10 jun. 2011

Oscurece en Segovia

Y se hizo la presentación de “Oscurece en Edimburgo “, en Segovia como estaba anunciado, ayer 8 de junio a las 7 de la tarde, en el Salón de Actos de Caja Segovia. El lugar, acogedor y de amplias proporciones, estaba casi lleno; el personal escuchó con interés durante más de una hora las explicaciones y experiencias de los cuatro co-autores presentes : Francisco Concepción, Ana Joyanes, Dácil Martín y Amando Carabias, conducidos con agilidad y maestría por Guillermo Herrero , periodista del “Adelantado de Segovia” que ejerció de moderador,  voz cantante y  maestro de ceremonias.

Como fondo las imágenes de la portada de la novela: Edimburgo oscureciendo detrás de unas piernas provocadoras y sugerentes, alternando con las caras, en foto fija, de los escritores. Como aderezo extraordinario, la audición del segundo capítulo leído en “off” al principio de la presentación.


Custodiando a Sophie
Ana J., FranCo, G.Herrero, Amando, Dácil.


Guillermo Herrero llamó la atención sobre esta nueva manera de escribir en la “Aldea Global literaria” en la que hoy nos movemos. Para él se trata de un hito en el que destacan como novedad y primicia universal,  el hecho de que una novela haya sido escrita por siete plumas, sin planteamiento previo de estilo o argumento y con las únicas normas establecidas del orden de participación de los autores y la cadencia de publicación de los capítulos (cada tres días). Estos hechos, de los que ya se ha hablado ampliamente cada vez que la novela, o su proyecto, han sido sacados a la luz pública, tuvieron en Segovia algunos matices y apreciaciones que comentamos a continuación:



FrancisCo quería leer un libro especial

1.-La idea.
Francisco Concepción, alma máter de la misma, aclara que surge en su cabeza a modo de flash, una propuesta  sobre cómo poder escribir la novela que le gustaría leer. Una novela  con una trama intensa, de amores complicados, personajes con aristas, diálogos cargados de significado…Para esta novela ideal fue pensando en autores con peculiaridades distintas en su arte, como ironía fina , sobriedad en la descripción, riqueza en el lenguaje, maestría en la redacción, imaginación y fantasía…Personas con esencias bien diferenciadas, cuya mezcla pudiera dar como resultado una obra plural pero a la vez coherente y bien armonizada. Su fuerza, su seguridad y su capacidad de convicción, la hicieron posible.


2.-La ejecución.
Progresiva. Comenzando con unos primeros capítulos sencillos cortos que,  poco a poco, se fueron complicando, elaborando y alargando de manera espontánea, a medida que la comunicación y la confianza de los autores fue aumentando y que la naturaleza de la historia lo fue pidiendo. Con la dificultad del sometimiento a lo que otros han escrito previamente, a los plazos ineludibles y al turno que no deja elección. Con la facilidad de compartir un proyecto que no da lugar al aburrimiento, al abandono o al retraso en la entrega y la ilusión de saberse leído y esperado.


3.-La colaboración.
Imprescindible que el objetivo común sea el mismo y que exista un exquisito respeto por el trabajo del resto de los co-autores. Ello implica una corresponsabilidad en la que nadie pretenda destacar y en la que todos se impliquen para que el producto final sea el mejor. La generosidad conduce a la armonía y al final es inevitable que surja un enorme grado de amistad entre los escritores, y entre ellos y los comentaristas que regalaron su entusiasmo y su tiempo y que se sintieron escuchados y aceptados.



4.- La sintonía.
Como en una composición musical, como en una sesión de jazz en la que cada artista ejecuta movido y motivado por lo que está escuchando, esta obra ha gozado de unos patrones comunes de comportamiento, de una manera de hacer sincronizada, que condujo a que , por ejemplo la voz de Sophie –la protagonista- fuera la misma independientemente de quien escribiera sobre ella, con el valor añadido de que al ser una opción abierta, cada autor podía tratarla a su manera, aportando a la misma matices polivalentes tan ricos como la vida misma. Es también esta sintonía, la responsable de unos personajes tan diversos y a la vez tan bien estructurados y coherentes; de una historia en la que tantos caminos acaban confluyendo con agilidad y frescura.



5.-El argumento.
Amando Carabias lo resumió muy brevemente diciendo que se trata de una novela de búsqueda. La protagonista, Sophie, quiere saber. Quiere conocer la realidad sobre sí misma, partiendo de un suceso  que marca y condiciona su futuro. Ahondando en él consigue encontrar una respuesta que la dignifica. Su resolución la llevan a conocer a un gran número de situaciones y personajes y conforman la trama.


También se habló de proyectos de futuro, y de internet, y de los nuevos soportes de la literatura y del estilo “oscurece” acuñado en Tenerife por Iván González, y del gran trabajo que supuso la puesta a punto de la edición, y del impulso y la fuerza de creadores y colabores y de… Pero, ni esta comentarista, ni este espacio, dan para más.






Sin olvidar la firma de ejemplares en la feria del libro , para que  en formato papel, se lea y se tenga.





¡¡¡ A  la rica novela !!! ¿Quién me compra este misterio?

Crónica:  Ángeles Hernández Encinas, enviada especial desde Oviedo.



6 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Como ya te he comentado en otros blogs mágnifico trabajo Ángeles...Una experiencia inolvidable seguro.

Besos.

Amando Carabias María dijo...

De nuevo gracias, Ángeles por tantísima ilusión y pasión en todo lo que haces.
Fue increible verte aparecer junto a las amigas en el momento justo y compartir unas pocas horas. Fue un pelín triste que te largaras tan rápido, pero es antes la obligación que la devoción.

Leonel Licea dijo...

Se siente entre las letras que la atmosfera era excepcional. Sanamente envidio a todos los que allí estuvieron.
Un abrazo, Amando.
Leo

Anabel dijo...

Muchas gracias, Ángeles.

Besos,

Anabel

Ana J. dijo...

Qué requetegusto me ha dado volver a leer esta crónica y recordar (y volver a sentir) cuanto vivimos ese día.
Fue algo impagable, irrepetible, especial, único.
Solo la ausencia de otros amigos hizo que no fuera perfecto pero, claro, eso nos permitirá superarnos.
Ángeles, me doy cuenta de que has entrado, oficialmente y sin vuelta atrás, en el selecto Club de los Reporteros Noveleros.
Gracias por tu crónica, por tu impuso y por tu enorme amistad.
Un abrazo gigante

Beatriz Ruiz dijo...

Mis amigos... Estoy feliz por todos vosotros...

Gracias Ángeles...