23 may. 2010

Capítulo 7

Edward McCulligham lo sabía. No buscaba ni fama ni dinero sólo la satisfacción íntima de haberla encontrado. Ya era el segundo secreto que conocía de Sophie y, por permanecer callado esta vez, exigiría recompensa.


La vida en Cramond limitaba al norte por el fiordo de Forth, la atravesaba el río Almond y la rodeaban por tierra varios campos de golf. El pequeño pueblecito de Cramond se desenvolvía al ritmo del paisaje que lo contenía. Por eso, la desaparición de un joven matrimonio dejando a una niña de catorce años fue un hecho que trastornó completamente a sus habitantes. ..

53 comentarios:

Ana J. dijo...

POR FIN!!!!!
Solo lo he leído por encima, pero esto se complica... y se aclara a la vez.
Decididamente, la pareja asesinada eran sus padres!
¿Y asmática! Eso tiene muchas implicaciones psicológicas! Su abuela, desde luego, es alguien sabio.
Y me encanta saber más de Edward. Es bastante turbio, muy turbio.. Otro obsesionado con ella. ¿Hasta dónde podrán llegar sus celos?
Me ha encantado, pero deja que lo lea otra vez, despacio, para poder sacarle mejor el jugo.
Te has hecho de rogar, pero la espera ha merecido la pena.
Enhorabuena, Anabel

Amando Carabias María dijo...

Pues me pasa lo que a Ana, sólo he podido leer por encima. No me imaginaba yo tan obsesonada a Eddy. Me parece que Amy va a resultar más importante de lo que parece.
Me ha gustado la fuerza del capítulo. Habrá que estudiar algo sobre los asmáticos.
Esta tarde vuelvo, que ya necesito desconectar...

María dijo...

Por favor, que maravilla, enhorabuena, has aportado un montón de información a la historia, al menos en mi opinión, ya sabemos más de Sophie, de ese pasado que la atormenta.
Además, comenzamos a saber de Edward, el solitario que la observa por la noche. Fantástico...

Marcos Alonso dijo...

Muy bueno!!

Me ha gustado mucho, y me produce una gran alegría ver como se va hilbanando el relato: la relación entre los personajes; las visitas al pasado; como se empiezan a mover por la geografía escocesa; como crecen los personajes y como, éstos, van mostrandos su personalidad, sus obsesiones, sus miedos o sus anhelos. Alumbras el pozo del misterio, pero lo dejas a buen recaudo para que la historia no pierda fuerza. Amy!, me gusta el nombre de la abuela tierna y preocupada (paterna o materna?), que ahora nos muestra su verdadero carácter decidido y valiente; y Eddy o Ed descubre sus cartas y apuesta por participar de forma activa y decidida. No me fío mucho de él,no sé..., me resulta una mezcla de Jack y Carlos. Me ha encantado los escenarios que creas: Cramford? y esos callejones que nos confunden, no son los mismos, ya tenemos uno en cada lugar, muy sugerente, en esos callejones hay unos seres o algo animado, son como callejones vivientes... Ozuu que miedorrr.

Anabel gracias por traernos un domingo feliz y soleado.

Besotes

Maia dijo...

Anabel, pues que me ha gustado mucho cómo se van hilvanando los acontecimientos y creo que este capítulo es fundamental en la historia.
Dos cosas nomás que me quedaron "colgando":
1. El matrimonio falleció hace 10 años cuando Sophie tenía 14 pero ahora ella tiene 25. Me falta un año de su vida (soy perfeccionista se nota?, pues mi marido lo sabe muy bien pobre).
2. Otra cosa que medio que se me antoja contradictorio es que en un capítulo anterior se escribió que Sophie sufría mucho de las burlas de sus compañeros de clase y ahora se dice que los vecinos la querían mucho, le tenían respeto y compasión. De alguna manera me parece que hay una especia de antagonismo. Pero puedo que sean ideas mías nomás.

Por lo demás me gusta mucho que sea un capítulo donde no se ahorra en detalles visuales. Es un capítulo claro y descriptivo.

Inma Vinuesa dijo...

Anabel, tengo que comentarte/os varias cosas:
En primer lugar enhorabuena por el capítulo, muy bien escrito, con muchas aclaraciones y detalles importantes, esta chica debe ser la leche, todos están obsesionados con ella, vaya,vaya...
En segundo lugar deciros estimados lectores que cometí el error de ir adelantando mi capítulo cuando Marcos publicó el suyo, así podría ir perfilando y analizando con más tiempo lo escrito, sería mucha casualidad que Anabel escribiera sobre lo mismo, prácticamente imposible.
Craso error, para que veáis que, esto es como os lo contamos, acabo de mandar mi capítulo a la papelera de reciclaje. No podemos tener ideas pensadas, ni escritas antes de que publique el anterior, y además así comprobáis que ninguno sabemos de que van a escribir los 6 restantes.
Pero no estoy disgustada, todo lo contrarío, esto es lo maravilloso e inquietante de este proyecto, y una de las cosas que lo mantiene constantemente vivo.
Anabel, me has obligado a que me vuelva a exprimir los sesos,pero me encanta, un beso y mi más sincera enhorabuena.
Esto cada día me gusta más

Anónimo dijo...

Para Marcos Alonso; supongo que habrá sido fruto de la emoción, pero ese "hilbanando". ¿Acaso tiene otro significado que desconozco?. De nada.

Marcos Alonso dijo...

Hola Maia. Realmente, sólo, lectores o lectoras como tú pueden quedarse con esas precisiones. No obstante, y por la parte que me toca, cuando en uno de los diálogos del capítulo 6 puse algo así como "diez años pagándote para nada" podía estar redondeando la cifra o que no se contrató inmediatamente, por supuesto, como ya se ha dicho, inicialmente esa labor lo haría su abuela. En cuanto a que ciertamente los niños, imagino que se refería Inma a los primeros años de la infancia se burlaban de ella, puede ser compatible con que ahora en la adolescencia y después de todo lo ocurrido, sus vecinos, posiblemente los adultos, fuesen protectores con ella.

Desde luego con lectores como tú no se nos puede escapar una, eso es lo ideal, el mejor seño de calidad.

Un beso

Marcos Alonso dijo...

¿Qué fallo lo puse con B" gracias anónimo, y disculpa

Maia dijo...

Marcos, pues los análisis serán siempre con la mejor intención. Gracias !

Anabel dijo...

Gracias a todos. Me encanta que os haya gustado y que entre tanto piropo también haya alguna crítica. Eso demuestra que hay interés por parte de la gente que nos lee y eso es estupendo. Se agradece un montón.

Maia, es increíble el detalle con el que nos lees. Te juro que me he imprimido todos los capítulos anteriores a éste y he ido subrayando los datos, lugares, detalles y demás para intentar no meter la pata. Te reitero mi agradecimiento. De todas maneras, igual me equivoco, pero creo que en ningún sitio se dice que, primero, sus padres fueran asesinados y, segundo, que eso ocurriera hace diez años. La fecha diez años aparece en el capítulo 6 cuando Sophie le die a Deborah "No sé para qué te pago. Diez años tirando el dinero para nada, para que tengas presentimientos". No se especifica para qué se la ha contratado ni que sus padres hayan sido asesinados/desaparecidos hace diez años. Creo que aquí tu propia imaginación te está ayudando a atar cabos que aún no se han resuelto. En donde sí tienes razón es en lo de que de pequeña se rieron de Sophie. Pero si te vas al capítulo 1 verás que pone textualmente: "...pero menuda gracia fue entrar en el colegio el primer día, y notar que todos imitaban su paso saltarín por los rincones, sin ni siquiera preguntar quién era, cómo se llamaba o el porqué de ese peculiar caminar." Nada dice del resto de los días del colegio. Podemos suponer que la cosa se fue arreglando, pero en todo caso tal vez debí haberlo aclarado algo más.

Inma, iba a decirte que no me lo puedo creer, pero esta vida no deja de mostrarme que todo es posible. Qué casualiad, cuánto lo siento. Te voy a hacer trabajar dos veces, jolín. Esto demuestra, como bien dices, que ninguno sabe el contenido de los capítulos hasta que se publican. Además es signo de que entre nosotros hay sinergia.

Reitero las gracias.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

Amando Carabias María dijo...

Lo he vuelto a leer, más reposado, con más detalle. También he leído los demás comentarios, y me sumo a lo que dice Inma. Obviamente yo no me había puesto a escribir nada, pero sí tenía una vaga idea de por dónde tirar: pensamientos a la papelera de reciclaje. Pero encantado de la vida. Estamos vivos y lo esencial del proyecto continúa adelante y late con fuerza: cada creatividad personal puesta a un esfuerzo colectivo, intentando aunar fuerzas, haciendo que la historia avance, inlcuso hacia atrás se avanza.
Por cierto ahora me doy cuenta de que se me ha olvidado algo trascendental de Sophie en el resumen. Horror.
Ah y una cosa, que a este paso también se me olvida, porque antes no lo he escrito. ME HA GUSTADO MUCHO TU CAPÍTULO, también.
Un texto muy fluido, con algunas imágenes hermosas: "El pequeño pueblecito de Cramond se desenvolvía al ritmo del paisaje que lo contenía" (...)"En invierno, a las cinco de la tarde los faroles resultan miserables en su intento de arrojar luz sobre las empedradas calles."
Seguiré leyendo, por la cuenta que me tiene

Isolda dijo...

Anabel, primero que nada, enhorabuena, me ha gustado mucho tu forma de atar cabos. Tengo la impresión que este capítulo ha terminado por ubicar a cada uno, consolidar a los personajes y resolver algunas dudas. Digamos que la presentación está hecha. Según recuerdo, ahora es cuando vendría el nudo y a él me refiero. Habéis escrito los siete, le tocaría de nuevo a Inma.
Dos cosas: Lo comenté el primer día, es inútil adelantarse a los acontecimientos, ya lo has experimentado, Inma. Toca exprimirse los sesos nuevamente.
Otra, ¿dónde se dice que los padres de Sophie fueron asesinados? Puede que no lo haya visto, pero me parece que sólo estban desaparecidos y ni aún mezclando los sueños, el carro, etc. lo veo así. Tal vez sigan vivos en otra parte del mundo...
Un beso y 6 más.

Maia dijo...

Pues se ve que mi imaginación me está jugando malas pasadas !!! De todas maneras es bueno saber que no te has perdido ni un detalle al momento de escribirlo. Un abrazo

Anabel dijo...

Gracias, Amando, tú también lees con detalle.

Sí, Isolda, tienes toda la razón. Hasta que Marcos no colgó su estupendo capítulo no me permití imaginarme nada, porque todo está en manos de quien tiene el turno de pluma y hasta que éste no la suelta, es inútil escribir con otra.

Querida Maia, si los que escribimos no tenemos en cuenta los detalles, apaga y vamonos. Estamos obligados a ello. De todas maneras, necesitamos a lectores como tú, no somos infalibles y cuatro ojos ven más que dos. Tus correcciones y sugerencias son muy tenidas en cuenta. Así que no te cortes. Sigue así y con nosotros, por favor.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

Anónimo dijo...

Perdona Marcos si te he molestado, al decir otro significado, me refería, a que muchas palabras, según su ortografía, no quieren decir lo mismo; ejemplo: basto con "B" o con "V". También y aunque todos hablamos español, según las regiones, algunas palabra, cambian y no significan lo mismo. Ese es todo.

Marcos Alonso dijo...

Discúlpame tú, Anónimo, te he confundido con otra persona y se ha producido un lamentable malentendido, eso es todo. Muchas gracias por tu aclaración y apotación.

Un saludo.

Flamenco Rojo dijo...

Anabel enhorabuena...has cerrado el primer ciclo brillantemente. Ahora estoy más seguro que este barco llegará a buen puerto. Volveré a leerlo, pero esta vez lo haré los 7 capítulos seguidos...A este ritmo me aprendo de memoria el primero.

Besosabrazos para todos, pero uno especial para "la cuentista"

FranCo dijo...

Anabel, muy inteligente y "grupal" tu capítulo. Intentado encausar todas las puertas abiertas. Me gusta. Voy a releerlo otra vez pues seguro que se me quedan cosas por el camino.
Desde que este proyecto nació, nunca le he encontrado tanto sentido y satisfacción a la relectura como ahora.

Felicidades

7 Plumas dijo...

¿Alguien puede documentar sobre Cramond?
Flamenco Rojo???

Amando Carabias María dijo...

Ya está subido en el apartado correspondiente. Flamenco me ha mandado la información que también se ha enlazado en el apartado titulado Escenarios de la novela.

Inma Vinuesa dijo...

Estoy alucinando:
¿os dais cuenta con la velocidad que fluye todo?.
Ya está documentado Cramond, gracias Flamenco Rojo, eres genial, además es un pueblo cercano a la ciudad de Edimburgo, en el noroeste de la ciudad, y según wikipedia forma parte de los suburbios de Edimburgo, vemos que Anabel también se ha documentado bien a este respecto.
Sois increíbles

Maia dijo...

Anabel, claro que no me corto. Si cada vez que "meto la pata" y me equivoco me retirara de algún lado pues ya estaría encerradita en mi casa hace años, creeme.
Pues claro que los sigo, hasta que se pudran de mí. Un abrazo y hasta el próximo capítulo !

Isolda dijo...

Bien, acaba de ganar Tsonga, por ahora sin asesinar a nadie. Aunque alguien tal vez aproveche el título, Alena.
Besos.

Anabel dijo...

Gracias, Flamenco Rojo. Saber que se ha hecho un buen trabajo satisface y premia el esfuerzo. Yo también te iba a pedir información sobre Cramond, pero no me atrevía. Como es evidente tuve que informarme acerca de ese suburbio de Edimburgo. Buscaba un pueblecito cercano, pues Marco cerró su capítulo con la frase "Desaparece un matrimonio de un pequeño pueblo sin dejar rastro alguno". Encontré éste que me encandiló. Supuse que nos podría servir como escenario complementario.

Sí, FranCo, eso intenté hacer. Pensé que era necesario ligar algunos cabos, no todos, eso sería imposible en un espacio más o menos reducido o supondría acabarme la novela yo solita ja, ja, ja. Creo que aún no hemos llegado al fin, aún nos queda cuerda para rato.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

FranCo dijo...

Anabel, espero que nos quede cuerda para rato (hablo como editor), solo tenemos escrito de la novela aproximadamente 10/12 páginas en función del formato.
Tenemos que estirarnos mínimo hasta las 200.

Imagino que ahora, tras esta vorágime de acontecimientos y personajes, empezarán los detalles, los diálogos y relaciones, las descripciones...

Ana J. dijo...

Soy CULPABLE! Yo he sido quien ha dicho que el matrimonio fue asesinado!
Lo siento, desde que leí que había desaparecido un matrimonio me los imaginé fiambres.
Lo siento, creo que he confundido a todos.
Lo de los años que lleva contratada Deborah... sí, tal vez sean demasiados. ¿Estaría muy mal que se tomase como "casi diez años" o algo así?

Isolda dijo...

Perdonádme; ya sé que alguno estará pensando que se me ha ido la pinza; pues sí, como tantas veces, puro despiste. Mi comentario anterior iba para Pavesas, pero ha descubierto Cramond y ha decidido darse una vuelta. Por cierto en un sitio tan bonito, hay callejones tan tétricos? Parece imposible.
Besos viajeros.

7 Plumas dijo...

Veo que ahora estamos también haciendo de guía de viajes.

Este proyecto nos lleva de la mano a tantos sitios. Cada día descubro la cantidad de posibilidades que nos aporta esta aventura.

Maia, Isolda, Flamenco Rojo, María, me sorprenden a cada momento, sois capaces de exprimir el argumento mejor que nosotros los propios escritores. Gracias

Maia dijo...

Pues se ve que Ana y yo tenemos cabezas de asesinas...

Amando Carabias María dijo...

Lo he estado pensando mientras paseaba. Ya lo ha comentado Isolda, y ahora incides tú, FranCo yo no estaría muy seguro de que tenemos a todos los personajes, ni que siquiera hayamos acabado la presenttación (por utilizar la nomenclatura clásica de presentacíon-nudo-desenlace) Quizá, sí, pero lo mismo, no.
¿Según lo que comentas, nos tenemos que replantear extensiones de las entregas o capítulos? Digo esto porque según lo que llevamos publicado y el número de entregas habidas, para llegar a doscientas páginas habría que escribir unos cien capítulos, o quizá noventa.

María dijo...

Tenéis razón, a este paso va a ser más extenso el capítulo de comentarios, que la propia novela. Me parece que nos estamos volviendo un poco locos, pero es que es tan interesante, tan novedoso este proyecto, que nos tiene enganchados totalmente.

Mercedes dijo...

Ya sabemos los lazos que unen a Ed y a Sophie, y por qué él la observa desde la ventana: está obsesionado con ella, hasta el punto de cambiar su trabajo y lugar de residencia para poder vigilarla de cerca.
Este capítulo ha arrojado mucha luz a la trama, poco a poco los personajes se dan a conocer y nos resultan más familiares.
Buen texto. Enhorabuena.
Las plumas se suceden a buen ritmo, sin que apenas se note el cambio.
Un abrazo a todos.

Ángeles Hernández dijo...

Como hay para rato mañana lo imprimo y ya tengo entretenimiento entre "col y col".
Supongo que a estas alturas las siete plumas ya están cerradas. Intaré estar más atenta para la próxima. En todo caso seráentretenido comentaros (para mí al menos)

Saludos del día 24 (casi)

Marcos Alonso dijo...

Hola Angeles, bienvenida. Me alegro que nos acompañes y comentes todo lo que quieras, seguro que será una relación muy provechosa.

Dácil Martín dijo...

¡Bien!¡Bien! me ha gustado, Anabel. Ha sido un gran reto, has sellado estupendamente esta primera parte del ciclo de las 7 plumas. Sophie adquiere un nuevo matiz: en su pueblo es el centro de preocupación; y en Edimburgo es celosa de su intimidad. Está claro que Sophie carga un pesado lastre no sólo físico, sino también soporta una gran presión anímica al verse obligada moralmente a encontrar a sus padres, tarea nada fácil, y mas si el motivo de la desaparición pueda resultar escabroso. Ahora puedo entender un poco más(trato de hacerlo)a Sophie cuando se desnuda ante el micrófono de la radio, es de los pocos momentos en los que se puede sentir ligera de preocupaciones, de responsabilidad.
Y me da que Ed no es más que un acomplejado que se excusa en Sophie por haber tomado la decisión de irse del agobiante pueblo natal. La intervención radiofónica de la Dama de la Callejuela le despertó los sentidos, sin embargo, él va independiente.
Queda aún muchos giros por la callejuelas... Ahora el turno será para Inma, seguro que también nos sorprenderá en esta segunda parte.

Laura dijo...

Buen Lunes a todos!!

He leído el capítulo esta mañana, antes de despertar a mi retoño, y la primera impresión ha sido buena.

Sin dejar de aportar nuevos detalles, has "aminorado la marcha", te has tomado un ligero respiro para "atar" algunos "cabos", y le has imprimido un ritmo distinto a la historia (que se había desmadrado ligeramente).

De todos modos, quiero volverlo a leer con más calma.

Me confieso una "Lostmaníaca" de manual, y hoy tengo ya más que suficiente con el final de la serie.
Mañana prometo un comentario un poco más completo.

No obstante, mi enhorabuena de nuevo.

Marsalis dijo...

Espectacular!!!!! enhorabuena a la escritora.

Creo que si del capitulo tres pasaramos a este, el hilo argumental para mi forma de ver seria mas creible y compresible.

No se me enfaden los otros escritores, pues sus capitulos encajan en otras partes de la obra seguro.

Me reitero FELICIDADES.

Saludos

Marsalis dijo...

Perdon cometi un error.
Donde puse "Creo que si del capitulo tres pasaramos...." deberia haber puesto"Creo que si del capitulo cuatro pasaramos...."

Ángeles Hernández dijo...

Disculpad, pero acabo de escribir un comentario después de leer los siete capítulos ( me ha llevado casi una hora) y no sé si lo envíado bien pues ahora no lo veo .

Espero que ande por ahí, creo que reescribirlo no sería lo mismo, aunque si no aparece lo intentaría.

Amando Carabias María dijo...

Querida Ángeles, tu comentario se ha quedado extraviado en la ruta entre la Península y Edimburgo o quizás Cramond. Sé que es un fastidio, pero, uno que va conociendo tus análisis, le gustaría conocer el de estos capítulos, por aumentar las aportaciones y las miradas. Sé que es un esfuerzo un tanto exagerado, pero... ¿Un resumen...?
A veces sucede que los comentarios extensos se pierden. Suelo aconsejar en esos casos que se escriban o se copien en word, por si acaso. Si ocupan más de un folio, que a veces sucede, es mejor partirlos en dos...

Quizá ahora me meta donde no me llamen, Marsalis, pero no estoy muy de acuerdo contigo. Creo que los capítulos quinto y sexto son esenciales para la trama.
Me intentaré explicar. Aviso que no se trata de tener razón, en absoluto, sino de aportar mi visión, y así contrastar...
Según mi criterio en el capítulo quinto se nos presentan dos personajes que, mucho me temo o mucho deseo, van a tener su papel en la trama. Tanto Amber con el jefe, al que en el sexto capítulo le hemos dado el nombre de Donaldson, suponen de algún modo cierto antagonismo o, mejor dicho,los espejos de Sophie y Escobedo, respectivamente, y van a interactuar con ellos, me imagino. De hecho Donaldson está obsesionado con Sophie quizá por su cojera, aunque puede ser al contrario, en cualquier coja de pelo arubiado ve a una Sophie en potencia. El capítulo sexto es un eslabón ineludible en el relato, puesto que se puede decir que, como éste recoge, enlaza y pone en marcha todos los datos o información que hasta ese momento disponíamos. Por Déborah sabemos que hay una investigación en curso que lleva diez años, la desaparición de un joven matrimonio que en este séptimo capítulo se concreta en una oscura callejuela de Cramondo...
De nuevo los mundos paralelos. La oscura callejuela de Edimburgo, tiene su correspondencia en Cramond... También en el sexto capítulo se abre una posible ventana o puerta a un hipotético enfrentamiento femenino por causa de Escobedo.
Espero haber aclarado algo mi postura. Y repito, no pretendo convencerte de nada, sino aportar mi visión, que quizá no sea tan clara como la tuya.
Aportaciones y opiniones como las que has expresado nos ayudan mucho a pensar y repensar nuestro trabajo. Así que no me queda más que agradecerte el esfuerzo y rogarte que continúes aportándonos tu visión de los hechos.
Un beso

Ángeles Hernández dijo...

Volveré al word pero antes de meterme en harina quiero decir que en el que se perdió hablaba de las imilitud entre los dos callejones, las obsesión del jeje de Sophie or las cojas ( dado que la que tiene a mano se le resiste (incluso arrojando cervezas) y que Ed busca a quién cree haber hecho mucho daño en el momento más crucial de su vida pues al no defenderla es como si él mismo se sintiera reponsable.

Po ahí iban los tiros, vuelvo luego con más calma.

Luis es nuevo ¿no?.

Marcos Alonso dijo...

Hola Angeles, siento mucho que hayas perdido ese comentario, no solo por lo irreparable y lo interesante que hubiese sido poder leerlo sino la impotencia que da tras hacer un gran esfuerzo.

Marcos Alonso dijo...

Amando, que capacidad de síntesis y anális tienes! y eso que cada vez cuesta más retener tantas situaciones y uno se hace un lío con los personajes. Cualquier día voy a bajar a la tiende y me llevo la falda escocesa! ¡qué ya no sé dónde estoy!.

Estoy de acuerdo con lo que dices, yo añadiría que una vez escrito, aunque sea a siete manos y con distintos estilos como ésta historia, igual que la vuelta ciclista, unas veces se va más a prisa, otras más lenta, subiendo montañas. Son distintos momentos que requieren un tratamiento diferente: potenciando los personaje, otras avanzando en la trama.... Creo que de esta forma la historia se enriquece, además un solo autor domina unos aspectos más que otros y aquí contamos con especialistas para distintas cuestiones, vamos que como un contratista tenemos pintores, escofradores, yesistas, carpinteros. Pero además cuando se escribe y publica sobre la marcha como aquí, el texto se "petrifica" de tal manera que si quitásemos alguna parte nos parecería que el texto cojearía tanto como Amber y Sophie juntas. Por poner un ejemplo, creo que ya no nos podríamos imaginar a Sophie de otra manera, sabemos que tenemos que tener cuidado con ella si no queremos que nos encervece de arriba a bajo, o que cada vez que veamos a Jack, constataremos que babea con simplemente mirar a Sophie etc


Abrazos

Ángeles Hernández dijo...

COMENTARIO I

Leídos de una sentada los siete capítulos publicados hasta hoy, he tenido que hacer un esfuerzo para caer en la cuenta de que se trata de elementos aislados e improvisados cada día por autores diferentes, basándose en lo escrito por los que lo han hecho previamente. Ésa era una de mis dudas, si acaso teníais un guión o unos personajes preestablecidos. Los comentarios al capítulo VII me las han aclarado .
Así es que mi más cordial enhorabuena por
-La unidad conseguida en el estilo.
-La capacidad de recoger lo previo y continuar el texto creando nuevas situaciones que no contradigan a las anteriores.
-La gran calidad literaria de todos.
Buena elección.

Como comentar siete capítulos es algo arduo, sobre todo porque ya se me ha ido pasando el colocón inmediato a la lectura y al texto que se me perdió por esos mundos, voy a ver si consigo extraer las ideas fundamentales y que más me han llamado la atención. El orden de exposición es aleatorio.

1.- Sophie puede ser recibida con mofa y befa por sus compañeros que saltan imitándola, sin contradecir la lástima que genera en los mayores. Los niños no sienten pena, sino que, ante lo distinto, se burlan (cojo, gordo, gafitas, enano etc). Probablemente la pena fue mayor después de que quedara sin padres como muy bien expresa la frase del capítulo VII “las atenciones bienintencionadas asfixiaban a Sophie, le recordaban continuamente lo desdichada que era”. Bien dicho. En el asma puede jugar un importante fundamental las emociones, como factor desencadenante de las crisis.
2.-“E.M estaba seguro de que Sophie no encontraría paz en ningún sitio”. Por supuesto, puesto que la paz que busca, no está en ningún lugar, sino en ella misma, y es ahí donde la ha de buscar. La encontrará si consigue aclarar, superar, comprender etc los hechos que al parecer la llevaron al desequilibrio , independientemente de donde se halle geográficamente.
3.- El Callejón de Edimburgo y el de Cramond. Probablemente ella no lo recuerde, pero su angustia de cada día, la que la obliga a cantar, puede estar relacionada con la similitud de ambos: estrechos, oscuros, solitarios...
4.-Mujer “casi autista”, que se refugia en su etiqueta para no tener que hablar con nadie. Sólo el español logró convencerla de que saliera de él, y salió cumpliendo rigurosamente la ley del péndulo, pasando al extremo contrario , amparándose en el anonimato de la radio (¿no habría chats?) donde sólo una persona la reconoció:
5.-Ed McCullingan. ¿Cómo no si llevaba buscándola una eternidad?. Su obsesión, leída la última entrega ( es mi ventaja por haber llegado tarde) parece justificada. Él la acompañaba el día del primer callejón, cuando fue probablemente torturada, y no tuvo fuerzas ni para defenderla ni para buscar ayuda. Su reacción, probablemente explicable pues podría tratarse de un compañero de su edad, es considerada por el propio Ed como una cobardía, una traición. Eso si los autores no deciden en el devenir de la novela, considerarlo como responsable activo en el secuestro.
6.- Los padres están desaparecidos. No parece por lo relatado que su cadáver haya sido descubierto pues Devora Sullivan lleva mucho tiempo investigando al respecto. El hecho de que su desaparición se hiciera pública dos días después del “asalto” parece relacionar ambos sucesos. Ya veremos.

CONT....

Ángeles Hernández dijo...

COMENTARIO II)

7.-Las pesadillas de Sophie, reiterativas sobre ése hecho, me hacen elucubrar que no todo está claro en su conciencia. Algo ha olvidado (forcluído), eliminado de su memoria, que sólo se permite recordar en los sueños más profundos. Quizás por esa vía podría llegar a solucionar parte de sus actuales problemas psicológicos. “Brota ya sangre en tu garganta de piedra” escribe en su cuaderno.
8.-El jefe Jack se siente atraído por una prostituta que cojea. Por un momento llegué a pensar que era la propia Sophie en una de sus múltiples personalidades, pero el entuerto se deshace con la llamada telefónica a la oficina. No me parece casualidad este encuentro sexual, para alguien acostumbrado a conseguirlo todo, sentirse rechazado por su secretaria ( que incluso arroja cerveza a los pantalones de los japos) le conduce a desear a alguien que se la recuerda , con un comportamiento sádico y humillante.
9.- Sophie pregunta por Carlos a su amiga que responde : “nunca se te olvida”. Personaje nuevo y aún sin explorar.

No sé si olvido algo, de momento hay muchos caminos abiertos, pero muy bien organizados en torno a la protagonista, su personalidad perturbada, sus miedos y pesadillas, los personajes que la rodean, su oculto pasado...


Si algo puedo “criticar” ( y alguien ya lo ha comentado ), es la rapidez con la que todo va ocurriendo. En diez páginas casi está todo dicho, ahora la corazonada de Debora nos conduce hasta los padres, Sophie se aclara, descubre el origen de sus horrores, Ed confiesa su falta y colorín colorado.

Es broma, perdonad mi ironía. Estoy segura de que planteado el inicio del libro, iréis resolviendo poco a poco y con meticulosidad todas las interrogantes que habéis planteado.

Prometo no extenderme nunca más de esta manera. Ahora , capítulo a capítulo iremos caminado.

Repito mi sorpresa y mi enhorabuena por lo conseguido hasta ahora. ¡Qué no decaiga!.

Un abrazo Á.

Inma Vinuesa dijo...

Por favor Angeles extiéndete cuanto quieras, me has dejado impresionada, como has profundizado en la historia, como aportas matices buenísimos, y como has expresado la uniformidad y la relación que van teniendo los capítulos.
Ninguno de nosotros lo habría podido hacer mejor.
Gracias, y por favor sigue con nosotros comentándonos todos tus pensamientos y reflexiones.
Un abrazo.

catherine dijo...

Llego muy tarde y me queda poco que decir, especialmente después del estupendo comentario de Ángeles. Sólo decir que la novela me apasiona cada vez más, que tenemos que descubrir quien era en el primer callejón, quien es la silueta del segundo, saber más del guapo español(?), esclarecer la desaparición, y muchas otras cosas.
Anabel, enhorabuena, no usurpas la dignidad de cuentista.

FranCo dijo...

Angeles Hernández, que lujo tenerte entre nuestros lectores y más haciendo comentarios como los realizado.

Impresionado. Te rogaría que siguieras de esta forma ayudándonos a encontrar cosas y matices en el relato que particularmente no me había percatado.

Eres un fichaje de lujo.

FranCo dijo...

catherine,
das por echo que el español (Carlos Escobedo) es guapo. Bueno, yo pensaba que solo tenía una gran habilidad en el arte de la seducción. Vemos que en Edimburgo los españoles tienen éxito.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles, qué trabajo tan fantástico. De una sentada te has puesto al día y probablemente esa visión en conjunto de la historia, te haya aydudado mucho. Recalco lo del interés y el esfuerzo.
Como vienen diciendo los comentarios posteriores a tu intervención, realmente descubres matices muy interesantes.
Es una suerte contar con lectores como vosotros.
En esta fase del relato en la que considero que aún estamos saliendo de puerto, toda aportación es bienvenida.
Como hemos dicho más de uno en varios lugares de este blog, cada de una de las 7 plumas tiene seis partes de lector, es decir que estamos igual que la mayoría.
Un beso, y muchas gracias.

Maria Sanguesa dijo...

Felicito a Anabel por este capítulo. Ha sabido cerrar bien el primer ruedo (o ronda) de plumas y dejar abierto el siguiente. LLego tarde, se ha dicho mucho, sólo tengo que añadir que la trama sube en su interés. Abrazos para todos.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias por vuestros halagos. Leer el conjunto sin prejuicios y casi sin saber de qué iba me ha permitido tener una visión global y sin mediatizar por visiones parciales previas.

Como me va el rollo (ya lo habréis observado) por aquí seguiremos disfrutando de vuestros escritos y con la gran suerte de poder hablar con los autores sin cortapisas.

Un honor.