29 abr. 2010

El lector privilegiado


Vengo aquí a confesaros que tenía pensado escribir esta entrada después del domingo, después de haber publicado el tercer capítulo de la historia, pero no he podido aguantar hasta ese momento.
Desde el principio se ha dicho que una de las novedades y apuestas de este proyecto se ancla en que sea público el proceso de creación y lo que le surge al autor durante este proceso.
Es emocionante la sensación que se siente de formar parte de un proyecto colectivo. Es casi más emocionante que cuando el proyecto es individual, quizá porque el peso de la responsabilidad no recae sobre uno solo y quizá porque se disparan en el escritor lo mismos mecanismos que atrapan al lector, y ambos figuras coexisten en la misma tarea.
Cuando Inma publicó la primera entrega yo estaba tranquilo, quiero decir, no podía hacer absolutamente nada, estábamos en manos de su arranque. De pronto, nos hemos visto todos en Edimburgo ante una joven cuyo modo de caminar procede de un defecto físico de nacimiento…
Y desde ese instante, Edimburgo forma parte de mis pensamientos, de mis sueños, de mis pesadillas. Y cuando Dácil ha hecho lo propio, o sea publicar, parecía que no había escapatoria. Estamos en Edimburgo... Pues disfrutemos de nuestro viaje, de nuestra propia Edimburgo...
Sé lo que va a suceder los próximos párrafos, pero ya estoy inquieto por lo que escribirá FranCo después de haberlos leído. Estoy inquieto (no quiero mentir) por saber si gustarán, si se adaptarán al conjunto, si supondrán un avance para la historia… Pero también estoy inquieto por ver cómo continúa la historia, porque la historia ya me ha enganchado como lector. Quiero decir que también espero anhelante que Ana J, Marcos y Anabel avancen en la trama, pues intuyo que la trama nos va a atrapar a todos.

¿Qué secreto guarda Sophie tras su carácter tan introvertido? ¿Ese cuaderno, ese callejón, ese pub, ese maletín de ejecutivo a dónde nos llevarán…? ¿Será un simple modo de iniciar que nos llevará por otros derroteros…?
Ahora mismo, y esta es mi experiencia a pocos días de publicar mi parte, si no se decide otra cosa, me siento como un lector muy afortunado, tengo la posibilidad de influir en el relato, al menos en su séptima parte y creo que este es el sueño de la mayoría de los lectores.

17 comentarios:

FranCo dijo...

Solo puedo decir que Sophie hace unos días que forma parte de mi familia. Pero he de reconocer que no le tengo especial simpatía y que espero a que no se pase conmigo, o me la cargo. La tengo "entre ojo y ojo"

Amando entiendo como te sientes. Y por mi parte existe doble satisfacción, por haberse concretado el proyecto y por que aceptaron la invitación el mejor grupo posible.

Ana J. dijo...

Amando, tienes la virtud de concretar en palabras mis sentimientos.
Se me está haciendo muy larga la espera.
Yo ando ya desesperada por leer tu parte para poder concretar la mía, salvo que Francisco mate a Sophie o la hiberne con Walt Disney hasta que El Celtic se fusione con el Rangers para formar el Celtic Rangers y borrar del mapa al resto de equipos de rugby europeos.
Necesito que entre sangre nueva, otro personaje, y creo que vas a hacerlo. Espero. Confío.

Amando Carabias María dijo...

Ante Sophie no he formado opinión. Es demasiado pronto. Me siento como un espía de su pasos saltarines y me intriga. Calro que si me hubiera derramado cerveza encima, lo mismo era otra cosa.
Para ver el resto de cuestiones habrá que esperar aún hasta el domingo, ya lo siento. Me ha tocado alargar la espera, a ver si se toma el ritmo previsto desde el principio...
No sé si somos el mejor grupo posible, probablemente algún otro lo haría mejor que yo, pero sí tengo claro que somos decididos.

Dácil Martín dijo...

Esta sensación que comentas Amando, la de escribir un texto colectivo es algo extraordinario, sí señor. ¿Cómo será cuando la pelota o la novela se vaya haciendo más grande?
Sophie es rara, el hecho de derramar cerveza a los impertinentes dice de ella que no es muy paciente ni espléndida, no tiene candencia alguna para dar oportunidad a quienes le ofrecen amistad. Audaz los ve venir, sabe cuales son los que no le interesan. No se abre y, menos contestar preguntas de sí misma a desconocidos. Inma anotó que su vida desde la infancia hasta la 25 años había sido más de penas que de glorias.

Amando Carabias María dijo...

Cuando crezca no lo quiero ni imaginar, vamos a necesitar un archivo para aclararnos...
Buen análisis de la personalidad de Sophie, aunque veremos que otros matices van aportando el resto.
Vuelvo a repetir que a mí de este proyecto me interesa la mezcla especialmente intensa de lector-escritor y la relación tan intensa con el lector.

Inma Vinuesa dijo...

Gracias Amando, por seguir escribiendo lo que estamos sintiendo día a día.
Imagínate que yo estuve en el parto de Sophie, no supe si era niño o niña hasta ese mismo momento, en mi cabeza creció de una forma que ha ido evolucionando cada día durante la semana, solo tiene una semana y todos los días me sorprende la cantidad de detalles que puede llegar a tener escondidos.
Estoy completamente de acuerdo contigo, lo bonito de esta historia es la simbiosis que estamos llegando a hacer con los lectores, si os dais cuenta se van sumando poco a poco, y todos nos estamos contagiando de la misma ilusión, crear entre los escritores y lectores una novela rica en matices porque todos estamos aportando nuestras ideas abiertamente.
GRACIAS Amando, GRACIAS FranCo, GRACIAS Dacil, GRACIAS, Anabel, GRACIAS Marcos, GRACIAS Ana J, GRACIAS Lectores.

Amando Carabias María dijo...

Creo que el comentario en el Capítulo 2 de Amadeus es muy interesante.
Lo digo aquí, porque me parece que también vosotros podrías contar algo sobre vuestras sensaciones.
¿No se podría hacer algo así con la Experiencia paralela como se ha hecho con quiénes somos y leer la novela?
Yo es que de estas cosas no sé hacer nada y no puedo acceder a configuraciones y cosas así.

Marcos Alonso dijo...

Amando, como siempre, ha estado muy acertado en este post y, como bien dice Ana J., suele ser el portavoz de nuestros pensamientos y sentimientos.

Aún no salgo de mi asombro, apenas hace unos días la propuesta que nos hacía FranCo me parecía algo descabellada y precipitada. Él junto a los compañeros más entusiastas nos arrastraron hasta el comienzo de esta aventura y ahora comprobamos cuanta razón tenían.

Ya no somos siete, ahora somos muchos más, contamos con numerosos amigos que opinan, nos informan o nos animan como si fueran un autor más, y en realidad lo son, aunque las 7 plumas demos forma a las ideas que ebullen por aquí.

Lo grande de todo esto, como dice Amadeus, es este proceso colectivo de creación, ya eso es un logro en sí. Somos ante todo lectores, digamos que en 6/7 partes somos lectores y en 1/7 somos escritores, aunque reconozco que soy de letras y no se si estoy diciendo un disparate.

Esta ilusión crece como si se desbordara, fijense en el doble de comentarios, ¡más de 50! de este 2º capítulo, el doble que el primero. Me siento embarazado. Si, embarazado de Sophie, aunque de momento sea un embarazo solo psicológico, y envidio a Inma y Dácil al verlas rebosantentes de maternidad o Amando presentir un nuevo parto, mientras los demás nos preguntamos cómo será la criatura. Seguro que los siguientes capítulos le resultarán más sencillos y dominarán la situación como padres experimentados. La otra foto me la imagino a los que somos novatos, Anabel, Ana, FranCo y yo, fumando y bebiendo en la sala de espera junto a todos nuestros amigos.

Saludos

Ana J. dijo...

Hola a todos, los 7Plumas y los demás lectores-coautores en esta aventura.
Estoy en La Gomera (no quiero poner verde de envidia a nadie) y no me he podido reprimir y he buscado un ciber para olisquear algo de lo que se cocina en los blogs.
Esto crea adicción. Y mucha.
Te sientes conectada con tantas personas a las que, de algún modo empiezas a conocer bastante a fondo, con tantas sensaciones, que solo quieres formar parte de este universo que se está creando.
Me voy a seguir buceando en vuestros comentarios. Aunque estos días escriba poco o nada, estoy con vosotros.
Un abrazo enorme a todos.

Amando Carabias María dijo...

A mí me parece que no has cometido ningún disparate matemático. Soy más de letras que una sopa de ídem, pero es lo mismo que decía yo.

Yo diría que más que estar en la sala de parto (eso fue para Inma) me siento en la guardería, al menos respecto del personaje que conocemos, de Sophie. Ya me ha llegado destetada, para entendernos.
Pero te entiendo. Seguro que FranCo que es quien me seguirá está pendiente de mis ocurrencias, porque aunque ya haya materia para no hacerme ni caso si es que se me ocurre algún disparate, todavía dependemos mucho los unos de los otros.
Quizá cuando avance la historia podemos jugar más con el tiempo, podremos fracturarlo o la propia localización, pero eso hasta dentro de unos capítulos, probablemente una vuelta entera, sino son dos va a ser difícil.
Ya me he enrollado, qué pesado soy, coño.

Amando Carabias María dijo...

¿Así que buceando en la Gomera? ¿Y que no te tengamos envidia? ¿Y que eres adicta al verde de la isla?
¿Cómo no te voy a envidiar, si aquí estamos buceando en lluvia, tormenas, los títeres, los pobres, los que tenían que teñir de sueños las calles y las miradas de los niños, embaulados para no constiparse y los que trabajan bajo techado viendo abrigos, gabardinas, paraguas chorreantes...?

A lo mejor no te he entendido bien del todo.
:)

Ana J. dijo...

Al mal tiempo, buena cara, que dicen, Amando.
Con ese pedazo de capítulo que has escrito creo que lo del tiempo te importará menos porque seguro que andas dándole vueltas a lo siguiente que vayas a escribir (aunque te falte bastante para repetir) y que ese otoño prematuro te inspirará bastante.
Por cierto, ¡qué bien se está en La Gomera! ¡Qué bonita y verde está, qué atardeceres!
Vale, no me quiero pasar mucho.
Un abrazo a todos

Amando Carabias María dijo...

Pues como acabo de decir en otro comentario en el capítulo 3, no he pensado nada, ni lo pensaré hasta que llegue la hora. Me dejaré llevar por lo que digáis/escribáis...
La verdad es que el otoño me inspira, pero siempre he tenido más tiempo para escribir en verano. Al menos hasta hace dos años.
Ahora ya es otra cosa...

Anónimo dijo...

Gran post. No se puede esperar a leer los siguientes:)

Anónimo dijo...

Es evidente que hay mucho que aprender acerca de esto. Creo que hizo algunas cosas buenas en características también. Sigue trabajando, gran trabajo!

Anónimo dijo...

tres interessant, merci

Anónimo dijo...

Lo que me parece difícil es descubrir un weblog que se apoderaba de mí por un minuto sin embargo, tu blog es diferente. Bravo .