4 may. 2010

Capítulo 2


Después de anunciada la una de la tarde por el cañón del Castillo, Sophie abandonaba el trabajo y se dirigía a una taberna situada dos calles más abajo de su oficina. Pedía, como todos los días, una pinta de ale oscuro y un bocado de haggis. Ocupaba la mesa del fondo, al lado de la ventana, desde la cual podía observar a los transeúntes de la calle y vigilar la entrada de los clientes nuevos, tímidos (ellos) en un principio al sonar la campanilla de la puerta. Allí leía un rato y escribía en un cuaderno variopinto lleno de notas y recortes de prensa.

Se sentía cómoda en la antigua taberna impregnada de olores a malta fermentada y a whisky. La mayoría de los clientes la conocían y pocos, acaso los nuevos, se atrevían a iniciar con ella una conversación fingiendo curiosidad por el extraño cuaderno. Ella, a cambio, respondía con su peculiar mudez o, en el peor de los casos y según lo mereciesen, iba en busca de otra pinta exagerando la cojera para luego derramarla con un -¡oh!, lo siento- sobre los pantalones o la cabeza del impertinente.

Y es que la joven Sophie desprendía cierto aire de misterio, parecía inalcanzable allí sentada tan sola y callada mirando a la calle, y como esperando algo o a alguien. Al caer la noche invernal se colgaba la maleta de ejecutivo y marchaba hacia su casa atravesando las estrechas calles de la vieja ciudad hasta alcanzar la parada del autobús. Pero había una callejuela casi en penumbra con un pequeño farol señalándola y que avistaba desde una esquina de su itinerario habitual que la impulsaba a aligerar el paso. Era un tramo del camino en el que hacía por cantar en alto y no mirar atrás.

60 comentarios:

FranCo dijo...

Interesante que el horario esté marcado por el cañón del Castillo. No sé si estará allí un funcionario disparando cada hora. De momento la chica trabaja poco, solo hasta la 13.00.

Me descoloca que llegue a la taberna todos los días a esa hora y salga al caer la noche. Tiene poca vida y nos cierra un poco la historia. Tendremos que darle marcha a Sophie.

Dácil, veo que te empapas de la gastronomía escocesa. Espero que nos centremos más en la historia y trasfondo, que documentar Escocia, pienso que nunca llegaremos hacerlo como un escoces. Me gustaría dibujar un Edimburgo desconocido y fuera de las guías turísticas. Literatura.

¿Nuevas aportaciones? ¿Errores en la escritura? Halagos. Adelante 7 Plumas.

catherine dijo...

Gastronomía escocesa: ¿el haggis es la famosa panse de brebis farcie (estomago de oveja con cualquier cosa de relleno)? de lo cual nos burlamos en Francia.
Literatura: su mudez o su manera de regar los pantalones de los importunos nos dicen algo más del carácter de Sophie.
¿Es una francesa o belga o suiza? pienso que en inglés su nombre sería otro.
El callejón es prometedor.

Amando Carabias María dijo...

Estoy al acecho, no sé si en ese callejón o en otra parte pero estoy al acecho. Espero de aquí al domingo encontrar algo (dentro o fuera de Sophie) que nos ayude a seguir la historia.
¡¿Dónde he puesto mi brújula?!

Amando Carabias María dijo...

Este finde ha habido en Segovia una feria de artesanía. Y este escribidor, además de otras cosas, se compró un cuaderno. Un cuaderno especial, confeccionado a mano, cosidas sus hojas tamaño holandesa de un papel ahuesado y encuadernado en tapa dura con lomo de piel. El artesano, un abulense, me grabó con pan de oro el nombre. La tapa tiene como elemento decorativo un estampado en tonos verdes primavera, intenso, feliz, sonriente...

Flamenco Rojo dijo...

Sólo a título informativo…y aunque no veo yo a Sophie como aficionada al futbol, os comento que en Edimburgo hay dos equipos que juegan en la Scottish Premier League (SPL), en castellano la Liga Premier de Escocia: el “Heart of Midlothian Football Club” (más conocido como Hearts) que juega en el Tynecastle Stadium y el Hibernian FC, este juega en el Easter Road Stadium…Aunque, según la información que manejo, casi todos los escoceses están repartidos entre dos clubes, ambos residen en la ciudad de Glasgow: “Celtic Football Club” que es el equipo tradicional de los católicos y de los nacionalistas escoceses y el “Rangers Football Club” más conocido como “Glasgow Rangers” este es el equipo tradicional de los escoceses protestantes y los unionistas en Glasgow (escoceses con sentimiento británico). Bueno aquí os lo dejo.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Quizá habrá algún personaje más en la novela, a quien le pueda gustar el fútbol... u odiarlo...
Nunca se sabe. La información está ahí y lo bueno es tenerla.

FranCo, en Edinburgo anochece temprano, la noche es larga

FranCo dijo...

Amando sé que en Edinburgo anochece temprano, sobre las 17.30 horas. Pero aún así me descoloca. Tanto tiempo cada día en una taberna hace que la vida sea corta, la protagonista (que aún no sabemos si será ella)solo trabaja y luego deja allí su vida.

Es una conducta masculina, pero igual es lo que le da otra dimensión al personaje.

Veo también que ya tratamos de meter el futbol en la liga, es por lo que estamos situando la acción en un tiempo presente.

Insisto (es una opinión personal) que no sería conveniente retratar Edinburgo, debemos hacer nuestra versión de la ciudad. Pienso que nunca llegaremos a ello documentándonos.

Bueno, igual el protagonista es la ciudad y el patronato de turismo de allí, nos compra los derecho de la novela.

Dácil Martín dijo...

Por lo que leo, mi punto de vista de Sophie está creando polémica. No obstante, aclaro que a las cuatro de la tarde, en diciembre o en enero, es de noche en Edimburgo. ¿Qué hace durante dos o tres horas Sophie en la taberna, en qué trabaja, es miedosa o valiente, vive sola o alarga el tiempo antes de llegar a su casa, tiene amigos, canta, es alcohólica, es natural de Edimburgo...? Aún queda tela en esta historia, y se irá complicando a medida que se redacten más capítulos y con puntos de vistas tan dispersos: ahí estará la clave, el divertido juego de saber enlazar unos capítulos con otros, y según quien te toque. Por supuesto que la crítica constructiva vale.
Gracias y besos.

Dácil Martín dijo...

Se me olvidaba Amando, el cuaderno encontrado en Segovia es una casualidad tremenda, el tuyo debe ser preciso. Tal vez el de Sophie también, ja, ja.

Amando Carabias María dijo...

Esperemos que se nos incorporen más tertulianos al debate tan interesante. Por lo que sé, que no es mucho, FranCo, la oficina de turismo de Edimburgo es digna de visitarse en sí misma, creo que es una joya, como toda la ciudad, por cierto.
Quizá en la nueva entrega aparezcan más personajes, o no. Si no he contado mal, son siete párrafos los que van publicados...
También estaría por dilucidar lo que hace Sophie en el bar durante tres o cuatro horas, además de echar cerveza sobre aquellos osados que pretenden saber algo de ella. El cuaderno se llena de recortes de prensa, ¿de algo más?
El detalle de la parada de autobús nos lleva al presente en sentido amplio o al futuro inmediato, creo.

Inma Vinuesa dijo...

Se colgaba la maleta de ejecutivo, ¿qué tiene esa maleta? no has dicho en que trabaja, ese maletín puede estar lleno de cosas que permitan también darle un giro a la historia.
Recortes de prensa ¿qué noticias buscaba o le interesaban a Sophie? puede guardar información de un segundo personaje.
Yo creo que has dejado también caminos abiertos interesantes.
Y por cierto yo no me metería a explicar mucho más de Edimburgo hasta no perfilar un poco más la historia, es mi humilde opinión, Amando no nos hagas mucho esperar, por favor.

Amando Carabias María dijo...

No es por hacerme el interesante, ni nada así. Habíamos quedado en miércoles y domingo. Hoy es martes. Quiero decir que parece mejor mantener ese ritmo inicialmente planteado. Si se cree que es mejor (y estamos a tiempo) publicar tres capítulos por semana: martes, jueves y domingo, por ejemplo, me comprometo a publicar el jueves...
Esto está abierto, así que opinemos.
Por mí no hay problema, aunque le veo el peligro de que vayamos demasiado deprisa al principio y quememos etapas un poco rápido.
Pero si la mayoría lo decide no tengo problemas

Marcos Alonso dijo...

Bueno, por fín tenemos el 2º capítulo. Creo que esta frase la hemos pensado todo, y eso que aún no es miércoles. El tiempo pasa lentamente, es una buena señal, ello nos habla de una ilusión colectiva con buena salud, es decir, de la fuente energía necesaria para tan largo camino por recorrer. Quizás no sea conveniente, de momento apresurarnos, no solo para que el siguiente autor pueda escribir su texto con tiempo suficiente, sino para propiciar numerosos comentarios de autores y seguidores, compartir ideas y corregir errores.

Y finalmente escribir lo que tenía pensado expresar en primer lugar: felicitar a nuestra compañera Dácil que ha sabido llevar por buen camino a Sohie hasta ese lugar seguro, cálido y confortable para conocerla mejor. Nuevas pistas nos apuntan a esas preguntas como las de Inma sobre su trabajo, esos extraños recotables,... En este 2º capítulo se ha aterrizado temporalmente, quiero decir que el autobús de Dácil(es decir guagua, para el que no entienda lo que es un autobús) nos sitúa, como ya explicó Amando, en el presente.

Uff, cada vez tendremos que ir apuntando más datos para que todo concuerde.

catherine dijo...

Fumbol y siempre fumbol. ¿Qué tal el rugby?
En serio, en el 1º capítulo Sophie parece esperar a algiuen, mira la calle. ¿Qué escribe en el cuaderno? ¿una novela, su diario para hablar con si misma ya que no quiere charlar, hace un dossier con recortes sobre este alguien que nunca entra en el pub?
Se dice también que tiene temor a la oscuridad, a los fantasmas del pasado: ¿hay fantasmas en este callejón o una(s) persona(s)?
Con el guagua estamos en el presente pero pueden influir cosas del pasado, del suyo, del de su familia, del de la ciudad que entonces influirán en su futuro. ¡Qué lío con el tiempo!

Amando Carabias María dijo...

De chico siempre veía por la segunda cadena, los sábados, el torneo de las 5 Naciones. No es por hacerte la pelota, pero a mi hermano y á mí nos gustaba mucho el juego de Francia a la mano, buscando penetrar en la zaga rival con pases rápidos, sin utilizar el pie.
El juego inglés tampoco me disgustaba, pero el escocés y el galés nos parecía más tosco, más basado en la rotundidad física de sus jugadores que siempre me recordaban, por alguna cuestión completamente irracional a leñadores o carniceros.
Más tarde descubrí a los neozelandeses y los australianos, pero sobre todo los old black, casi invencibles, dejaban a la altura de los zapatos el juego europeo. Pareciera que este juego deportivo fue inventado para que lo jugasen los neozelandeses.
Últimamente, desde que este deporte pasó a formar parte de la programación de pago y a que dispongo de mucho menos tiempo no lo sigo. De hecho por alguna cosilla que he visto, han cambiado alguna regla...
Pero del rugby siempre me ha encantado saber que después de los partidos, sea el que sea el resultado, los equipos contendientes se suelen ir a tomar unas cervezas, supongo que cuando juegan en Escocia sería cerveza ale.

Lo que está claro es que en siete u ocho párrafos entre Inma y Dácil nos han abierto muchísimas posibilidades.

Ana J. dijo...

Yo no creo que estén de más las referencias a Edimburgo. Son concretas, pocas y centran la acción. Lo del haggis me revuelve el estómago, pero eso es otra cosa.
Sophie se va dibujando algo más.
No quisiera repetir las preguntas que habéis ido planteando, tal vez que el hecho de que pase tanto tiempo sola en el bar puede darnos una pista de que su vida familiar, social y amorosa no es muy boyante.
O, simplemente, que nuestra Sophie es una escritora a la que le gusta observar el mundo desde su rincón de la taberna.
La cuestión del fútbol, el rugby y demás deportes, lo siento, pero es que no me interesa en absoluto, por lo que no creo que pueda hacer ninguna aportación, en el caso de que alguno se decidiera a incluirlos.
La calleja oscura me gusta mucho, por todo lo que tiene de sugerente. Me apetece que pase algo "con fundamento" en relación a esa callejuela.
Me sorprende lo de Sophie tirando la pinta sobre el impertinente. Esa parte de su carácter no me la esperaba y no puedo decir que me guste. No me encaja con la imagen que tenía de ella en la cabeza. Aunque, por otra parte, da pie a mostrar una Sophie no solo introvertida sino irascible, lo que puede ser un buen punto.
Por cierto, Dácil, aunque Francisco me desherede, me ha gustado mucho el texto. Y, como opinan los demás, nos habéis dejado Inma y tú el campo bien abonado para seguir.
Amando, ve afilando ese lápiz y poniendo esa libreta a recoger datos, que te toca ya mismo!!!

Dácil Martín dijo...

Gracias Ana, me alegra que te guste. Ante tantas sugerencias y opiniones me he sentido aludida de que no ha gustado. Sin embargo a mi sí, y me repito en lo que dije en los primeros comentarios: queda mucho que contar, y cada uno lo hará a su manera dentro de una coherencia y respeto, claro. En el siguiente capítulo que escriba se marcará mi estilo de escribir. Lo siento, no puedo hacerlo de otra manera. Creo que existe una cierta precipitación sobre el resultado que está dando esta experiencia. Disfrutemos escribiendo, a mí me ha encantado hacerlo. Ya verán, la historia sale sola.
Un saludo

Isolda dijo...

Dácil, aparte del capítuo 2, que me ha recordado, no sé por qué, a 39 escalones de Hichkock y me ha intrigado muchísimo, creo que has acertado de pleno en tu comentario. ¿Qué sabe nadie de la tal Sophie? Sólo lo que nos contais y ahí esta la gracia. "No rules". Que cada uno piense lo que quiera. Me he hecho mi composición de lugar y he decidido a qué se dedica Sophie, pero el siguiente capítulo, como os decía el otro día con el ejemplo del Scrabble, me tirará por tierra mi planteamiento y tendré que recomponerlo.
Eso es lo fascinante de vuestra idea.
Dácil, todo halagos, por ahora, sigo vigilando (es broma).
Besos ilusionados y espectantes.

Inma Vinuesa dijo...

Dácil, a mi también me ha gustado, y creo que has dejado muchas posibilidades al siguiente, como te comenté anteriormente.
Es importante que todos demos ideas de lo que nos ha llamado la atención, así a los que le toca escribir pueden introducir ideas que a lo mejor no se les había ocurrido.
Yo tampoco me había imaginado a Sophie tirando una cerveza en los pantalones de alguien, más bien la veía maquinadora de venganzas más tiránicas y enrevesadas.
Felicidades por tu capítulo 2, sinceramente me ha gustado.

Anabel dijo...

Más datos. Sí, hay que ir apuntándolos para no equivocarnos.

Se está perfilando una Sophie muy especial. A mí también me ha sorprendido su parte irascible, aunque hay que decir que eso aún abre muchas más posibilidades.

Pienso que las alusiones a la ciudad de Edimburgo están bien, nos sitúan y ambientan en el paisaje. No hay que excederse -a no ser que el guión lo necesite-, pero tenerlas en cuenta y citarlas ayudan a situar la acción y a la protagonista. Además, la ciudad también puede convertirse en un personaje más -creo que alguien lo ha apuntado-.

Va bien, va bien.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

Amando Carabias María dijo...

De vuelta, compruebo que la conversación avanza, y me encanta, por lo que me toca, jeje...
Recapitulando que es gerundio, parece claro que tu capítulo Dácil ha gustado y mucho, como no podía ser menos, pues en muy pocas pinceladas nos ayudas a profundizar el camino que inició Inma y que nos ha llevado a todos a Edimburgo del que no nos disgustan referencias concretas, aunque quizá no convega, de momento, ser muy detallistas, no vaya a producirse alguna vuelta de tuerca que nos lleve a Reykiavic, Estocolmo o Ciudad del Cabo.
Tenemos prisa por continuar, estamos todos en ascuas, yo el primero, imaginaros, soy el próximo en debutar, qué nervios... Ha quedado esa pregunta en el aire, esa duda...

Marcos Alonso dijo...

Bueno insisto en que el capítulo 2, como su antecedente, me ha dejado un buen sabor de boca, y no lo digo por lo haggis. Me va gustando esta chica, de la que ya vamos conociendo anécdotas y personajes que se van acercando aunque sin consistencia aún.

No me parece una persona irascible, más bien fría y calculadora, insociable como se ha dicho, que no está dispuesta a que nadie le haga daño y que no espera mucho de las personas.

Amando Carabias María dijo...

Tampoco yo he visto a alguien irascible, sino peculiar, alguien que marca su territorio, su intimidad con claridad meridiana. ¿Miedo, complejos...?

Verónica dijo...

¡Me gusta esta chica! fingir que cojea mas de lo normal, es un poco como reirse de ella misma. Por lo menos parece que tiene sentido del humor. ¡Habrá que ver si es ácido!
Un saludo

FranCo dijo...

Esta chica tiene una doble piel. Y camina a convertirse en un ser con un mundo interior infinito y en tres dimensiones.

Se me empieza a parecer a la protagonista de la trilogía de Stieg Larsson.

Dácil nos dejas el mundo abierto. Amando tiene que estar rumiando posibilidades. Espero impaciente

Alena. Collar dijo...

A mí me ha interesado. Lo digo de inicio porque no soy de las que comenta capitulo a capítulo; habitualmente lo hago al final, sinceramente.
Pero tiene cierto halo de intriga que interesa.
Solo me gustaría "demandaros" una cosa, si no es mucho pedir:
Atrevimiento para disparatar.

Amando Carabias María dijo...

Disparataremos, que no dispararemos, dentro de lo posible...
¿Alguna idea?

Flamenco Rojo dijo...

He intentado entrar en el apartado "Referencias a 7 plumas" y me da error. Os ruego lo comprobéis. Gracias.

Un abrazo.

Anabel dijo...

Para mí este personaje es una perita en dulce. Con lo mucho que a mí me gustan las "autopsias psicológicas" de los personajes, bueno, que me voy a poner las botas.

¿Ideas? Id escribiendo, id escribiendo.

Ssludos,

Anabel, la Cuentista

Maria Sanguesa dijo...

Promete, promete... digo como Alena que no os cortéis a la hora de fabular la historia, disparatando lo que haga falta. Una chica que provoca mojando a quienes concurren la taberna y que que es capaz de cojear más de lo "natural", muestra una psiquis compleja... no me extraña que cante en el tramo oscuro de la calle, más que ahuyentar extraños y peligros, parece decir: Aquí estoy yo...

Beatriz Ruiz dijo...

Dácil, están muy bien introducidas tus novedades sobre Sophie... sobre todo dejan un mundo de muchas posibilidades para seguir con la historia...

Es cierto que empieza a parecer de un carácter peculiar... pero, quién no lo tiene???... Los lineales aburren a los caballos... por esto me sumo a la proposición de Alena... algún disparate que otro no vendrá nada mal... nos aproximará a la realidad de cualquier ser humano involucrado en la vida... no???...

Saluditos...

Amando Carabias María dijo...

Aunque no diga nada estoy tomando nota de todo, y apunto a mi vez que en una entrada no da para todo.
Pero visto lo visto, no me cargaré a Sophie en el próximo capítulo.

Marcos Alonso dijo...

¿Cómo va eso, Amando? Imagino que motivado como siempre. Yo reconozco que, dado que soy el penúltimo, en el primer capítulo estaba relajado y me parecía algo lejano, como si estuvieses en el gallinero de un teatro, sin embargo, ya noto los nervios a mediada que se aproxima el día señalado. Por cierto, ¿cuándo publicas? ¿el domingo, no?

Muchos insisten en que nos desmadremos un poco y que disparatemos, Amando nos tranquiliza con no cargarse a Sophie el próximo capítulo. La verdad es que cuesta imaginar más allá con las limitaciones planteadas para que no se produzcan incongruencias. Su maletín creo que es una pieza importante, ese cuaderno, los recortes de periódicos ¿De qué serán los recortes? Futbolistas de la liga inglesa, artículos de extraños asesinatos, cupones del El País para obtener una cubertería. No estaría mal que se le perdiera el maletín en el autobús convirtiendose en el nexo de unión con otro personaje desconocido. También puede ser que ya haya otro personaje sin que nos hayamos dado cuenta: El narrador puede ser alguién que conozca a Sophie muy bien; que hace en cada momento y lo esté contando a una tercera persona.

Amando Carabias María dijo...

No asustarse, no asustarse, era broma para disparar un poco la expectación, inquietud.
Publico cuando queráis. Si habíamos quedado en dos entradas a la semana. Pero si queréis, repito, se hace de otra manera.
En todo caso y si no hay opinión en contrario a las 00.01 (hora canaria por no liarlo) del domingo 9 de mayo puede estar en el aire. O sea en el primer minuto del domingo...
Y siendo sensatos, en una sola entrada de las dimensiones más o menos acordadas no se puede abarcar todo...
Aunque ese callejón... Yo qué sé... Lo mismo... Sophie!!!!!

Mercedes dijo...

Ya sabemos más cosas sobre Sophie, cada vez me familiarizo más con el único personaje presentado hasta ahora, además de conocer más datos sobre la ciudad donde vive. También se ha confirmado su casi hosco carácter; no parece tener buen trato con los clientes de la taberna que frecuenta, en la que suele ponerse a trabajar en su extraña libreta.
A pesar del cambio de pluma, la envoltura del relato no se ha roto; enhorabuena.
Habéis conseguido despertar mi curiosidad y dejarme a la espera de la siguiente entrega.
Besos a las siete plumas y hasta pronto.

Abuela Ciber dijo...

Leyendolos.

Cariños

Marcos Alonso dijo...

¡Vaya, pero si es Mercedes Pinto! Es un honor y un placer tenerte entre nosotros.

Dácil Martín dijo...

Qué tremendas ganas de leer el siguiente capítulo, ¿no? Al principio, cuando Francisco propuso dos veces en semana pensé que pudiera resultar tedioso para escribir y para leer. Sin embargo, estamos todos a la expectativa, algo asombroso. Amando, si es que te muerdes las uñas las debes tener al raso, ja,ja.
Y gracias a todos por los comentarios constructivos, de ideas, de ánimo, de todo tipo..., incluyendo también a los lectores que están al acecho: a Verónica, Alena, Catherine, Isolda, Flamenco, Maria, Beatriz, Abuela.... Son aportaciones a tener cuenta.
Por otra parte, esta novela tiene un "tras el telón" que se las trae
, vamos, es como otra novela paralela en la que todos somos partícipes, y a cual personaje de nosotros mismos podemos decir que no es variopinto. Pues eso.
Un beso

Amando Carabias María dijo...

Pues por suerte no me como las uñas, pero no dejo de mirar el calendario, qué caray.
Lo peligroso es que tengo escrito el texto, pero como dice FranCo no dejo de rumiar posibilidades, y vosotros de regalar ideas, con lo que me dan ganas de ampliar..., pero me sujetaré...
Espero que quienes sigan (y digo más allá de FranCo que es el siguiente) estén tomando nota, porque algo que se haya dicho aquí, lo mismo no parece importante, o se desecha ahora, pero dentro de cincuenta entradas viene al pelo.
Esto lo digo por los amigos lectores y comentaristas. Al menos en lo que a mí respecta, voy anotando lo que se dice, forma parte de una especie de carpeta de documentación que en cualquier instante puede ser usada como los magos hacen con su chistera.

Efectivamente, Marcos, doña Mercedes Pinto entre nosotros, y como comentarista de lujo, ella que nos ha tenido en un sinvivir durante varios meses con su novela Maldita, publicada en su blog y que ha visto publicada otra de us novelas La última vuelta del scaife, seguro que nos aportará buenas ideas.

Flamenco Rojo dijo...

En un comentario anterior decía que no veía a Sophie como aficionada al futbol…Ya veo que no sólo a la prota no pudiera gustarle, tampoco le hace mucha gracia a Ana J. ni a Catherine…Pero me gustaría que supierais que hablar de fútbol en Escocia es hacerlo de algo más que un simple deporte. En el terreno de juego se dirimen diferencias políticas, sociales y hasta de índole religioso.

Fútbol, política y religión son palabras que van unidas en Escocia y es imposible hablar de una sin tener en cuenta las otras dos…El motivo no es otro que el duelo que mantienen dos grandes equipos escoceses, el Celtic y el Rangers, los cuales están identificados con estratos diametralmente opuestos. Católicos y protestantes llevan desde 1888 jugando lo que llaman el “Old Firm” (antigua fábrica) término acuñado por la prensa escocesa a principios del siglo XX para reflejar la rentabilidad que ambos clubes obtiene de su enemistad declarada.

Las diferencias entre ambos clubs se fundamentan, en parte, en sus propios orígenes. El Celtic se fundó en 1888 de la mano de un sacerdote católico, con el único objetivo de recaudar fondos para un comedor infantil de inmigrantes irlandeses y que al mismo tiempo se convirtiera en un motivo de orgullo para los oprimidos inmigrantes. La enorme colonia irlandesa, mayoritariamente católica, hacía descansar sus sueños y sus esperanzas en el Celtic. El club, además de su reconocida vocación católica, defiende ideales políticos nacionalistas y no son partidarios de estar bajo la sombra de la bandera británica.

En 1873, quince años antes, fue fundado el Rangers. Tras un tiempo, al ver el potencial de sus vecinos, decidieron convertirse en símbolo de los protestantes escoceses y en partidarios del Unionist Community of Scotland y del Unonist Community in Northern Ireland. Desde el comienzo se consideró el equipo de la clase dirigente escocesa.

Claro con estos precedentes no nos puede extrañar lo sucedido en 1971…fue el ejemplo más dramático. Una avalancha de espectadores en Ibrox Park, feudo del Rangers acabó con la vida de 66 personas. Afortunadamente esto es difícil de repetir en la actualidad. Ahora estos partidos de futbol se juegan al mediodía para evitar que los aficionados acudan en estado etílico al estadio.

Entonces cada vez que se acerca un partido entre Celtic y Rangers Escocia se paraliza. No sólo son verdes contra azules...son católicos contra protestantes, nacionalistas contra unionistas. Es más que fútbol, es pasión que se respira y nervios que se palpan, son dos maneras de vivir reflejadas en un escudo, en una historia...es el orgullo de miles de personas depositado sobre sus 11 personas que dan patadas a un balón.

Besoabrazos.

Paloma Corrales dijo...

Bueno, me voy a arriesgar a decir lo que pienso, quizá no os guste, o tal vez me precipite, y después de todo dos capítulos son muy poco para juzgar.

Cuando leí el proyecto en casa de Amando, me pareció apasionante y un auténtico reto de valientes, pero ahora, no es que no me haya gustado, más bien no termina de engancharme. Intento explicar lo que me ha ocurrido: bajo mi punto de vista, estáis intercambiando demasiadas opiniones entre vosotros, formando un equipo compacto y como es natural desarrollando empatía, me parece que ese sentimiento se está dejando sentir en el arranque de la novela... como preparando caminos, dejando infinitas puertas abiertas, etc... los principios son igual de importantes que los finales, exprimiros la cabeza cada uno al máximo, pero por vosotros mismos, y el que venga detrás que arree, es que si no acabaréis como un grupo de guionistas.

Espero no haber herido sensibilidades, sólo he dado mi punto de vista como lectora y, desde luego no soy una experta.

Saludos a todos.

Paloma Corrales dijo...

He vuelto a releer los dos capítulos juntos, pensando que quizá había sido una falta de concentración y me ha vuelto a suceder, se desprende que se escribe "preparando el camino" e incluso "con precaución" y le hace perder fuerza. También es posible que mi idea preconcebida era cada uno escribía poniendo toda la carne en el asador, y si esto compremetía al siguiente, le haría crecer. A lo mejor el proyecto nace más como algo cojunto y consensuado, no lo sé.

Eso, que ya me callo.

Amando Carabias María dijo...

Esto se anima y se anima por dos vías que eran las que se solicitan desde un primer momento.
Creo, Paloma, que no te falta razón en lo que dices, pero que tampoco estás del todo en lo cierto.
A ver si soy capaz de expresar mi punto de vista.
Realmente no existe comunicación interna entre nosotros, salvo la mínima que tiene que ver con cuestiones de intendencia y logística.
Entiendo al o que te refieres, pero fíjate que quizá la propia extensión de lo escrito es lo que puede dificultar, por un lado, y aconsejar por otro, el que no se produzcan rupturas (de momento) entre las diferentes aportaciones.
Además, creo yo, no se puede olvidar que se trata de un proyecto en común, por tanto la creatividad de cada uno debe mirar por el conjunto, aunque sin perder la propia personalidad de cada quien.
Topamos aquí con un problema. Si el post se hace extenso (donde cada quien podría introducir más modificaciones, ahondar más en su línea, etcétera) corremos el riesgo de desanimar a los lectores, sobre todo en estos momentos incipientes del relato.
Supongo yo que a medida que transcurran las semanas (tampoco muchas serán necesarias) y el número de lectores se estabilice, yo apostaría porque la extensión creciera. Al mismo tiempo, los personajes estarán más definidos y quizá podamos, entre todos, hacerlos crecer. Ahora es como si los estuviéramos dibujando.
Por otra parte creo que en los comienzos se trata precisamente de eso, de empatizar de sentir que la criatura es un poco de todos y que entre todas las aportaciones, como esta tuya, por ejemplo, la haremos más vigorosa y es que, me parece, muy interesante lo que aportas para la reflexión de cada uno.

Amando Carabias María dijo...

Por otro lado, Flamenco, tu aportación sobre el hecho futbolístico en Escocia, me parece importantísima.
Seguro que la tendremos en cuenta, y tendrá que aparecer de algún modo. No sé si alguien relatará algún partido Rangers vs Celtic o alguna de sus consecuencias, o quizá la admiración por uno de ellos desencadene algún tipo de conflicto.
Desde luego ya tengo archivada tu información como parte de la documentación, por si la trama nos lleva hacia allí.
Ahora mismo es imposible saberlo, ni siquiera intuirlo, pero ahí está en el horizonte, y quizá sólo como horizonte permanezca, pero de un modo explícito.
Saber que Celtic es casi sinónimo de catolicismo y nacionalsimo, frente a protestantismo y unionismo de los Rangers, puede ser un estupendo motivo para plantear algún tipo de conflicto.
Seguro que el resto está teniendo también muy en cuenta esta aportación que, por otro lado, y es de agradecer en grado sumo, ha supuesto un esfuerzo y una dedicación grandes por tu parte.
Casi casi has hecho de documentalista.
Creo que no exagero si te doy las gracias en nombre de todos.

Anabel dijo...

Hola Paloma,

Gracias por tu opinión sincera, necesitamos de ella. Creo que lo que quieres decir, o yo lo interpreto así, es que no encuentras ni unidad en los dos textos ni un hecho que realmente haya llamado tu atención. Que nos estamos dedicando a preparar demasiado el camino sin aportar hechos contundentes o decisivos o sorprendentes. Puede que no te falte razón, pero aún son sólo dos entregas. De momento, es cierto, tan sólo estamos presentando al personaje y, también hay que tener en cuenta, no son textos muy largos.

Hay que esperar a ver cómo se desarrolla en los siguientes capítulos. Supongo que en cuanto tengamos una primera ronda podremos ver con algo más de claridad cómo se va desarrollando el experimento.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

Inma Vinuesa dijo...

Gracias Paloma por tu comentario, creo que nos has hecho reflexionar a todos.
Pienso que al ser textos cortos y con solo la presentación de un personaje nos hace querer más, por lo que sugiero a Amando que se anime y publique cuanto antes.
Tengo que reconocer que diariamente miro el blog a ver si hay alguna novedad, y la que realmente espero es que haya otro capítulo de la novela, por ello pienso que debemos animarnos a publicar el texto en cuanto lo tengamos escrito.
Eso le dará más energía y dinamismo.Eso sí respetando el tiempo que necesite cada uno.

Reitero las gracias a Paloma, y comentarle a Flamenco que es muy importante toda la información que recibamos, la idiosincrasia de una tierra la hace también la forma de vivir su deporte, su cultura y su religión. Creo que es un dato muy importante para saber aspectos del carácter del escocés.

Paloma Corrales dijo...

Me alegro enormemente de la acogida, porque no quisiera en nigún momento menguar la ilusión, más bien todo lo contrario.

No, no, es una cuestión de unidad, los dos pequeños capítulos están escritos muy bien y tienen perfecta unidad, ese "reparar el terreno" es quizá lo que le hace que falte un poco de garra, evidentemente es poquísimo para valorar, os lo dije para que no se convierta en un vicio, es un proyecto apasionante; haced que lo siga siendo.

Un abrazo para todos.

Ps. ¿recordáis uno de los principios más importantes de la narrativa? Todas las familias dichosas se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera (Ana Karenina)

Paloma Corrales dijo...

Me corrijo; donde dice "reparar" es "preparar" y a la pobre Anna le robé un ene, sorry.

FranCo dijo...

Coincido con Paloma Corrales, es cierto que entre “las plumas”, existe empatía. También pienso que entre nosotros nos condicionamos, pero no solo entre nosotros, sino por los comentarios de los lectores.

Aunque también es cierto, pienso, que cada escritor pondrá su sello y su voz en cada capítulo.

Les puedo asegurar, hablo por mí y seguro que por el resto de las “6 plumas”, que tratamos de integrar a cualquiera en el proyecto. Tenemos abierta la puerta y hasta la nevera para que se sirvan lo que deseen. Pero es complejo, hemos nacido apenas hace un mes y la promoción de cualquier proyecto en Internet es complicada. Existe un mundo infinito de buenas ideas y más atractivos (por mayoritarios) que la nuestra. O por lo menos más populares.

Pero no podemos rasgarnos las vestiduras por ello, el objetivo es llevar la novela hasta el final. Y ese, siempre debe ser el objetivo primordial de cada escritor con su obra. Las obras inacabadas de nada sirven o no pasan a la historia.

No debemos olvidar que estamos aún en pañales, que no podemos ni queremos pisar el acelerador, ni escribir post más amplios pues estamos en plena fase de promoción y posicionamiento y que los posibles lectores que lleguen, se les haga un mundo iniciar la lectura de la novela. Pocos lo harían.

Referente a que estamos predispuestos por el post anterior, dale tiempo al tiempo, ¿quien te dice que cuando sea mi turno no meto a Sophie en un avión y la mando a Nepal y se lo monta con un monje budista?

Solo son varias líneas de la novela, y bastantes datos han surgido. Esto está naciendo. Pero lo que más nos satisface es conectarnos cada día y encontrar aportaciones como las tuyas. Es lo más enriquecedor.

FranCo dijo...

A Flamenco Rojo lo contrataría de documentalista. Impresionante.
Muchas gracias por tu trabajo.
Estas aportaciones, seguro, se verán reflejadas en cualquier momento.

Aqui aprendemos mucho. Sabía de la rivalidad de ambos clubs, me no el trasfondo

catherine dijo...

Pido disculpas a Pepe aunque sepa él que lo del rugby era para pincharle. Lo que cuenta hace pensar en Ulster.
Pido disculpas también a Ana y Dácil por no haber dicho que sus capítulos respectivos son un buen comienzo para la novela, que le dan su decorado y dibujan el caracter del(¿1º y único?) personaje. Tengo tantas ganas de saber lo que va a pasar que me precipito haciendo hipótesis, es mi manera de mostrar mi interés.

Ana J. dijo...

No son horas para enrollarme pero agradezco vuestros comentarios, Paloma, Catherine y el resto de los 7plumas.
Me hacen reflexionar sobre el enfoque para la parte que me toca, una pequeña pieza más en el puzzle de esta historia que no ha hecho más que comenzar y que con las aportaciones de todos será mejor.

Amando Carabias María dijo...

Esta es la gran virtud y parte de lo que nos genera esta expectación, Ana J, que estemos expuestos a las sugerencias de los lectores (en seis séptimas partes también lo somos nosostros), y esto nos influye...

Flamenco Rojo dijo...

Catherine, ¿pedir tú disculpas? Eso es como si el Sol pidiera disculpas por alumbrar. Jamás molestarías con nada de lo que escribas o pienses porque tú eres un Sol.

Un besito.

Amadeus dijo...

Hola a todos,
Decir que esta aventura me encanta seria poco decir. Y no solo me apasiona como lector y aficionado a la literatura; también me apasiona desde el punto de vista profesional, la dialéctica entre la singular “imaginación” de cada autor y el proceso colectivo de producción literaria.
Dos apuntes.
A mi parecer el verdadero objeto, el corazón de la obra, es el proceso mismo de la escritura colectiva, con sus dudas, intercambios, opiniones contrarias, aportaciones divergentes o convergentes… Tal vez y finalmente la novela sea un “pretexto” que permite dar luz al verdadero objeto.
Y ya que alguien se atrevió a hablar de futbol, me permitiréis decir que para mi Edimburgo es indisociable del rugby y del Torneo de las 6 naciones…
Escuchar el Flower of Scotland en el campo Murreyfied es una experiencia transcendental. Me gustan los jugadores de rugby escoceses, sublimes perdedores que nunca se rinden.

Mis más cordiales saludos.

Amando Carabias María dijo...

Sublimes perdedores que nunca se rinden...
Esto también lo apunto en mi carpeta.
Gracias, Amadeus... Yo me quedé en la época en que aún era de las 5 Naciones...

urbanoyhumano dijo...

Lo lamento pero no podré seguir vuestra itinerante historia.

Dácil Martín dijo...

Urbano y humano, ¿a qué historia te refieres, a la novela o a los comentarios? Porque si se trata de los comentarios, te puedo entender perfectamente. Hay que leerlos todos lo días, si no corre uno el riesgo de perderse entre nombres tan diversos y opiniones. Está claro que la ilusión de este proyecto es compartida.
Catherine, Flamenco, Paloma y los demás lectores, me han parecido interesantes los últimos comentarios referidos a dar más fuerza a este inicio de novela.
Saludos

S.ainoha dijo...

En mi opinión para que este proyecto funcione, los siete escritores tienen que tener en cuenta que no todos hacen literatura de la misma manera, y deberian acoplarse más a la forma de escribir unos de otros... sin ir más lejos, del primer al segundo capítulo, hubo un salto enorme en el libro, el cual, si lo hubiera escrito todo una sola persona, no sería igual...

El primer capitulo comienza con una descripción escasa del personaje y su situacion... creo que en el segundo debería seguir con una descripción un poco más extensa y detallada para que nosotros, los lectores nos situemos, y que no todos quieran tener afan del escritor primogenito, sino que esto sea un trabajo en equipo para que pueda salir a flote.

Marina Fligueira dijo...

Muy bien este segundo capítulo: Sophie empieza a dar una señal de su personalidad. Un gusto leeros.