26 oct. 2010

Capítulo 52

Walter estaba a punto de cerrar El viejo diván. Quizá fuera un poco temprano aún, pero el cansancio de los últimos días, además de haberle dibujado un cerco debajo de los ojos más acusado de lo habitual, le había dejado extenuado mentalmente. La muerte de Deborah había sido un golpe demasiado duro. Tampoco se sabía a ciencia cierta dónde se encontraba Sophie. Todo parecía complicarse. Siempre había temido este instante, pues sabía que llegaría. En algún momento habría que mover las piezas, no podían permanecer sujetas a la tierra, como si fueran árboles. Pero, a pesar de ello, a última hora tenía la sensación de que todo transcurría demasiado rápido. Quizá fuera así siempre, así en todo. Tanto tiempo esperando a que sucedieran los acontecimientos y a la postre todo se desbocaba, como si se hiciera añicos.
 

35 comentarios:

Ana J. dijo...

Bien!!!
Amando, acabo de llegar a casa y me encuentro este excitante capítulo que nos devuelve a Walter y Escobedo y los intríngulis de la trama al rojo vivo.
Mañana lo comentaré con más tranquiidad pero, hasta entonces, enhorabuena!!!
Un abrazo muy grande, Amando
Más abrazos para todos

catherine dijo...

Un capítulo largo y rico como dos o tres.
El Viejo Divan y los habituales, Escobedo, "francotirador de la existencia, y Walter que sabe mucho sobre los Thomas-Purplestone-MI5 y nuestro Carlos: "Todos pensamos lo mismo, la diferencia está en los intereses que cada uno defendemos", menos Sophie sola como siempre.
De la segunda parte destaco que Sophie no encuentra en Jack el amor que busca y ahora que sabe que sus padres han muerto quiere una vida absolutamente normal y anodina.
El Sapo logra salvarse pero Sophie, aun con un ordenador, no podría conocer los secretos de los papeles de Deborah, por la actuación del famoso Scout. Por suerte, nosotros los descubrimos.
Resumo mi primera lectura. Espero los comentarios siguientes que valorarán otros puntos de este estupendo capítulo.
Enhorabuena, Amando. Muchos besos a todos los que van a entrar.

María dijo...

Este capítulo, por si solo, es una novela. Magnifico. Ahora no puede comentar luego vuelvo. Felicidades Amando.

Amando Carabias María dijo...

Buenos días, ¿se puede...?
¿Aún no me odiáis...?
Tenía miedo de lo que iba a suceder, sobre todo por la extensión, pero algunas veces la historia atrapa de tal modo que...
Gracias Ana, Catherine y María
Catherine has hallado las semillas del capítulo. Me sigue admirando tu capacidad para entender este idioma que no es el tuyo.

Inma Vinuesa dijo...

Amando simplemente magnífico, cuando vi la extensión pensé ¿pero tanto le queda todavía a Amando en la recámara?, no me podía creer que todavía pudieras cerrar tanto y tan bien.
Has puesto a cada uno en su sitio, nos has devuelto a un Carlos totalmente confundido y a un Walter aclarador, has dejado en un lugar privilegiado a un barman que tiene las cosas muy claras.
Le has dado sentido a una policía poco creíble hasta ahora.
Y nos has revelado toda la documentación de una caja fuerte que a todos nos daba miedo meterle mano.
Como siempre me tengo que descubrir frente al maestro de esta historia.
Enhorabuena, un abrazo enorme.

Mercedes Pinto dijo...

Aclarar hasta dónde llega el brazo asesino del M15 y Purlestone se hacía imprescindible. Encuentro muy hábil la idea de provocar un encuentro entre Walter y Escobedo en “El viejo diván”. La conversación que han mantenido, no sólo ha arrojado luz sobre los tejemanejes de las la tres organizaciones que nos traen de cabeza desde el principio de la obra, M15, Purlestone y OMS, además nos ha refrescado la memoria recordándonos hechos ocurridos capítulos atrás para hacer encajar todas las piezas, inclusive el motivo de cada muerte. Me hubiese gustado que Thomas hubiera estado presente en esta conversación, pero, entre otras cosas, Walter no habría podido hablar con tanta libertad “al lector” sobre su hijo Jack, que lo retrata como un ambicioso pusilánime. Por lo pronto, estos dos titanes de la novela, parecen estar libres de sospecha con respecto a la policía, se sienten seguros en su “guarida”; pero no podemos olvidar que son unos asesinos sin escrúpulos en potencia dispuestos a cualquier cosa por defender su posición. Walter justifica las tropelías del M15 y Carlos las de un grupo seudocientífico al margen de la ley.
Por otro lado la relación de Sophie y Jack sigue siendo una incógnita, parece ser que, aún, ni siquiera ellos mismo tienen claros sus sentimientos. Tal vez esta pareja necesite una última prueba para posicionarse con firmeza.
También se ha apuntalado el resultado del periplo de Sapo por hacer llegar los documentos a Sophie. Ha conseguido huir, al final ha resultado que uno de los coches era la policía y otro unos colegas de Persis buscando venganza. Creo entender que era una triple persecución: la policía seguía a los vengadores de Persis y los vengadores a Sapo, y que el hecho de que los “macarras” hubiesen sido alcanzados y apresados fue lo que dio la posibilidad a Sapo de huir.
Por otro lado, los documentos, de los cuales ya sabemos, sin lugar a dudas, su contenido, han sido confiscados por la policía, con lo cual se esfuma la posibilidad, por el momento, de que Sophie conozca toda la trama que le rodea.
Este es un capítulo muy complejo, pero completamente imprescindible para que el lector ordene sus ideas y pueda encajar el esperado final. Tengo que felicitarte, Amando, no debe haberte resultado nada fácil reconciliar tantos datos en nueve páginas manteniendo la atención del lector.
Mi más sincera enhorabuena.

Amando Carabias María dijo...

De nuevo gracias por vuestras palabras. No cuento con tiempo para detenerme en vuestras palabras.
Simplemente aclaro que como consecuencia de las palabras de Mercedes, aclaro brevemente que la policía no perseguía o vigilaba a Purplestone, sino la zona. Así queda la nueva frase:
"No supo, al menos en ese instante, que después de su acrobático salto y de haber salido pitando con la moto, el coche ocupado por los colegas de Persis inició su persecución, ajeno a los motivos de la presencia del segundo automóvil, que vigilaba discretamente la zona por orden de Scout"

FranCo dijo...

Inmenso. Este capítulo es el Capítulo.

Amando, has escrito con el oficio de un escritor experimentado. He impreso las páginas y he disfrutado su lectura.

Capítulo extenso, metódico, aclaratorio, determinante. Permíteme decirte que tras las letras que he leído, existe un escritor con gran oficio, un escribidor de largo recorrido al que los relatos cortos y los micros ya le vienen pequeños.
Para mí, perfectamente éste podría ser el capítulo final si le damos una palmadita a Sophie y al calvo.
Resumo: me ha gustado. Y mucho.

María dijo...

Amando, con franqueza, cuando dijisteis que la novela se acababa, yo pensé, ¡Madre mía! con lo liada que está la trama, la cantidad de personajes, de acciones que hay que aclarar.

Pero, infeliz de mí, no me di cuenta, que me hallaba ante siete magníficos escritores.

Y así y como el que no quiere la cosa, habéis ido, cerrando, aclarando, terminando en definitiva, algo prodigioso.

De tu capitulo, poco puedo decir, que no se haya dicho, largo, esclarecedor, poniendo a cada cual en su lugar, esa conversación entre Carlos y Walter, fantástico.

Lo de los documento que no le llegan a Sophie, me lo temía, así como también me temía, que la relación de Sophie y Jack, no está clara en absoluto. Pero eso da igual, si no fuera tan macabro, creo que Jack se conformaría con las piedras y el pie de Sophie, el resto de ella, no se, no se... Y mira que me tenía convencida ya, de que era sincero. (Lo siento Ana, pero este hombre, parece que no tiene arreglo, tendrás que hacer algo tu).

Mercedes Pinto dijo...

Sí, sí, Amando, creo que en ningún momento digo que la policía persigue a los colegas de Persis por que estuvieran vigilándolo o supieran quién era, sino porque fue alertada por la persecución en sí y la velocidad que llevaban por la vía pública. Tal vez me he expresado mal. De lo que ya no estoy segura es de si Sapo consigue huir de estos tipos antes o después de que sean arrestados. Es posible que esté un poco espesa hoy.

Isolda dijo...

Después de una segunda lectura apasionante, queda poco por decir. Para mi, la novela está cerrada a falta de algún detalle pendiente que se le ocurra a Marcos. Eso creo, a menos que hayais decidido otra cosa.
Es un capítulo intenso, que pone las cosas en su sitio. De fondo los nazis que siguen, por desgracia, de actualidad.
Tengo que referirme a Catherine, porque admiro su inteligencia (creo que pasó por las manos del Dr. Grayland, jaja) y cómo exprime cada texto.
Me reconcilio conmigo misma que siempre fui anti-Jack (ya sabéis, los tipos que le llaman a una muñeca, no me van)
Felicito a las investigadoras oficiales de 7 plumas, Mercedes y María, no se os escapa una y eso está muy bien.
Al escribidor, que sabe hacer encaje de bolillos, un beso enorme y otros seis como siempre.

Amando Carabias María dijo...

No creo que la novela se haya cerrado. Quizá sí en la parte detectivesca de la investigación, para entendernos. Aún así queda un matiz: es el lector quién conoce el conjunto, no la protagonista.
No digo que tenga que conocerlo o no, pero esa puerta queda abierta.
Y aunque se opte por un final abierto, nos queda saber la relación de Jack y Sophie continúa o se rompe.
También se abre la posibilidad de que Smith se convierta en 'cobaya'del hospital
Están las tumbas de la visión que tuvo Sophie en el capítulo de Ana.
Pero de todos modos, repito, estoy de acuerdo con lo que se decida.

Inma: Te agradezco las palabras. A lo mejor es la magia. Esta historia nos ha atrapado a todos, bien lo sabes, y cuando me vi ante el último de mis capítulos, sentí la necesidad de contar lo que he contado.

FranCo: Me dejas sin palabras. En esta semana, casualmente, se ha dicho lo que tú has dicho y su contrario. ¿Cabe mayor confusión? En todo caso muchísimas gracias.

Mercedes, respecto de la duda que planteas, está escrito: " Sapo, pues, no tuvo conciencia de que no estaba siendo perseguido, y que los amigos de Persis, acabaron en comisaría."

María, muchísimas gracias. Pobre Jack. Creo que es muy sincero. Quizá muy duro, pero es sincero. Sophie sabe a qué atenerse y lo mismo en la sinceridad hay una veta impresionante.

Isolda: Creo que ya te he contestado más arriba. En fin, muchas gracias.

Mercedes Pinto dijo...

Es cierto, mil perdones, Amando, queda bastante claro.
Qué rabia me da escribir el comentario 12+1, pero esperando, esperando... Me tocó.

Flamenco Rojo dijo...

FranCo, Amando es como los futbolistas ambidiestros que le pegan a la pelota con la derecha y con la zurda…Le da bien a los micros, a los monólogos (ejemp. Fin de trayecto que está publicando en Euritmia en la red), a las novelas, a la poesía…El chico es completito y todos coincidiremos que a nada que tenga un poquito de suerte triunfará…Entre nosotros ya lo ha hecho, pero el reconocimiento debe y tiene que llegar más lejos.

Dicho esto, sólo me queda decir un par de cositas…que el capítulo huele a final (abierto, vamos abierto a la posibilidad de una segunda parte)…y definir el capítulo de hoy simplemente con dos palabras…Im Presionante.

Un abrazo.

Ana J. dijo...

Querido Amando: entre leer como Dios manda el capítulo (anoche se me trocaban las letras), empaparme de él y leer los comentarios, se me ha ido un buen rato y, para colmo, no sé si puedo añadir mucho más a lo ya dicho. Bueno, algo sí, pero eso, después.
Lo importante es que me descubro ante ti y este capítulo extenso, complejo, revelador, intimista, trepidante, clarificador.... ya sé que algunos adjetivos parecen contradictorios pero es que de todo esto encontramos en él... y más.
Volver a tener a Walter y Escobedo frente frente en el Viejo diván, y que jueguen un papel tan exclarecedor era algo que estaba echando de menos y que, GRACIAS, has desarrollado de una forma inmejorable.
Jack y Sophie en la intimidad, cada uno con sus sentimientos y sus sentidos al rojo vivo. Reales, palpitantes, atrayentes... da pena que en unos capítulos los perdamos para siempre.
Mi querido Sapo, salvando el pellejo gracias a su habilidad y a un ángel de la guardia mafioso que le envía a la Policía en el momento que más la necesita.
Sólo no me queda claro quién envía el mensaje cifrado a Scout para que intercepte el material que ha dejado en la copistería y para que bloqueen la cuenta de Sophie. Lo mismo está en el texto, pero no lo he visto y, como yo soy de las que pienso (no sé si seré la única) que la historia no se debe cerrar aquí sino que aún queda tela por cortar, supongo que es un cabo que nos dejas a los que te seguimos.
Y esto es en lo que discrepo de los comentarios anteriores. Yo creo que aún hay argumento por desarrollar.
Personalmente, aunque no lo crea imprescindible, el teniente Scout puede lucirse un poco más. Creí que ibas a hacerlo, Amando. Ya me relamía pensando en ese aire de novela negra que le ibas a imprimir a a parte de Scout, y siento haberme equivocado, porque me he quedado con las ganas.
Y muchos otros detalles que para mí son importantes, aunque puede, insisto, que solo lo sean para mí.
Por ello, creo que has hecho un grandísimo trabajo, Amando, porque has aclarado lo inaclarable (bueno, para ser justos, otras plumas ya empezaron a desenmarañar la madeja. No es mi caso, por cierto), has cerrado las incógnitas finales relacionadas con esas oscuras organizaciones.
Y gracias porque has dejado el suficiente espacio como para que los que tenemos que continuar podamos hacerlo con una cierta holgura.
Un abrazo enorme para ti, Amando, y muchos más para el resto

Isolda dijo...

Tienes toda la razón, Ana. No eres la única que lo piensa, me doy cuent que he sido muy tajante cuando hablo de algún detalle. Es evidente que no son detalles, hay que resolver varias dudas, como bien apuntas y en tus manos confío.
Tiene que haber alguna detención, digo yo, ¡no se van a ir de rositas!
Te queda tarea, te mando muchos besos.

Marcos Alonso dijo...

1) Ahora que todo tiende a acabarse, como si nos precipitáramos al vacío, uno detrás de otro, expectantes, comprobando que a nuestros compañeros se le abren el paracaídas y llegan felizmente a tierra; los que aún temblamos de miedo y vértigo queremos saber, ansiosos, cómo lo han hecho, qué han sentido, deseando correr la misma suerte.

Marcos Alonso dijo...

2) En este salto, digo capítulo, Amando nos hace volar elegantemente, para no variar, en un extenso e intenso texto. Nuevamente volvemos a encontrarnos a estos dos extraños amigos. Walter y Carlos beben juntos, mientras se miden y leen entre líneas. Walter excusa a Jack, le hace saber Carlos que es consciente de su inocencia y pretende reclutarlo contra Purplestone ¿Nos esperará una guerra entre los antiguos MI5 y los lobos suizos contra la Organización norteamericana? No queda claro si Donaldson y cía actúan por su cuenta y su propio interés o en cambio para los intereses de la inteligencia británica. Aunque en este sentido Walter hace un alegato para mantener a raya a Purplestone que se “han infiltrado por todas partes”… “y quieren volver al poder por mecanismos legales”… “Ellos sólo creen en la raza aria”… “sólo creen en que los otros, sobre todo los negros, les sirvan como esclavos, después de haber exterminado a los judíos…” a Hutton lo situaba, en cambio, en la órbita de Purplestone, y relacionado con la muerte de los padres de Sophie ¿Qué sabe sobre ello Donaldson y Cía?

Marcos Alonso dijo...

“(…) El profesor Smith (…) Tenía suficientes razones para, en un momento de angustia, decidir que había llegado su final. Había jugado con fuego y se había quemado y esa quemadura no le abandonó en toda su existencia… Algún día te contaré esa historia(…)” Continúa
Y paralelamente a esto el pobre Smith sustituye a Sophie como conejillo de Indias ¿Para esto servía cualquiera?

Sin duda, Carlos, tiene que estar muy estresando intentando conciliar sus experimentos, su mina de piedras híbridas y el tesoro nazi de piedras preciosas y joyas ¿O esto último no le preocupa? Parece que no ¿Por qué? Además ahora se ha vuelto obsesivo con Sophía ¿Celos? Parece, en cambio que está perdiendo tiempo, si realmente le interesa ¿por qué no sale corriendo tras ellos? ¿Sabe que está con Jack?

Marcos Alonso dijo...

Aún hay que darle a Carlos un final que se merezca ¿Desaparecerá, se verá envuelto en una lucha mortal? ¿Se quedará, sorprendentemente con Sophie? Parece que los sentimientos de Sophie, después de las aclaraciones de Jack, se han vuelto más “realista” y ha rebajado esa tensión y duda por sus verdaderos sentimientos. “Ah, pues vale…” parece querer decir.

Y nuestro Sapo está de suerte, por fin vemos a una policía efectiva, ¿aún tendremos oportunidad de que se luzca Scout? con un arsenal de documentación que puede incriminar a muchos (con toda la información almacenada por Deborah todo apunta a que todo Edimburgo quedará entre rejas, a no ser que Mr Donaldson meta mano como siempre. Sapo logra escabullirse ¿Qué será de él?

Y Thomas D, por cierto ¿no va a tomar partido por su hijo? O le importa más las piedras preciosas de los nazis?

Marcos Alonso dijo...

Y preparémonos porque estamos llegando a las Islas Orcadas, allí nos espera nuestra Ana Jollanes para hacer una de las suyas. Esto es para ponerse a temblar.

Nuevamente felicito a Amando por este palpitante capítulo, como no podía ser de otra manera, que sin perder tensión se ha propuesto como meta, más que lograda, ser resolutivo ahora que estamos en el desenlace. Enhorabuena compañero.

Abrazos

Amando Carabias María dijo...

Gracias nuevamente.

Ana:
Aunque no se aclare, y por tanto como sospechas puede haber alguna variación, el mensaje convenientemente cifrado, etcétera, que recibe la policía proviene del entorno del MI5, que parecen controlar algunas cuestiones policiales: lo que sucede en las cloacas, se resuelve en las cloacas...
Efectivamente Scout era una opción, pero cuando comencé a escribir me vino a la cabeza Walter, a partir de ahí...
Nos quedan, pues, vuestros tres capítulos para cerrar la trama.

Marcos
Efectivamente, creo que Carlos, cuando deje a Walter, mientras vuelve a su casa o acaso regrese al hospital para ver qué se hace con el profesor Smith deberá aclararse algunas cuestiones.
En mi opinión a Carlos le interesa más el mineral que las joyas, que, probablemente a estas alturas o no sean tantas o simplemente no estén.
Para mí Walter, Donaldson padre y Hutton formaban parte del MI5. Desde el capítulo en que aparece Hutton, se ve que ataca con dureza al entorno nazi, del que parecen ser secuaces los de Purplestone
Como bien señaló Dácil en uno de sus comentarios, la actualidad de estos días, en concreto la publicación de los papeles de Wikileaks, me parece importante para esta novela, sobre todo en lo que se refiere al modo de actuar de la empresa de seguridad privada en la denostada e inútil guerra de Irak.
(La realidad siempre -siempre, repito- supera a la ficción).

Dacil martin dijo...

Te felicito Amando, por tu capítulo. Tenemos pendiente el whisky escocés, ya lo sabes, digas lo que digas. Sabía que un día entero te daría para escribir el pedazo capítulo que nos has regalado. La colcha de punto dará para una cama de 4 metros de ancho por 3 de largo, y ribeteada.
Bajo mi punto de vista, que Scout haya obtenido fácilmente la información que tanto trabajo y esfuerzo, incluso pagando con su muerte, a Deborah, a Sapo por intentar enviarla, y que Sophie no pueda llegar a leer, es todo un reto para el próximo que tome el turno. Me gustaría ver la cara de este detective que investigaba un crimen, leer y encontrarse con la tremenda bomba.
¿Será capaz de mantener el tipo, de estar a la altura y/o derivarla a la Secreto de la MI5?
Es increíble el giro que ha dado la novela.
Cuando resucitó Smith, tenía en mente que Scout, en su investigación, le obligaría a enfrentarse al infierno de volver a recordar. Ana J planteó, como tú en este capítulo, la posibilidad también de que el crimen cometido contra los padres de Sophie fuese vivido de nuevo incitando su mente con los experimentos científicos.
Caben, por tanto, muchas salidas aún.
Esto no acaba, señores, que siga la novela.
Enhorabuena Amando, y mucha ganas e ilusión para el pluméfero que toma el relevo.
Abrazos,
Dácil

María dijo...

¿Os habéis fijado, qué en los últimos capítulos y tras los comentarios, siempre elogiosos, se produce un terrible silencio?

¿Estamos tan impactados, qué no nos queda nada por decir?

Es curioso, estos silencios de varios días, hasta la llegada del próximo capítulo, que imaginamos, tan emocionante o más, que el anterior.

Es como si nuestro pequeño mundo se parase, hasta la publicación del capítulo siguiente.

Ángeles Hernández dijo...

Amando:

Este intenso y denso capítulo me lo estoy tomando con calma.

Como he hecho en otras ocasiones, voy diseccionándolo en word, para poder comentarlo a gusto ( a mi gusto).

Pero antes del análisis me descubop ante tan excelente texto y ante tan esforzado trabajo.

Enhorabuena Escribidor.

Amando Carabias María dijo...

Ángeles:

Entre factura y factura, llamada de teléfono y llamada de teléfono, visitas y otros asuntos tan creativos, asomo la cabezota de vez en cuando a internet.
Espero tu disección, y agradezco tus palabras.

Anabel dijo...

¿Qué queda por decir?

Que no esperaba menos de ti. Has demostrado tus dotes como escritor y como atador de cabos. Has dejado el camino allanado para que todo fluya de forma rápida y clara, para que los siguientes plumas puedan explayarse sin tener que enredarse demasiado en la trama.

Me ha gustado, especialmente, la escena erótica. Muy bien llevada y traída.

Pues eso, a tu altura, Amando.

Saludos

Amando Carabias María dijo...

Muchísimas gracias, Anabel. La escena erótica era un reto, puesto que en esta novela, si mi memoria no me falla, todas las escenas eróticas las habéis escrito el sector femenino del grupo (para que luego algunos digan). Pero tal y como nos habías dejado a la pareja...
Muchos besos.

Ángeles Hernández dijo...

Amando nos regala este capítulo que pese a su extensión, no se hace largo porque nos coloca muy cerca de la respuesta a muchas preguntas y nos recuerda de manera ordenada quién es quién.
Bravo por Amando, por su capacidad de síntesis explicada en forma de novela, por su hermosa descripción de las escenas amatorias y por el inmenso trabajo realizado para este CAPITULAZO.

M15 : Grupo de antiguos mandos británicos cuyos personajes conocidos son el mayor Hutton, Donaldson padre enamorado de Amy y Walter. Son los reponsables de la muerte de Ed, que van a intentar endosar a Purplestone, gracias a sus influencias en Scotland Yard. Esta información hace preguntarse a Carlos si no se dan cuenta que la guerra había acabado hacía muchas decenas.
Purplestone: Grupo paramilitar cuyo origen está en los expulsados de los servicios secretos y cuya ideología es la vuelta del nazismo más racista.. Necesitan dinero y por eso buscan tesoro y minas. Responsables de la desaparición de los padres de Sophie, son malos malísimos. Asesinos de Deborah que hacía con ellos el doble juego. Persis es de este clan. Como primeros espadas: Smith y Escobedo padre.
Escobedo Carlos: Va por libre: hombre práctico, hombre de negocios. Francotirador de la existencia. Uno de sus mejores negocios ha sido la pandemia que se inició en Méjico y ahora quiere investigar asuntos relacionados con el poder de la mente ( hospital y radio con auriculares especiales) . En estos asuntos colabora o se hace servir por la OMS. Como busca dinerito, también está por las minas. Últimamente se le ve algo emperrado por Sophie.
Odia a Jack al que creía parte de Purplestone.
Jack: Otro que va por libre. Este es rico pero quiere serlo más. Tiene malas pulgas pues
Fue un niño caprichoso. Parece ser que le gusta Sophie, al menos le resulta atractiva y la desea. Existen sospechas de que además quiera utilizarla para encontrar el tesoro y ser más rico. Eso ya lo sabremos. De momento van juntitos de crucero y parece que no lo pasan mal.
Deborah: Agente múltiple asesinada por Purplestone y poseedora de todos los secretos de Sophie.
Sapo: ayudante de Deborah y muy buena gente que a última hora va a jugar un gran papel en desvelar el misterio. Es un poco torpe y su información va a ir a parar a manos distintas de las que él preveía.
Sophie : poco nuevo que decir de ella, excepto que le gusta Jack y que se está planteando si seguir investigando o dedicarse a vivir tranquila olvidándose de todo.
En su conversación con Jack descubre una manera de amar más realista y menos romántica. Ya veremos qué decide.

Ángeles Hernández dijo...

¿Qué nos queda por saber?.

Pues depende de lo que las plumas quieran, mucho o casi nada
1.- ¿Será encontrado el tesoro?
2.- ¿Los padres están realmente muertos?
3.- ¿qué significan las tumbas que Sophie vio?.
4.-¿ Jack es casi bueno, mezcla de ambición, seducción, mal carácter, honradez, o malísismo y sólo está con Sophie para su propio beneficio y llegar el primero.?
5.-Logrará Scotland Yard descubrir todo el pastel o se conformará con la versión que le dan los del M15.
6.- ¿Quién se llevará el mineral maravilloso de las minas de Culros?.
7.- ¿Qué será de Sapo?.
8.- ¿Cuál será por fin LA DECISIÓN DE SOPHIE?
Etc, etc, etc.


Feliz fin de semana a todos y un abrazo de Á.

Amando Carabias María dijo...

Muchas gracias Ángeles por tus palabras.
¿Habéis visto la cantidad de preguntas que quedan por resolver?
Y vosotros diciendo que estaba todo dicho...

A la vista de todo lo que expone Ángeles, ¿No os parece que sería necesario replantearnos todo lo que se habló en Zaragoza y dar otra vuelta más, completa...?

Inma Vinuesa dijo...

Ángeles me has dejado sin palabras, que maravilla, que manera de exprimir hasta la última gota de esta trama.
No sé si esto daría para otra vuelta más. Alguien de nuestros comentaristas lo decía, hay que saber parar a tiempo y, estamos en un momento muy digno para darle fin a una novela que no ha sido nada fácil de escribir.
Un abrazo Ángeles, bravo por ti, por tus iniciativas, por tus análisis y tus conclusiones.
Un beso a todos.

Inma Vinuesa dijo...

Ángeles me has dejado sin palabras, que maravilla, que manera de exprimir hasta la última gota de esta trama.
No sé si esto daría para otra vuelta más. Alguien de nuestros comentaristas lo decía, hay que saber parar a tiempo y, estamos en un momento muy digno para darle fin a una novela que no ha sido nada fácil de escribir.
Un abrazo Ángeles, bravo por ti, por tus iniciativas, por tus análisis y tus conclusiones.
Un beso a todos.

Ana J. dijo...

Hola! Solo asomo la cabeza para decir que sigo vivita y coleando, de aeropuerto en aeropuerto y de AVE en AVE (Dios bendiga al que lo inventó)
¿Sabes que lo que dices, María, se me había pasado por la cabeza? Creo que llevas razón. Paramos y luego, en cuanto alguien da pie a ello, volvemos a comentar pero siempre esperando el siguiente capítulo.
Ángeles, este don tuyo hay que guardarlo como oro en paño, porque no sabes lo que nos ayuda.
Amando, yo me rajo las venas si tengo que dar otra vuelta, ahora que tengo medio enjaretado lo que creo que debo escribir para ese capítulo que me falta. Ahora que, si se decide dar otra vuelta, me suturo las heridas y tiro p'alante, que por voluntad no quede.
Besos para todos desde Puertollano

María dijo...

Yo no tengo inconveniente en que se haga otra ronda de capítulos o las que sea, pero creo que ya estamos todos mentalizados de que esto se acaba y no creo que haya de cambiarse.

Las cuestiones que plantea Ángeles, siendo importantes, no es preciso responderlas "con pelos y señales", (expresión que no se muy bien que quiere decir, pero que se emplea en estos casos).

De todas ellas, si acaso, se debería explicar ¿Qué significan las tumbas que vio Sophie? y también, por ser nuestra protagonista, ¿Qué decisión tomará sobre el rumbo de su vida?.

Para ello, todavía quedan tres capítulos, por lo tanto, más que suficiente.

Ana, no creo necesario que te cortes las venas, hijica, ya tenemos bastantes desgracias en la novela. Besicos.