12 jul. 2011

Oscurece en Edimburgo en Las Palmas de Gran Canaria

El pasado jueves 7 de julio se celebró en la Sala  de Ámbito Cultural del Corte Inglés de Las Palmas de Gran Canaria la presentación de la novela colectiva "Oscurece en Edimburgo".
La presentación de la misma corrió a cargo del profesor, traductor y reconocido escritor Antonio Lozano, que compartió la mesa con cuatro de los siete autores: Dácil Martín, Francisco Concepción, Ana Joyanes y Marcos Alonso. No pudieron estar presente por distintos motivos nuestros compañeros
Anabel Consejo, Inma Vinuessa y Amando Carabias.
 


Estábamos cuatro de los 7 autores o 7 magníficos como nos llamaba entrañablemente Antonio Lozano durante la presentación de la novela, y también contamos con la asistencia numerosa de amigos y familia que nos arroparon tremendamente


Fuimos a celebrarlo con gran entusiasmo a la Casa del Hierro, en la Ciudad Jardín de Gran Canaria. Y fue allí, en la ceremonia, comiendo y bebiendo en una mesa larga donde emanó una fuente de nuevos amigos que, si bien venidos de la mano de Marcos ya lo eran, ellos y ellas por sí solos abrieron sus brazos y corazones entrando en los nuestros.






Para ustedes, canariones, todo nuestro agradecimiento por lo bien que nos sentimos acogidos.


"Oscurece en Edimburgo" no es únicamente una novela, también es una peregrinación por las tierras de cada una de las 7 plumas a la que se va uniendo amigos y amigos sin fín...





Publicado por Dacil Martin.

16 comentarios:

Dacil martin dijo...

Éstábamos cuatro de los 7 autores o 7 magníficos como nos llamaba entrañablemente Antonio Lozano durante la presentación de la novela, y también contamos con la asistencia numerosa de amigos y familia que nos arroparon tremendamente

Fuimos a celebrarlo con gran entusiasmo a la Casa del Hierro, en la Ciudad Jardín de Gran Canaria. Y fue allí, en la ceremonia, comiendo y bebiendo en una mesa larga donde emanó una fuente de nuevos amigos que, si bien venidos de la mano de Marcos ya lo eran, ellos y ellas por sí solos abrieron sus brazos y corazones entrando en los nuestros.

Para ustedes, canariones, todo nuestro agradecimiento por lo bien que nos sentimos acogidos.

"Oscurece en Edimburgo" no es únicamente una novela, también es una peregrinación por las tierras de cada una de las 7 plumas a la que se va uniendo amigos y amigos sn fín...

Marcos Alonso dijo...

Dácil incluyo tu post en el mío. Es increible pero que sepan los demás que Dácil y yo hemos publicado un post sobre este evento al mismo tiempo, así que he decidido unificarlo.

Amando Carabias María dijo...

Otra prueba más de la sincronía de este equipo. He visto en la bandeja del correo las dos entradas y ahora veo que se unifican en una sola, como la misma novela, como la misma ilusión.
Fue una lástima de nuevo no poder estar con vosotros, pero estuve pendiente de todo lo que sucedía.
Es magnífico contar con tantos amigos y con tanta ilusión.

Amando Carabias María dijo...

O dicho de otro modo. Esto (lo de la publicación al mismo tiempo de dos artículos tratando del mismo asunto) es una prueba palmaria (no palmeña, no equivocarse) de que lo que se dice en el prólogo de la novela acerca de la sincronía y la voz unísona, no es publicidad barata que se le haya ocurrido a la mente demasiado imaginativa de un escritor.

Flamenco Rojo dijo...

Una vez más me alegro de la marcha de la peregrinación.

Un abrazo extendido a todos los plumigos.

mercedespinto dijo...

Creo que a partir de ahora os llamaré "Los siete imparables", es increíble el entusiasmo y la ilusión que ponéis en cada evento, sin cansancio. Así se saca una obra adelante, sí señor.
¡Enhorabuena! y adelante.
Siete abrazos.

Isolda dijo...

Queridos, estaba esperando esta información desde hace días. Marcos, como anfitrión en la isla, una vez más.
Dácil, Ana y Franciso, lleváis una tournée que ya quisieran otros. Claro que nadie se ha atrevido con Oscurece sino vosotros. Es así como abrís los brazos a nuevos amigos, según contáis y la lista irá creciendo, no os quepa duda.
Siete besos como siete soles.

Dacil martin dijo...

Marcos, qué ilusión me ha hecho esta refundición. Amando, es cierto, sin planificarse la voz y la escritura de 7 plumas es unísona: el 7 debe ser un número mágico que a su vez atrapa a magníficos e infinitos amigos: Flamenco, Isolda, Mercedes... Gracias y abrazos.

Marcos Alonso dijo...

Amando, Dácil, tienen razón cuando hablan de esa sincronía, aunque yo antes de sorprenderme por ello he buscado cámaras ocultas en mi habitación de estudio (no me fio mucho de Dácil, la verdad).

La presentación me pareció un acto una emotivo y familiar, donde todo transcurrió con una buena sintónía y complicidad con los asistentes.

De todas formas les confieso que tengo una sensación agridulce, y hasta cierto punto frustrante. Como uno de los autores y el único de esta isla y ciudad, me vi en el papel lógico de anfitrión, y he de reconocer que no he hecho un papel a la altura del que han realizado mis compañeros cuando han tenido que asumir esas mismas funciones.

En primer lugar he visto una y otra vez una pared que desconocía, y que impide el avance del arte y la cultura, que les aseguro que emana de todos lados en esta isla como una fuerza arrolladora pero que no encuentran espacios donde expresarse y donde encontrar eco a sus propuestas y manifestaciones culturales, al menos como creo que se merecen.

No han sido pocas las puertas donde hemos tocado: supuestas instituciones culturales, que lejos de prestar un apoyo cultural, como de su nombre parece deducirse, trata de aprovecharse de la ilusión de los que aportan su granito artístico y cultural a la sociedad.

No menos desilución me han producido los medios de comunicación, que parecen no interesarse por estos eventos, como si lo despreciaran o fuese insignificantes, comparado con una pequeña herida en el ligamento cruzado de un jugador de futbol.

Y ya puesto a patalear, decir que me cabrea mucho como las obras locales se apartan y se esconden casi en la trastienda de las librerias para que no molesten ni distraigan con su presencia a los grandes best sellers de turno.

Ustedes me perdonaran por esta perreta, pero me idigna cada vez más esa hipocrecía de las instituciones públicas o privadas que dicen defender nuestra cultura a cambio de despilfarrar los dineros públicos o de supuestas obras sociales en verdaderas chorradas elitistas cuando no para distraer a la plebe: pan y circo.

Por todo ello siento vergüenza y rabia; pero respeto y admiración por todos aquellos que con su esfuerzo y generosidad están logrando extender el gusto por el arte,la cultura y la literatura, eso si, a costa del titánico esfuerzo de tener que trepar por los muros de la incomprensión y la incompetencia.

Ana J. dijo...

Si es que está demostrado: hay sintonía!!
Qué bueno, chicos!
Me ha encantado leer vuestras crónicas simultáneas y unificadas. Sois un crack!
Marcos, no te machaques, es lo que hay y bastante bien que nos va gracias a nuestra (vuestra) cabezonería.
Flamenco, Mercedes, Isolda, un abrazo enorme, por la parte de vuestro cariño que me corresponde.

Amando Carabias María dijo...

Queridísimo Marcos, dos puntos.
No te hagas mala sangre, como dice Ana, es lo que hay. Estos días -por otro asunto relacionado con el mojo canario- he visitado algunas de las librerías de esta ciudad y he comprobado (sin sorpresa) que en las librerías hay los mismos ejemplares que había, o sea los que depositamos.
Y el caso es que uno ve a personas que entran y entran en esos recintos. Que alguien se lleve un libro tuyo (nuestro) es un milagro. Veamos.
¿Cuántos títulos diferentes se apelotonan en una librería de dimensiones medias o pequeñas? (De las grandes ni hablamos, para qué). ¿Cuántos de esos títulos se corresponden a editoriales pequeñas? ¿Cuánto pagan las distribuidoras y grandes editoriales para que sus 'productos' ocupen los escaparates? ¿Cuánto se gastan en publicidad, críticas en grandes medios de comunicación...? Todo esto lo sabíamos desde el principio, pero cuando se topa contra la realidad duele, claro. Por todo ello es por lo que nuestro editor (que tiene más mérito que un buscador de tesoros en mitad del desierto) siempre ha hablado de un trabajo a medio plazo, de no desinflarnos, de continuar en la estacada.
Por otra parte respecto de la prensa y las instituciones que gestionan la cultura, siempre he pensado que para esto las ciudades más pequeñas tienen más ventajas, aunque más tarde los resultados también suelen ser menores que las expectativas.

Ángeles Hernández dijo...

Vaya se me quedo atrás esta entrada que pensé pertenecía a la misma que puso AnaJ.
Ahora soy yo la que no estoy sintonizada ...
Pero sí que tengo tiempo de decir: Pasito a pasito, ya que un boom editorial no está en nuestras manos porque esos puestos ya están copados, entre siete más otros tantos fans primitivos, ítem el boca a boca, plus tanta ilusión junto con la calidad , buena factura y enganche de la obra, ya veréis como se ha de llegar a hacer un largo y fructífero camino con " oscurece en Edimburgo" y con los siete magníficos. Lo primero es creerlo y lo segundo no darse por vencidos. Y pues tenéis un buen producto :ADELANTE que el mercado irá llegando, no lo dudéis.

Un abrazo a todos y toda mi confianza en vosotros y en los tiempos que vendrán. Á.

catherine dijo...

Los 7 magníficos... me encanta.
Y la sintonía... increíble.
Muchos besos.

Anabel dijo...

Somos pequeñitos y sólo nuestro esfuerzo y tenacidad puede hacerlos logar algo. Al menos, hacemos ruido.

No te preocupes, Marcos. Estoy segura que pusiste todo de tu parte. Creo que no se puede hacer más.

Yo estoy temblando, de verdad...

Besos a todos,

Anabel

mercedespinto dijo...

Marcos, no te desanimes, ni se te ocurra. Los que hemos probado estos sinsabores sabemos lo que duele que desprecien a un "hijo" -siguiendo con el símil-, sientes una mezcla de rabia e impotencia que por momentos de ahoga. Desgraciadamente, las cosas son así en estos momentos, los "grandes" autores acaparan todo el mercado, y nosotros solo podemos colarnos como polizontes por los huecos que van dejando a su paso.
Como decía amando, que un lector entre en una librería y compre uno de nuestros libros, un milagro.
Pero si algo he aprendido es que la perseverancia y el trabajo finalmente tiene su recompensa.
Así que ánimo, que todo lo que nos cuentas nos suena a algunos.
Abrazos a todos.

Inma Vinuesa dijo...

Muchas gracias por el sacrificio que estáis haciendo mis 4 magníficos amigos, ahí al pie del cañón llevando nuestra creación a los oídos de todos los que nos quieran escuchar, y gracias especiales a Marcos por el esfuerzo realizado y por su entrega. Un beso muy fuerte a todos