada medio local. Defendiendo la novela tanto como editor, que como autor. Buscando veredas y pequeños caminos para transitar en este complejo y complicado mundo de la edición. Transmitiendo que la novela es diferente, que es una novela alternativa, donde es obligado incluir la experiencia paralela que se ha generado entorno a su escritura. Que tienen que aparecer algunos comentarios realizados en cada uno de los capítulos. Imprescindible la documentación y hemeroteca de Edimburgo. Contar con una web (www.7plumas.com) dinámica, amigable, de atención a los lectores, así como de venta de ejemplares firmados. Y ponerle a la novela, todo el amor que le han puesto tanto los autores, como los amigos y lectores que han seguido toda su creación. Esto conlleva un riesgo, equivocarnos. Y el riesgo económico del editor/autor, que disfruta más siendo autor.

Ahora toca trabajar. Y que la novela vea la luz en papel.
¿Qué hacemos?

14 comentarios:

Ángeles Hernández dijo...

SÍ, SÍ, SÍ...

FranCo for Editor.

Nosotros intentaremos darle la publicidad con el boca a boca y toda nuestra energía que es mucha. Además ya sé que voy a regalar este año en todos los cumpleaños y onomásticas...

¿Tienes ilusión?¿Crees en lo que habéis hecho?, pues eso ya es mucho, eso es casi todo.

ADELANTE y un abrazo (¡ay madre qué ilusión! ), Á.

Isolda dijo...

Ay amigo, ¿y tú nos lo preguntas?
Danos datos, cuántas páginas son finalmente, está maquetado, en fin esas cosas. Nos pondremos a pensar...y a confiar en ti, que eres el cerebro de todo esto. En serio, cuéntanos detalles, que estamos contigo en esto.
Besos, todos.

Mercedes Pinto dijo...

Me muero por tener la novela corregida y en papel entre mis manos. Yo pensaba que todo estaba en marcha... Pero chicos, ¿qué hacéis?
Sigo esperando la noticia pacientemente.
Siete abrazos.

Ana J. dijo...

Que qué hacemos? Pues tirar p'alante.
Sé de al menos dos emisoras de radio que se harán eco de nuestro libro.
Y el boca a boca, ni te digo.
P'alante, jefe.
Besos

Flamenco Rojo dijo...

Y qué te decimos ahora querido FranCo, no somos los padres de la criatura, pero somos los tíos carnales...Yo te diría que tire pa'lante, pero quien arriesgaría los "leuros" seriais vos. Lectores no van a faltar...

Un abrazo.

catherine dijo...

Bravo FranCo por seguir la novela desde la concepción(!) hasta la edición y la promoción.
7 besos y uno más para ti.

Amando Carabias María dijo...

Todo precioso, todo maravilloso, pero editar cuesta dinero. Y no es que venga a chafar nada, sino a poner puntos sobre íes. Y sé bien lo que me digo, pues uno en su humilde escalita se ha autoeditado dos libros, dos.
No es que ahora abra una suscripción popular, y menos yo que ando como ando y lo que te rondaré morena, pero seamos claros.
Sé que Francisco hará lo que tenga que hacer. Me sorprende a medias que lo otro no haya salido.
En fin, el problema es el problema de siempre. Y aún así aunque Francisco edite, el tema de la distribución no está solucionado y como bien sabéis esa cuestión también es trascendental.

Mercedes Pinto dijo...

Si me permitís, no es que la distribución "también" sea trascendental, es que es primordial. Publicar sin una buena distribución, por mucho boca a boca, es un sinsentido. La gente va a buscar la novela y... un lector perdido.
Creo que con una buena distribución podréis recuperar lo invertido, sois siete para buscar lectores.

Anabel dijo...

Hola, aquí Anabel ¿os acordáis de mí?

No he desaparecido pues no me ha tocado la lotería, que si no...

Pues que estoy y bien, o relativamente, y que os veo bien, o muy bien.

Que ando desperdigada y perdida entre proyectos y vagancias varias y no puedo ni comentar. Para no variar. Todo se andará. Paciencia os pido.

Que lo de editar es menos complicado que lo de la distribución -aunque parezca mentira- y lo digo por experiencia propia. Encontrar un editor es toda una carambola, pero que además la obra se distribuya medianamente en condiciones es todo un milagro. Asqueadita ando yo con ese tema.

Por supuesto que daré publicidad al libro desde mis blogs, facebook, amigos y conocidos. Espero conseguir una entrevista en el programa de Maribel, Radio Sabadell y todo lo que esté en mi mano. Por la cuenta que me trae.

Mensaje casi telegráfico, por lo de hablar como un indio en un curso de neolectores, pero repleto de cosas.

Muchos besos a granel y por doquier,

Anabel

Ángeles Hernández dijo...

Promoción promoción: Alfaguara, Planeta, Seix Barral ( esoy leyendo a M. Molina al que leería en cualquier editorial ) y ...

A ver, el personal lee poco y lee sobre seguro, es decir aquello que se le mete por las narices. Esta jovela sería muy bien aceptada pues enganche y se lee sin dificultad. Si a eso se le asocia la novedad de "los siete", y los comentarios a cada capítulo, puede resultar muy atractiva. ¿Cómo hacemos para que se conozca? ¿Cómo hacemos para que se compre y se lea? ¿Cuánto se quiere sacar a la obra, bastaría con cubrir gastos? ¿Cómo has hecho FranCo con otras obras?

No es fácil, no pero ¿Cómo dejar tamaño trabajo y entusiasmo en el cajón?.

Reflexiones que no falten, si además ayudan tanto mejor.

Besos pa tós, unos diez o doce de Á.

María dijo...

Amigos, yo de estos temas, no tengo ni idea.
Sólo recordaros, que el libro de Pilar Aguarón, lo tuve que pedir a la editorial por Internet, y el de Salvador Navarro, que recomendó creo que Ángeles, lo he encontrado en La Casa del Libro, también por Internet, con lo que además del precio del libro, pagas los gastos de envío.
Con esto, quiero decir, que la distribución del libro, parece fundamental, pero últimamente, yo compro más libros por internet, que en librerías, sobre todo cuando busco algo especial.

Lo que hagaís, estará bien.

También podeis decir que una de las plumas es Vargas Llosa, a ver si cuela, (es broma).

FranCo, tu tienes la decisión, yo estoy dispuesta a comprarlo ¡cómo sea, a quién sea y por el medio qué sea!.

Ángeles Hernández dijo...

Yo también, igual que María, excepto Vargas Llosa o Muñoz Molina, estoy comprando por la web gran parte de lo que quiero leer. Por supuesto que "tiempo entre costuras" no está en mi poder, pero supongo que nosotros no somos ejemplo de mercado puro y duro, si no a estas horas estaríamos viendo telebasura y no mandando comentarios.

FranCo ha expuesto en su entrada una idea bien clara y YO desde mi humilde individualidad estoy con él, pero claro, los "leuros" no los pongo .

Seguimos Á

FranCo dijo...

Gracias a todos por sus palabras, por su propuestas y lo más importante, sus ánimos a raudales. No me queda ninguna duda de que quieren el proyecto tanto como nosotros. Contesto de forma genérica a todos en un nuevo post, pues son muchas las cuestiones a tratar.

Ana J. dijo...

Lo de la distribución.
Cuando vives y publicas en Canarias sabes lo duro que es. Pero no es imposible.
No vamos a ser un best seller, no nos engañemos, pero podemos llegar a bastante gente si nos movemos.
Yo me he llevado mis libros debajo del brazo a presentarlos allende los mares. No ha sido un bombazo, pero se ha vendido.
Sé que con este la cosa será más fácil, porque FranCo tiene idea de cómo hacerlo, porque somos 7+muchos, porque le echamos ganas...
Mil besos para todos