29 sept. 2010

Capítulo 44


Tras la repentina huida de Sophie y, después de estar buscándola durante un tiempo, no pudo hacer otra cosa que poner en alerta a su gente y marcharse a la oficina. Aparcó el coche en el garaje, y estando en su despacho recibió la llamada de un número desconocido. Era un interlocutor de Purplestone. Solían utilizar números diferentes, seguramente, para no dejar rastro alguno por si se presentaba la ocasión. La citaban de nuevo en un pequeño parque frente a la playa de la zona sur.

.../...

Continuará....

31 comentarios:

Anabel dijo...

Estamos de un asesino...

Este capítulo recupera -por si alguna vez lo hubo perdido- el aire de novela negra. Sin duda.

Hay un párrafo que me ha encantado:

"En la sien, en donde una vez en una fiesta de disfraces colgó una amatista que contrastaba con sus ojos verdes, entró la bala haciendo que cayera hacia atrás. La tomaron entre dos y la dejaron en la pequeña duna frente al fiordo. Allí se quedó mirando fijo con los tres ojos al cielo y su cabello extendido en la arena. La hierba verde dispersa en la duna fue tornándose de un color azulado casi violeta a medida que avanzó el atardecer... "

Es fantástico, sólo por él valdría la pena todo el capítulo. Pero el resto del mismo también está muy bien: juega con la tensión, aunque ya nos imaginamos que Deborah se acerca a su final. También, de una manera sútil, dejas claro quién acabó con Ed. Y la última parte, la que cuentas la vida de El Sapo y su encuentro con el cadáver, también es muy buena. Me gusta mucho la vida pasada de El Sapo, creo que le proporciona mucha humanidad.

Es un capítulo redondo, hay que felicitarte, Dácil. Por ponerte un pero, te diré que eso de que nos vayamos cargando a todos no me hace gracia... No va a quedar ni el apuntador.

Ah, se me olvidaba. El tema de los padres de Sophie. Ahora ¿resulta que siguen vivos? O ¿sólo era una trampa para que Deborah desvelara el paradero de Sophie?

Regresa la novela negra y la intriga.

Saludos.

Anabel dijo...

Sin que sirva de precedente, he sido la primea en comentar.

Algo bueno ha de tener salir por la noche...

Ahora sí me voy a la camita.

La cuenta atrás ya está en marcha, amigos.

María dijo...

Felicidades, has cerrado varias puertas, o más bien, has dado portazos.
Por partes, la historia de El Sapo, estupenda, ya está aclarado porqué hace lo que hace y cómo llegó a ello, muy bien explicado.

Déborah, es una pena que acabe así, aunque has hecho que su muerte, sea tal y como la describía Sophie, en su cuaderno.

Por cierto, si estos saben lo del médium, es que lo mandaron ellos, al final va a resultar que todos pertenecen a Purplestone.

Sólo un pero, el mismo que Anabel, sería una pena que se acabara la novela, por falta de personal.

Lo de los padres, imagino que es un farol.

Muy buen capítulo, pero que penica, esto huele cada vez más a final.

Amando Carabias María dijo...

El mal parece que avanza. La codicia y la traición por doquier. Olor a sangre junto al mar. Sutil referencia a diamantes y otros minerales...
Parece que se cierran puertas, a portazos como dice María (o a balazos),pero yo que, como si alguien me persiguiera, tengo que darme prisa en escribir el próximo capítulo, sólo veo puertas que se abren y ventanas que invitan a colarse por ellas.
Enhorabuena Dácil.

María dijo...

Amando, si quieres matar a alguien, esta es la ocasión, no creo que te llegue otra oportunidad.

Por cierto, ¿Qué pasaría si Purplestone, se cargara a Jack?, Por lo que parece, junto con Sophie, son los únicos que no pertenecen a la organización, (personajes principales, me refiero).

Amando Carabias María dijo...

María, no tenía intención de matar a nadie, pero nunca se sabe. Sólo tengo tiempo para escribir hoy y mañana. Quizá sea una opción, ahora que lo pienso.

Inma Vinuesa dijo...

Dácil, sorprendente.
-La forma de dirigir este capítulo.
-Como le has dado un final a Deborah de novela negra, que nos ha puesto a todos con el corazón en un puño, pero con la maestría de una buenísima escritora.
-Como has hecho que El Sapo adquiera más y más sentido en esta novela, después de las críticas que recibió.
-Y una de las cosas que más me gusta, como se van destapando los poderes de Sophie, en silencio y sin que ella sea consciente. Vamos dándonos cuenta de sus predicciones y que las frases que escondía en esa libreta tenían más sentido de lo que imaginábamos.
Es cierto que se está palpando ya el final, pero me sorprende como estamos consiguiendo que vaya adquiriendo todo sentido.
Enhorabuena Dácil, magnífico capítulo.

Mercedes dijo...

Aunque nos has “robado” el placer de disfrutar de un cruce de miradas entre Sop y Deb, después de que nuestra protagonista supiese toda la verdad y yendo ésta del brazo de Jack, el amor frustrado de Deb, entiendo que esta doble espía no podía terminar de otro modo, estaba sirviendo a dos señores a la vez, tarde o temprano… Se cumple el dicho de quien a hierro mata a hierro muere. Y, como dice Anabel, la escena que recreas sobre su asesinato es digna de cualquier novela negra.
En este capítulo se vuelven a nombrar cinco personajes importantes en la novela: el médium, Sapo, Edward y los padres de Sop.
El médium apareció calcinado después de no haber sido capaz de cumplir una misión, suponemos que de Purlestone; Sapo me ha dejado un poco confundida, da la sensación de que fue él quien perpetró el asesinato de Ed, pero sabemos que fue Persis; y los padres de Sop sabemos que están muertos y enterrados, entonces, ¿esa fotografía? Me queda otra pregunta, ¿por qué les dice Deb a los matones que Sop está en su casa?
Una última cosa, las sienes están comprendidas entre la frente, la oreja y la mejilla, a los lados de la frente, leyendo el texto más bien parece que la bala entró en el centro de la frente, no en la sien, al menos eso he entendido yo, puedo estar equivocada.
Seguro que todas estas incógnitas se despejarán muy pronto.
Estamos en la recta final, que no decaiga el ánimo; lo estáis consiguiendo.
Siete abrazos.

Ana J. dijo...

Qué buen capítulo, Dácil!!!
Y con qué limpieza te has cargado a Deborah, me ha encantado. No quiero repetir pero, igual que Anabel, creo que ese párrafo que ella transcribe es genial y dota de sentido tanto a su muerte como a las premoniciones de Sophie y las poesías que las reflejaban.
También me ha gustado mucho conocer la vida anterior de Sapo: no solo lo dotan de carnalidad sino que hace que comprendas su apego a Deborah y por qué es tan buen "soldado".
Yo siento discrepar con los que ven demasiados muertos. En esta historia incluso deberíamos haber tenido algún muerto más antes, para incrementar la sensación de peligro. Además, el personaje de Deborah, la pobre, no daba más de sí. De esta manera, recobra un protagonismo que le debíamos y sirve para seguir ahondando en la trama. Ya sabemos un poco más y puede que esta muerte desencadene algo más que un funeral.
María, si Amando, quiero decir, Purplestone, mata a Jack, creo que más de una lo lloraríamos (sé que otros se frotarían las manos, que así son las filias y las fobias) aunque, ¿qué se puede hacer ante la cruel guadaña de la muerte? Resignación.
Hablando en serio, creo que los principales personajes (Sophie, Escobedo, Jack) deberían seguir con vida hasta el final, por pura tensión dramática. Si faltara alguno de ellos, probablemente, la historia perdería gas.
Yo ahora a quien echo de menos es a Escobedo y, tal vez, una nueva aparición de algunos de los secundarios: Walter, Thomas, incluso Sapo, que ahora podría cobrar mayor protagonismo. Sapo podría (en mi opinión, debería) tomar alguna actitud que fuera relevante para la historia.
En fin, Dácil, como dice Amando, creo que este estupendo capítulo nos sigue proporcionando posibilidades para seguir con la novela de una forma digna y coherente.
Enhorabuena.
Un besazo grande, chiqui.
Besos para todos

FranCo dijo...

Dácil, tal como apunta Anabel, existe un párrafo en el texto de lujo. El que describe la muerte de Deborah. Es cierto que las mujeres matan mejor. No tengo dudas.

Desde hace algunos capítulo he tratado de comentar la confinza que se han tomado con la pobre Sophie, a la que ya llaman simplemente So. Me había olvidado, me parece una falta de respeto a nuestra heroína.

Buen capítulo.

Amando tuyo es el testigo, pero recuerda que tendrás el domingo al jurado de forma física sobre tí. Me llevo el portátil

Mercedes dijo...

Franco, recibido, la protagonista se llama Sophie. Siento que haya parecido una falta de respeto, nada más lejos de mi intención. Te aseguro que no volveré a caer en este error.

FranCo dijo...

Mercedes, ¡Por Dios! Lo de Sophie era una ironía.
Me resultó curioso que la llamarán "So".
¿Como va a ser una falta de respeto llamarla así? A veces resulta complicado ser irónico de forma escrita.
¿Igual tu respuesta es otra ironía?
Saludos.

Mercedes dijo...

Tranquilo Franco, es verdad que resulta difícil captar la ironía a través de la pantalla. No pasa nada. Como decía Antoine de Saint- Exupèry, "a menudo las palabras son causa de malos entendimientos".
Ahora bien, es cierto, no se llama Sop, se llama Sophie; acortaba el nombre por comodidad.
Saludos de nuevo.

María dijo...

¿Y donde os vais a reunir?, es que voy a darle el chivatazo a los de Purplestone, creo que pagan bien.

Flamenco Rojo dijo...

Dácil, con este capítulo tan redondo has puesto las cosas más faciles para el encuentro de Zaragoza. Enhorabuena.

Muchos besitos y abrazos.

PD.- Lo del tiro en la sien tb me ha chocado...Echarle un vistazo por favor.

Dácil Martín dijo...

Hola, hola, estoy aún en el trabajo, y salgo corriendo. Decirles así rápido, porpue hasta la noche no podré entrar en detalles, que muchas gracias a todos por sus palabras, colaboración, y los apuntes de ls que tomo nota, pues son importantes.

Me llena de satisfacción tenerlos a todos como lectores. Inma, como siempre, y poco llegué a decir de tu pedazo de capítulo, que me dejaste la inspiración a flor de piel, y tú, Amando, mata lo que quieras, el fin de la novela, por ejemplo, mátalo también, elimínalo, para que esto nunca acabe. Qué nos vemos pronto. Llévanos en papel tu capítulo, qué ilusión, pasado mañana...

Besos y abrazos.

Ángeles Hernández dijo...

Dacil:

Tu capacidad de unir los datos previos de la novela (el mimbre del cesto), y darles una forma adecuada en este capítulo, es digna de admiración.

Deborah estaba sirviendo a demasiados amos y al final acabó traicionada por uno de ellos. El capítulo explica también la relación de ésta con SAPO, y el porqué de su fidelidad y de su malapinta. Cobra sentido el cuaderno de Sophie y vamos viendo los resultados de sus poderes...ESTUPENDÍSIMO

DUDAS Y PRECISIONES CON RESPECTO A OTROS COMENTARIOS, AL RELATO Y A MÍ MISMA
1.- En el capítulo anterior el comentario de Smith deja bien claro que los padres están ENTERRADOS. Es verdad que Deborah no lo sabe y que ella misma sospecha que se trata de una estratagema para favorecer la negociación.
2.- Supongo que Deborah dice a los "malos" que Sophie está en su casa porque no puede decir que no tiene ni idea. Sería descubrir que se le ha escapado, fallo imperdonable.
3.-Al leer cómo quedan los tres ojos de la asesinada mirando al cielo, se deduce que el tiro debió de ser realizado en el entrecejo, entre los dos ojos, que es por otra parte el sitio donde se suelen colocar las gemas en los disfraces de india,mora etc...
4.-Los "malos, malos" dien que el medium de la cárcel desapareció sin dejar rastro. Tres líneas más abajo comentan que apareció calcinado por caer por un barranco.O sea que sí dejó rastro.
5.- Mercedes: al leer el capítulo no me ha dado la sensación de que Sapo matara a Ed. Sí queda claro que la orden la dió Deborah siguiendo las indicaciones de Purplestone.

No me parece que haya tantos muertos: los padres , desde el princio de la novela era lo más probable, Smith que fue traidor -su muerte se justifica y cierra bien su presencia en la obra-, y Deborah que estaba jugando un juego muy peligroso.

Quedan muchos vivos que nos pueden ayudar a que, con vuestras plumas y todos los elementos de la trama que ya tenéis, esta novela quede "chachi". sobre todo a que la obra sea lógica y todo lo escrito tenga un sentido.

Feliz fin de semana en Zaragoza. Ya me gustaría a mí...Pero nos resarciremos en Edimburgo.

Un abrazo a todas y todos de Á

Marcos Alonso dijo...

Enhorabuena Dácil por este capítulo encantador. Es un texto que se disfruta, casi a trocitos como si lo saborearas constantemente. No podía ser menos si se trataba de despedir a nuestra Jessica Rabbit. Me ha gustado esa combinación del más puro estilo de la novela negra junto a ese toque sensible de Déborah muerta sobre la duna mientras Sapo se humaniza y muestras todos sus sentimientos.

Este final está dejando un buen sabor de boca, es el momento de las despedidas y de atar los últimos cabos sin dejar de sorprender.

PD: Estoy volviendo a leer la novela ( a ratitos) y coincido con María?, se lee muy bien, sobre todo pensando que esto es un borrador que hay que retocar.

Amando Carabias María dijo...

Estaba comenzando mi capítulo. Y andaba buscando algo de Sapo. Mirad las definiciones que tiene el diccionario de la RAE.
Sin comentarios:

sapo, pa.

(Voz prerromana, de or. onomat., por el ruido que hace al caer en un charco o en tierra mojada).


1. m. y f. Col., C. Rica y Ven. Soplón, delator.

2. m. y f. Cuba. Persona que importuna con su presencia a una pareja de enamorados.

3. m. y f. El Salv., Guat., Hond. y Méx. Persona de baja estatura.

4. m. Anfibio anuro de cuerpo rechoncho y robusto, ojos saltones, extremidades cortas y piel de aspecto verrugoso.

5. m. coloq. Bicho cuyo nombre se ignora.

6. m. coloq. Persona con torpeza física.

7. m. Zam. Hilo gordo que en un tejido desdice de los otros.

8. m. Arg., Bol., Chile, Perú y Ur. rana (‖ juego).

9. m. coloq. Chile y Perú. Mirón, espía.

10. m. Chile. Chiripa en el juego de billar.

11. m. Chile. Válvula que impide que entre aire a los cañones de los pozos.

12. m. despect. C. Rica. Miembro del cuerpo de Policía.

13. m. Cuba. Pez pequeño, de cabeza grande y boca muy hendida, que vive en la desembocadura de los ríos.

14. m. coloq. Ec. y Perú. Persona muy despierta, vivaz y astuta.



Sigo a lo mío

Ana J. dijo...

Sapo, Whitestone... yo creo que la que tiene dotes paranormales es Dácil!!!!
Qué pasada, Amando! Esas definiciones, que parecen haber sido redactadas mirando al Sapo a los ojos. Qué barbaridad!
Efectivamente, Ángeles, Persis mató a Edward por encargo de Deborah.
María, en realidad no vamos a Zaragoza: eso es una tapadera, por si los de Purplestone quieren intentar alguna maniobra.
Besos a todos

Ana J. dijo...

Probablemente lleváis razón con lo de la sien y los tiros: debe tratarse del entrecejo. Ahora mismo me estoy riendo de mi ingenuidad porque cuando lo leí pensé en "tres ojos" solo como los tres orificios, no porque estuvieran en el lugar donde están los ojos. Pensé que era una forma poética de hablar.
Dácil, ¿dónde le dieron el tiro?
Más besos

Dácil Martín dijo...

El tiro fue entre ceja y ceja. Lo de la sien se me pifió. Será porque siempre, en cada capítulo que publico, tiene que destacar la toma falsa. Pero también es cierto que la palabra "sien" es preciosa, quitando el verdadero significado, ¿No ha quedado bonito? Menos mal que los tengo a ustedes,que me ayudan a no perder detalle. De todas maneras, les pido disculpas, el error chirriante será subsanado.
Anabel, me han emocionado tus palabras y que fueras la primera, gracias. Me preguntaste si los padres siguen vivos, o si se trata de una trampa a Deborah. Según se desprende de la impresionante trama de último capítulo de Inma, el profesor Smith mató a los padres. En este capítulo, se supone que Deborah no lo sabe, ni tampoco creo que Purplestone. Los que sí sabe esta empresa es que Sophie siempre ha buscado a sus padre y tiene poderes paranormales que amplificados con los minerale obtendrían una información o unas perspectivas de gran avance.

Purplestone accede a los minerales. Lo que no sabemos es hasta qué punto tienen conocimiento de las investigaciones que realiza el equipo de Escobedo en el Hospital. Escobedo, Purplestone y Jack, no son las mismas empresas, aunque tengan objetivos en común.
Purplestone tenía intenciones de contratar a Sophie, quería adelantarse a los demás aprovechándose de su relación con Deborah. Sin embargo, tras enterarse de que Sophie es buscada por la policía, instantáneamente, dieron por perdidad a Sophie, y ya no les interesó Deborah.

Sigo...

Dácil Martín dijo...

María, Mercedes, Ángeles, seguidoras empedernidas, me plantean dudas sobre la trama y sus entresijos...

Purplestone, tras recibir parte de la copia del cuaderno de Sophie, decide verificar sus aptitudes extrasensoriales enviando al médium que visitó a Sophie en la cárcel. Si comrpobaba que no era cierto, el médium la torturaría hasta dejarla mentalmente afectada y así la policía pudiera pensar que podría ser la culpable de la muerte de Edward. Sin embargo, el médium apareció días después calcinado llevándose la información a la tumba. De alguna forma este hecho ha permitido que Purplestone sospeche, y además ha obtenido nueva información sobre Sophie, y que no ha sido la aportada por Deborah, ¿de dónde la ha sacado? Esta empresa tiene un buen negocio entre manos...

Deborah miente cuando dice que Sophie está en su casa para no admitir que se le escapó, para ganar tiempo y tener la posibilidad de decir después que Sophie huyó desde su casa, sin ella saber que lo hiciera.

Flamenco, me alegra tu opnión, gracias. Esta vez la música está en la imaginación de cada uno. Seguro que la que imaginas tú, debe ser una buena propuesta para disfrutar.

Ana, Francisco, Marcos, gracias. El tercer ojo todos lo vimos, está claro, y qué miedo.

Mañana nos veremos las 7 plumas en Zaragoza, sepan ustedes, lectores, críticos, que les echaremos de menos en el encuentro. Se dice por ahí, que el próximo será en Edimburgo, brindaremos en Zaragoza para que ocurra, y nos veamos todos, todos, de frente, y no de reojo o desde la sien.

Besotes

Mercedes dijo...

Dácil, entiendo más o menos, lo que nos explicas, aunque me cuesta extraerlo del texto de la novela en sí mismo, sin tener que ayudarme de las explicaciones, de lo que deduzco que hay datos que se han ocultado al lector, o que se han dado por entendidos. Sé que esta obra entraña muchas complicaciones por mil motivos, pero, humildemente (espero ser entendida), pienso que esos datos "robados" al lector medio tendrían que aparecer en la trama. De cualquier manera, estoy segura que en el esperado encuentro en Zaragoza podréis hablar de sobra sobre estas cuestiones y puliréis todo el contenido sin ningún problema.
Así que en Zaragoza, ¡qué envidia me dais!, tengo muy gratos recuerdos de esa tierra. Espero que vuestra puesta en común sea de lo más grata y exitosa.
¡Buen viaje a todos!

Isolda dijo...

Por fin he leído los últimos capítulos de un tirón y por supuesto todos los comentarios.
Se va cerrando y como alguien comenta, se aproxima al final.
Magnífica la escena de la muerte y estupendo el comentario largo de Ana J.
Me hubiera gustado mucho acercarme al recital de Zaragoza, Anabel, igual que esconderme en un rinconcito para escucharos hablando de la novela sin título. 'A título póstumo, Novela'
Ocurrencia instantánea.
Como Mercedes dice, sólo queda desearos un viaje muy fructífero, que disfruteis de todo y de todos y estrujaros las meneniges para que esto sea un exitazo.
Dacil, un beso enorme para tí y otros seis.

Ana J. dijo...

Nos vamos a Zaragoza!!!!!!
Os echaremos de menos, Comentaristas. Mucho, mucho.
Ángeles, ese viaje a Edimburgo tiene que salir: necesitamos conocernos, viajar juntos, hartarnos de hablar de lo divino y de lo humano y divertirnos fuera de la realidad virtual.
Un abrazo enorme para todos y cada uno

Amando Carabias María dijo...

Nos vamos a Zaragoza, sí...
El capítulo 45 ya está en la parrilla de salida. Programado para el domingo a las 20.00 horario insular...
De todos modos, pernezcan atentos a sus pantallas, no sea que la organización decida anticipar la hora de su emisión.
Hasta la vuelta.

catherine dijo...

Ya está, yo también he leído los últimos capítulos y comentarios. Tantas peripecias me encantan, los muertos están cayendo como moscas (es como lo decimos en mi país)aunque el suicidio del Pr Smith no sea espectacular y que Dacíl nos haga adivinar desde el principio que a Deborah le va a suceder algo muy malo. Enhorabuena, Dácil.
Os deseo muchos intercambios en Zaragoza, intercambios para la revisión de la novela y intercambios de amistad. Os queda también elegir el título, quizá el que Isolda propone. Advertencia a los autores: en Francia ya tenemos les Malheurs de Sophie , obra para niños (niñas) de la comtesse de Ségur (née Rostopchine así que se decía siempre)publicada en la mitad del siglo XIX. Para la traducción al francés, cuidado con vuestro título.
Muchos besos a todos los plumistas.

Ángeles Hernández dijo...

¡¡¡BUEN VIAJEEEE!!!

Que las musas y la sintonía os sean propicios. Desde nuestro escondite os mandamos energías a tope.

En los descansos podíais empezar a barajar el viaje a Edimburgo para ir sabiendo qué queremos .

Os esperamos "con intriga".

Besos grandes para Amando, Ana, Anabel, Dacil, Inma, FranCo y Marcos (riguroso orden alfabético), o sea a TODAS Y TODOS.

Á.

FraCo dijo...

Casi quedan una horas para encontrarnos y me produce lástima que no podamos coincidir todos en Zaragoza. Estaremos conectados desde el portátil para seguir recibiendo de ustedes (colaboradores) todos sus consejos, puntos de vista, dosis de ánimos y sobre todo amistad

Ángeles Hernández dijo...

Que seais buenos.