7 may. 2011

Presentación de Oscurece en Edimburgo en Las Palmas

El día abierto, azul y cálido, recibe a los peregrinos de la literatura en la plaza de San Telmo en Las Palmas de Gran Canaria. Carpas blancas llenas de libros que  agazapados en sus estantes aguardan ojos curiosos que reparen en ellos para poder susurrarles sus secretos guardados.

En la terraza de la plaza, sentados delante de un café, se encuentran cinco amigos ansiosos que ríen para acompañar la emoción del momento tan esperado.

Son las once y cuarto. Es la hora. Toman asiento en la carpa principal. Blanca. Esa que va a acoger a los curiosos que van acercándose a ver qué historia es esa de que un libro no lo escriba un solo escritor. De que un libro pueda ser escrito por catorce manos. De que un libro pueda ser de ellos y también de todos los que quieran participar con sus opiniones vertidas al mundo paralelo de la red. De que unos viven en Canarias y otros viven en tierras peninsulares. Historia increíble. Transgresiones a lo establecido. Cinco valientes blandiendo sus plumas al viento.

Aplausos finales y firma de libros. Firmas multiplicadas por cinco. Las de las manos de cinco de los siete escritores que lo han escrito. Se ha ganado la batalla personal de que todo en la vida
es posible cuando se cree firmemente en ello y se está lleno de pasión.

Enhorabuena 7 plumas. Y como tuve la oportunidad de oir entre sorbos de rubias cervezas poco después: "Esto es solo el principio".

Crónica: Miguel ángel Brito












6 comentarios:

Ángeles Hernández dijo...

En este largo día de aviones retrasados y T4 os acompaño leyendo Oscurece y recordando. Ahora que conozco lo que va a suceder en el futuro de la novela, me parece casi imposible que haya sido escrita sin premediatacion (con algo de alevosía) e improvisando sobre las genialidades del anterior.

Un placer ver como Sophie espera a que la recojan a la salida del bosque y los primeros contactos con " la dama" .

Gracias y felicidades. Espero que vuestro día de artistas isleños haya sido fecundo y alegre.

Que tal por Lleida?

GUAPAS Y GUAPOS CHICAS Y CHICOS.
Un abrazo y SUUUEEERRTEEE. que el libro es un bombón, incluso de tacto y vista.

Flamenco Rojo dijo...

Mucha alegría es lo que siento...Al fin y al cabo se trata de la presentación en sociedad de un sobrino mío. Enhorabuena, que esto no ha hecho nada más que empezar.

Un abrazo a los 7 plumigos.

María dijo...

Es emocionante veros, a los cinco defendiendo a vuestro "hijico", como unos buenos padres.
La abuela de la criatura, esta horgullosa, de que haya salido tan bonica, vamos, que es perfecta, pero ¿Qué va a decir la familia...?

Muchos besos.

Anabel dijo...

Pero qué guapos estáis al lado del recién nacido. ¡Ay!

¿No os dais cuenta? ¿No nos veis? Por allí, detrás de Ana, asoma la mirada curiosa de Amando y allí, justo allí, tras el jersey azul de Francisco se me escapa un mechón rubio... ¡Si estábamos los 7 junticos!

Cómo me alegro... Volando, volando.

Besos,

Anabel

Ana J. dijo...

Ay, chicos! Qué nostalgia que me entra leyendo vuestros posts!!!
Ángeles, Flamenco, María!!! Vuelve a ser como cuando esperábamos los primeros comentarios de cada capítulo.
Os acordáis de la pugna por ser the winner en los últimos tiempos?
Esto es una droga, estar conectada con vosotros.
¿Verdad, Anabel?
Y claro que se os ve en la foto: si es que no os despegasteis de nosotros ni un segundo!!!
Un abrazo enorme y besicos y todo mi cariño para mis plumigos y todos nuestros amigos.

Amando Carabias María dijo...

Estáis magníficos, compañaeros. Ha sido fantástica esta experiencia.
El resto de amigos no saben que desde Lleida hablamos por teléfono y la emoción se derramaba en vuestras palabras, como en las nuestras. Fue bárbaro, que diría Carlos Escobedo, supongo.
Lo mejor de todo es lo que me comentó Dácil, cuando me dijo que una conocida suya le había preguntado cómo hacerse con el libro porque, otra amiga le había dicho que le encantaba.