30 may. 2010

Capítulo 9


Esa mañana Sophie no acudió al trabajo. Llamó temprano a su compañera y le comunicó que se encontraba enferma. Se acercó hacia el ventanal de la antigua casa y admiró la inmensidad de la bahía. Un barco de cruceros iniciaba su entrada por el fiordo. Amy había elegido sabiamente los lugares donde habían vivido los últimos diez años. Lugares estratégicos no buscados al azar y fieles a la información dejada por la madre de Sophie. La ayuda incondicional del buen amigo James, el profesor James Smith compañero del padre de Sophie en la Unidad de Investigación de Parapsicología de la Universidad de Edimburgo, había permitido a Sophie desarrollar sus conocimientos y peculiares aptitudes. La mayoría de los trabajos de investigación de los padres de Sophie, John Mattthews, americano nacido en California en 1954 y Lauren Joyce, nacida en Edimburgo en 1958, habían desaparecido junto con ellos.


El rostro de Ed se inmiscuía en sus pensamientos. Había conseguido perturbarla, su calor, su presencia, habían despertado en ella recuerdos de la infancia en Cramond que resultaban cruciales en ese momento de su vida. Hasta el día anterior el miedo, el cansancio, el pesado lastre que suponía la interminable búsqueda de sus padres, habían hecho mella en ella: no lograba concentrarse, ni percibir ni seguir las señales tan anheladas. Se había obligado a pasar por las puertas de aquel infierno sintiendo un pánico atroz que la bloqueaba, que la impedía acercarse cuando las escalofriantes voces que susurraban en sus oídos soplaban llamándola.


James le daba ánimos, -¡podrás superarles, tienes posibilidades!- le decía.


El encuentro con Ed la había hecho recapacitar, por fin había podido conciliar el pasado con el presente experimentando una extraña clarividencia. Se veía a sí misma en lugares que creía conocer, desbaratando nudos que se constreñían a una red infinita. Sí, recordaba haber estudiado en la Universidad la existencia de otras dimensiones.


Pensó en Carlos, su relación con él resultaba desconcertante, ambos eran celosos de su intimidad, jamás hablaban de sí mismos. Sin embargo, cuando se miraban a los ojos parecían reconocerse, juntos eran capaces de realizar las más extravagantes hazañas, y se ruborizó, asomó una risa pícara mientras seguía mirando al crucero que avanzaba por el canal. Ante la vidriera que colgaba de la fachada de la sencilla casa del siglo XIX supo que pronto la dejarían.


Le diría a Amy que debían abandonar de nuevo Edimburgo, no antes de visitar Cramond, y volverían a España, al viejo piso en el que vivieron pocos años atrás cuando estudiaba en la Facultad de Psicología de Granada. La inesperada aparición de Ed ponía en riesgo la investigación, ya eran demasiadas personas las implicadas como para involucrarlo a él también. Tomaba la decisión, demasiado tarde tal vez. Debían andar con cuidado.


Deborah rumbo a Cramond conducía a través del espectacular paisaje escocés y Sophie sonriente cantaba a toda voz "... walk out to winter, swearll be theere. Chiill wiillwakeyouu, high and dry ... " . 
 

- ¡Para... , que pares te he dicho! -gritó cortante a Deborah y mostrando el mal genio que la caracterizaba en momentos de inquietud.

- Ven a buscarme a la tarde, no me sigas por favor. Estaré aquí, esperándote -le dijo diciendo adiós con la mano tras cerrar la puerta del coche, y desapareció en el bosque... 

Ir a otros Capítulos Aquí  

 


34 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Cerraba el ordenador, cuando ha saltado el capítulo.
Lo he leído rápido, pero realmente me parece IMPRESIONANTE en todos los sentidos de la palabra.
Este comentario es rápido. Me voy a disfrutar de la tarde, y tendré que empezar unas cuántas cosas.
Me parece magnífico cómo has conseguido hilvanar todo lo que llevábamos escrito y de paso abrirnos nuevas posibilidades.
Un beso de agradecimiento, aunque tendré que empezar a pensar en ciertas cuestiones.

Inma Vinuesa dijo...

Llevo esperando todo el día este momento, cada vez que me acercaba al ordenador, miraba si había salido el capítulo.
No tengo palabras, ha sido FANTÁSTICO leerlo. como has sabido volver a la intriga, como me has enganchado, que bien está escrito, como abres nuevas vías, no me lo puedo creer se está poniendo todos y cada uno de nuestros sentidos en esta creación y está tomando una fuerza magnífica.
ENHORABUENA Dácil

Maia dijo...

Es un capítulo de "reunión" de alguna manera. La imagen que me surge en la cabeza es de algo circular, que concuerda, de armonía. Me gusta la idea de que Amy y Sophie vuelvan a España para ser sincera. Me da la impresión de que ustedes 7 van a poder moverse de una manera mucho más rica desde tierra conocida y ahondar en la belleza de la descripción, de los colores, los sabores, etc. Me gusta que Sophie saque a luz su "mal genio". Me gustaría ver un poco más de diálogos en la historia en general. Me gustaría que agregaras el nombre de la canción que Sophie va cantando a toda voz y creo que es "walk out to winter (no to wind). Revísalo por las dudas. Me gusta, me gusta. Un abrazo,

Isolda dijo...

Tenemos a Sophie apellidada, a un amigo de su padre, investigadores ambos. Sabemos ahora, que los movimientos de Sophie han sido meticulosamente trazados y que pronto dejará Escocia para volver a Granada.
Debo decir, que estaba esperando el capítulo con ansiedad, es magnífico. Sólo hay un problema, la constante intriga. Sigo casi sin creer que estéis logrando esta unidad, cada uno por su lado.

PD. Qué pasa con los empleados que se empeñan en no ir a trabajar, alegando enfermedad? Yo no digo nada, os remito a las dos últimas entradas de Pavesas. Será telepatía entre las plumas...

Dácil, el beso más grande para tí y otros seis

Maia dijo...

me olvidé de pedir seguimiento por email. Vengo tan solo para eso esta vez.

catherine dijo...

Dácil me encanta tu capítulo que se lee con gusto y se encadena muy bien con los otros.
Nos vuelves a decir que el pasado está muy cerca, estaba en la callejuela en el piso de Ed. El encuentro con su amigo de Cramond le hace conciliar a Sophie pasado y presente pero Ed será de más en la investigación. Y ¡qué buenas ideas! la que el padre y su amigo James sean profesores en la Unidad de Parapsicología, la que Sophie tenga aptitudes peculiares, la que la madre haya dejado información sobre los lugares estratégicos donde alojarse con Amy lo que me hace pensar que la desaparición era previsible.
Ahora que Ed ha callado las voces del infierno Sophie podrá percibir los señales ¿enviados por sus padres?
Nos vamos a Granada, con mucho gusto. No es la primera mudanza de Amy y Sophie, conocen la ciudad. ¿Es de Granada el Carlos guapo? (ji, ji insisto, con mi prejuicio favorable) este Carlos que tiene mucha complicidad con Sophie a pesar de su discreción mutual en cuanto a su intimidad.
Pero ahora estamos en Cramond, el pueblo de la infancia, con sus recuerdos cruciales. Y continuará...
Parafraseo tu texto, Dácil; es para no decir barbaridades, creo que varias palabras de tu texto no se pueden cambiar, que tienen una importancia especial.
Enhorabuena.

Ana J. dijo...

Genial, Dácil! Me ha encantado!!!
La historia prosigue, tenemos más detalles de la vida de Sophie y de sus padres, la promesa de un cambio y una investigación que continúa.
Y se marcha a Granada!!!!
Gracias, amiga. Si Flamenco me lo permite, es posible que, llegado el momento, os cuente algunas historias granaínas, más vividas que documentadas (para eso está él, que es insuperable). Ya puedo ver a Sophie y Amy callejeando por el Albayzín, de cañas por Pedro Antonio de Alarcón y tomando una copa, a los pies de la Alhambra, en una terraza del Paseo de los Tristes.
Este capítulo ha sido una delicia. Lo que promete, más.
Un abrazo grande para ti.
Abrazos para todos los que seguimos, de una forma u otra, esta novela.
Por cierto, sin darme cuenta colgué este comentario en La Esfera, donde vi el capítulo antes que aquí. Esta cabeza loca mía...

María dijo...

Hola a todos, me ha gustado mucho el capítulo 9, pero hay algunas cosas que no termino de entender, pido ayuda:
Los padres desaparecen, pero dejan instrucciones de donde tienen que ir, de hecho llevan diez años viviendo en distintos sitios.
¿por qué tanto cambio de domicilio?.
El padre es americano, la madre escocesa, profesores de Universidad, hacen investigación de fenómenos parapsicológicos.
Sophie de repente decide volver a Granada, donde estudió, ¿no sería más lógico haber estudiado en Estados Unidos o Inglaterra?.
Ya se que me estoy inventando otra novela, pero es que de repente el giro español...

Anabel dijo...

Bueno, bueno, bueno. Me ha sorprendido mucho, mucho, mucho.

Primero, está muy bien escrito. Es muy difícil dar tantos datos nuevos de una manera clara. Segundo, ya tenemos un nuevo personaje y la abuela se afianza en un papel que no es secundario de ninguna manera. Tercero, datos importantes sobre Sophie (apellidos, padres, amigos de lso padres, nuevas estancias en el pasado...) y, por último, Spain. Casi nada.

Añadir que te has tomado muy en serio el giro "sobrenatural", de tal manera que ya no podemos huir de él. Me siento un poco "culpable" de ello ya que dejé el callejón de Cramond a huevo para tomar este camino, aunque mi mente -os puedo asegurar- iba por otros andurriales que ya no creo se puedan recuperar, cosa que quedará para la "intrahistoria".

Ya estoy deseando ver cómo sigue, esto va de sorpresa en sorpresa. No sé dónde vamos a llegar.

Voy a imprimir y a subrayar.

Saludos,

Anabel, la Cuentista

Flamenco Rojo dijo...

Para los curiosillos…La canción que Sophie sonriente cantaba a toda voz cuando se dirigía con Deborah a Cramond a través del espectacular paisaje escocés, como bien dice Maia en su comentario, se titula “Walk out to Winter” y aunque la han versionado varios intérpretes, sus creadores fueron Aztec Camera. Banda esta escocesa de música independiente, eso a lo que los entendidos llaman “indie pop” y cuya carrera artística se desarrolló durante catorce años, comenzando en el 81, cuando el cantante, Rody Frame, apenas contaba con 17 años, y terminando en el 95. En ese período de tiempo grabaron seis discos. El primero de ellos fue “High land, hard rain” y en él figura la canción "Walk out to winter", para muchos la mejor canción de la banda.

Aquí os dejo un enlace por si queréis escucharla…música de los 80’s…

http://www.youtube.com/watch?v=CmcrOKZ3OHw

Esta es la letra completa en Inglés…Os debo confesar que la he intentado traducir y me resultan frases tan raras que he preferido olvidarlo. Para que os hagáis una idea, imaginaros un cante hondo flamenco típico con el acento de aquí del Sur, como se traduciría al Inglés, pues eso “maomeno” es lo que sale…

Walk out to winter (Salir al invierno)

Walk out to winter, swear I'll be there.
Chill will wake you, high and dry.
You'll wonder why.

We met in the summer and walked till the fall.
And breathless we talked, it was tongues.
Despite what they'll say, it wasn't youth we hit the truth

Faces of Strummer that fell from your wall
and was left were they hung.
So sweet and bitter, they're what we found.
So drink them down and

Chorus

Walk out to winter, swear I'll be there.
Chill will wake you, high and dry.
You'll wonder why.
Walk out to winter, swear I'll be there.
Chance is buried just below the blinding snow.

You burn in the breadline and ribbons and all
So walk to winter
You won't be late, you always wait
This generation, the walk to wall
But I'm not angry, get your gear
Get out of here and

Chorus

Flamenco Rojo dijo...

Que se me olvidaba…Está por ver si el deseo de Sophie de volver a Granada se cumplirá o no…Eso dependerá de Amy y de Amando…De cualquier forma si entre todos deciden de ir a Granada o a la Conchinchina…aquí estamos para documentar.

Ahora envío los besoabrazos que no envié en el comentario anterior.

Amando Carabias María dijo...

De parte de Flamenco Rojo

Amando Carabias María dijo...

Bueno, pues ya que he venido a enlazar, digo que estoy como una locomotora. Y mañana tendré que hacer un curso acelerado de parapsicología...
No, en serio.
Ahora que he vuelto a re-leer el capítulo, para actualizar el post de los personajes, me doy cuenta de lo que ya había intuido a la publicación.
La fuerza del capítulo y que seguimos abriendo puertas.
Esto demuestra que el hecho de que parezca que vamos muy deprisa, es sólo una apariencia. Las perspectivas que se abren son grandes.
Y todo se lo debemos a Dácil.
Prometo aparecer lo menos posible, y leeros como si fuera una esponja. Cualquier aportación me puede servir. Más aún, si a mí no me sirviera le puede servir a cualquiera.

Ana J. dijo...

Qué bárbaro, Flamenco! ¿Cómo lo haces?
Una simple frase y ya sabes a qué canción pertenece, quiénes la cantaban...
Me descubro ante vos.
Besos

Ana J. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dacil Martín dijo...

Hola a todos, disculpen que no tuvieran noticias mías, pero la familia y las visitas me tenían un poco acaparada. Me alegra que les haya gustado y muchas gracias por las generosas palabras y los comentarios que permiten mejorar la novela, y sentirse uno atendido. Destaco en primer lugar al capítulo de Inma, mi antecesora, rico en matices lo que me permitió hilar muchas de las preguntas que envuelven a la historia de Sophie, y a las que traté dar alguna que otra respuesta. Efectivamente Maia, no es wind sino winter, las manías de la mente que le dió por volar sobre el viento. Gracias Flamenco, por ayudarme en explicar el origen de la canción y de su autor el cantante escocés Rody Frame, ídolo mío de aquellos tiempos. Sin embargo, veo algunos preocupados y a otros eufóricos por la posible mudanza a Granada. Digo posible porque antes Sophie debe visitar Cramond, que sus planes no se tercien, y que en Edimburgo el pasado remoto coexiste en el aire espeso del presente, y quizá con el futuro que está por venir.
María pregunta por qué Granada y no América, la verdad es que me quedé impresionada que en Edimburgo hubiese una Facultad de Parapsicología, luego recordé que en Granada mi exmarido me contaba sobre las investigaciones que se hacían sobre cacofonías. Gracias a todos, y besos.

Ana J. dijo...

Cuanto más lo leo, más matices encuentro, más me gusta.
Enhorabuena, Dácil

FranCo dijo...

Dácil, felicidades. Has dejado tantas puertas abiertas que podemos pillar un refriado.
Amando tiene que estar ruminado que puerta cerrar, o dejar que sigas entrando aire. Tras leer los comentarios y releer tu capítulo Dácil, me gusta más y descubro nuevos matices. Sigue firme el misterio, se enreda la trama...

En cuanto a Flamenco Rojo, mejor no cometar y solo quitarse el sombrero.

Solo me preocupa el que sigan apareciendo personajes y tantos escenarios. Era uno de los peligros que tratamos y discutimos, pero...

Te reitero mis felicitaciones Dácil.

Marcos Alonso dijo...

Asombroso,mientras miramos como entra el barco de cruceros en las tranquilas aguas de Forth, Dácil, y sólo en el primer párrafo, nos remueve los cimientos de la historia, profundizando en ella. Si Inma parió a Sophie, ahora Dácil la bautiza dándole el apellido Matthews de origen norteamericano. Se amplía los horizontes geográficos y nos amenaza, Dácil, con llevarnos a Granada (ahora entendemos porque Sophie era capaz de salir por bulerías en la radio). Nuestra autora sondea distintos caminos por los que circular esta historia, y mientras cierra algunas incognitas abre, con su estilo elegante y fluido, otras.
¿Qué instrucciones tendrá Amy de su hija Lauren para cambiar continuamente de residencia en "lugares estratégicos"? ¡Dios mío! ¿Encuentros extraterrestres? El genero negro nos cambia de color, ahora andamos en las turbias aguas de los fenómenos paranormales? ¿Cuáles serán esos trabajos de investigación que estaban realizando el matrimonio desaparecido? Parece que dichas investigaciones tendrán que ver con la desaparición. Nuestro nuevo personaje James Smith podrá explicarnos algo de todo ello.Ed parece haber despertado recuerdos de Sophie "cruciales para la investigación", pero de momento, Déborah, y como diría el tópico, parece funcionaria, efectivamente ¡no se está ganando el sueldo! Lo más que hace ahora es de chófer de Sophie, la cual toma todas las iniciativas. El paisaje escocés se hace latente y el bosque presente, por donde se despide Sophie de nosotros y de Déborah, inesperadamente, hasta el próximo capítulo; aumentando la tensión y el misterio, mientras, como si de una banda sonora se tratase nos deja walking out to winter.

Estos compañeros me están dando miedo, sinceramente.

FranCo dijo...

Marcos, buen apunte lo de las bulerías de Sophie.
Mira de donde le viene la raza al galgo.

Laura dijo...

Antes de nada, enhorabuena. Me ha gustado mucho el capítulo, Dácil.

Bajo mi punto de vista, ha recuperado el ritmo pausado que yo echaba de menos. ¿Será por el modo de escribir y describir?.
A pesar de que los acontecimientos continúen sucediéndose, encuentro que es un capítulo "tranquilo". Aunque claro, supongo que éso es algo subjetivo, ¿no?.

Metiéndonos en "faena", supongo que queda ya más o menos claro, que la desaparición de los padres de Sophie no pilló a nadie por sorpresa. Y que probablemente, los borraron del mapa debido a los estudios que estaban llevando a cabo, y a sus resultados logrados o por venir.

¿Cuales serán los conocimientos y aptitudes de Sophie, que hacen que ella misma y su abuela, se vean obligadas a mudarse, ya no de ciudad, si no de país cada cierto tiempo?.

También parece que queda claro, que el papel de la abuela no es el de mero decorado en la historia, no se limita a ser una simple figurante... Es un personaje activo, que durante la infancia de Sophie ha asumido un papel protector como consecuencia de la desaparición de los padres. Sin embargo, en la actualidad, parece que ambas constituyen un apoyo mutuo en esa vida repleta de misterios y amenazas, que les ha tocado en suerte.

Mercedes dijo...

Buen capítulo, nos ha aclarado muchas cosas además de abrir nuevos horizontes. Así que los padres de Sophie eran investigadores y ella está a su vez investigando por qué desaparecieron. Piensa que su encuentro con Eddy ha puesto en peligro su proyecto y decide marcharse a España con Amy.
Al final del capítulo nos quedamos con la miel en los labios: ¿Por qué Sophie ordena a Amy que pare el coche y se adentra en el bosque?
Lo sabremos.
Hasta el próximo.
Besos a todos.

Ángeles Hernández dijo...

He llegado muy tarde y de momento no se me ocurre nada que decir que no hayais comentado unos u otros.
Si bueno es el nivel literario no le anda a la zaga el de los seguidores y documentalistas.

No sé en que he errado porque anoche miré la salida del capítulo nuevo hasta muy tarde y también esta mañana sin encontrarlo.. Mi preocupación radicaba en la AUSENCIA del esperado capítulo 9 que he estado buscando en el calendario interactivo como otras veces.
Menos mal que se me ocurrió investigar en "último publicado" et le voila, por fin, todo en su sitio.

Por no alargarme: puertas abiertas a lugares no esperos, a temas sólo insinuados como la parapsicología, años pasados programados por los padres desaparecidos( cambio de giro, no eran pesadillas de incertidumbre) abuela activa, protector poderoso en relación con los padres y con lo que aún no sabemos...

Esto me hace ver a Sophie menos vulnerable y menos autista de lo que imaginé.

Tampoco acabo de ver como se supera de un plumazo (en la 9 pluma) el supuesto trauma del carro, la sangre, los gritos...¿o no está superado?.

El pobre Ed que tanto juego estaba dando se me ha descafeinado.

Tras este excelente capítulo en el que conocemos tantas novedades, ahora no podría hacer un resumen sintético como hace unos días. Necesito leer mucho más para organizar en mi cuadriculado cerebro tanta información.

Espero que pasen pronto estos días y pongo toda mi confianza en los próximos autores, si no la que no voy a poder dormir soy yo.

Ánimo valientes el reto se complica. Sois tan tremendamente creativos y buenos que en cada capítulo se pone a prueba vuestra capacidad, no sólo de seguir sino, sobre todo, de demostrar que podéis controlar la continuidad de la historia.

Estoy en vilo.

Felicidades a todos

Ángeles Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inma Vinuesa dijo...

Marcos, lo de las bulerías ha sido un puntazo, si algo no me cuadraba mucho era Sophie cantando cante andaluz, pero ahora, con su residencia en Granada, y el arte que tienen los "granaínos"...
Van encajando todas las piezas.

Dácil Martín dijo...

Gracias por las felicitaciones y últimos comentarios dados por Anabel, Amando, Ana, Marcos, Francisco, Laura, Mercedes, Ángeles, Catherine, Inma, perdón, si olvido a alguien. Aunque los comentaristas merecen también las suyas, como ha dicho Ángeles, son críticas y aportaciones de calidad e interesantes. Francisco, sabía que te daría escalofrío la trama parapsicológica. Por otras parte, no creo que Ed haya perdido protagonismo, ni Deborah ni Jack, aún quedan giros, sorpresas, respuestas a la sangre y el carro en la callejuela. ¿No creen que la vida misma a veces es más compleja? Por eso cabe y vale todo, es cuestión de imaginarlo. Besos

FranCo dijo...

Dácil, no me da escalofrío la trama parapsicológica iniciada, creo que es una herramienta para solucionar muchos frentes (las callejuelas por ejemplo), lo que me preocupa es la introducción en cada capítulo tan corto de nuevos personajes, y de tanto escenario.

Creo que comenté una vez que no pude con 100 años de soledad. Al final hay que hacer un árbol genealógico para seguir la historia.

Que conste Dácil que este comentario (opinión personal) no va por tu capítulo, que como bien han apuntado, ha sido un capítulo que ha ralentizado la velocidad narrativa que llevamos.

Pero creo que ya existen personajes muy suculentos para potenciar y dejar de descafeinar a otros, como también se ha apuntado. Bajo mi modesta opinión/gusto han perdido tirón.

Me gusta ese final tuyo propuesto, en el que dejas a la protagonista en medio de una carretera sin brújula para el lector.

Amando Carabias María dijo...

Ni para el compañero que tiene que continuar. Yo hablaba que me gusta escribir sin mapa, dejándome llevar por la historia, sin predeterminar finales, ni atar personajes..., pero también hablaba de una brújula, y aquí está Sophie Mathews a punto de desaparecer en el bosque.
Y yo con la boca abierta. ¿Un bosque? ¿Por qué un bosque...? Y sólo me faltan unas horas, y muerto de miedo.
En fin como no se obre un milagro o un fenómeno paranormal..

FranCo dijo...

Amando, acabo de releer el capítulo, se habla de un bosque, pensé por un momento que me lo había inventado.

¿Como lo llevas o a donde vas a llevar a Sophie?

María dijo...

Yo creo que ese "desapareció en el bosque..." serviría, para que Sophie, se detuviese un instante y nos contase su vida más detalladamente; sabemos retazos de antes y de ahora, pero estaría bien un relato más concreto, contado o recordado por ella misma. Eso nos serviría para recopilar todo lo escrito hasta ahora y darle un rumbo a la historia.

Maria Sanguesa dijo...

Pues nada, ya habéis dicho tantas cosas, y tan bien dichas, que tan sólo espero ver cómo continúa Amando con lo del bosque. El toque parasicológico me encanta... ánimo y adelante.

catherine dijo...

Sì, la desapariciòn en el bosque puede tener importancia. Pero con la cita en la tarde hay una trampa para vosotros amigos españoles: ya que en Francia la tarde empieza después de las doce del mediodìa y acaba entre las seis y las siete qué es el horario de la tarde en Escocia? Esperando no perturbar lo ya escrito, Amando, te leeré con mucho gusto.

Isolda dijo...

Catherine, no creo que tenga demasiada importancia. En Escocia tambien empiezan por el afternoon y continúan con el evening.
Es curioso que nuestra tarde es larguísima como bien sabes. Coloquialmente la tarde empieza después de comer (o después de la sista) y sin embargo cuando saludamos, decimos buenas tardes a partir del mediodía. De modo que si uno se encuentra con alguien a las 13:00, solemos decir buenas tardes.
Somos complicados, verdad?
Muchos besos y ahora, ya buenas noches.

Amando Carabias María dijo...

Amando, con castañeteo de dientes, no por el frío precisamente, sino por los nervios... Y ahora lo de la tarde, pues sí, estamos buenos...
Veremos, veremos...
Algun@ de todos modos parece que me ha leído el pensamiento, o es que estaba espiando a mi musa... jeje.