2 dic. 2012

Ventajas y desventajas de escribir a "escote"

Escribir una novela o libro a escote (por varios autores) no es muy habitual. El oficio del escritor siempre ha sido un acto solitario, poco colaborativo y lleno de egos. Cuando hablamos de escribir, a casi todos se nos viene la misma imagen: la de una persona solitaria, luchando ensimismado con una máquina de escribir. Y en muchos casos fumando y bebiendo.

Oscurece en Edimburgo,
novela escrita a escote
por 7 autores
Tengo reseñar que, sobre esta materia, novela a escote, hay casi nada escrito, por no decir nada. Y que resulta difícil debatir con personas que tengan experiencia en este campo. Por lo tanto, entiendo, que lo que para mí puede ser una ventaja, para otros escritores será un formato de escritura lleno de inconvenientes. El único precedente que encontré sobre una novela escrita a escote y publicada es Máxima Culpa, editada en Tenerife en 1915 por el Diario La Prensa. La escribieron 12 autores, entre ellos Benito Pérez Armas, Emilio Calzadilla, Leoncio Rodríguez y Diego Crosa y Oscurece en Edimburgo, de la que soy coautor. Me pregunto ¿cuál es el motivo de que estos dos precedentes se hayan dado, casualmente, en Tenerife?



Vamos primero con las ventajas:


Ventaja 1: Estímulo. Es un formato de escritura ideal para aquellos escritores poco constantes y sin disciplina. El compromiso por cumplir con el grupo embarcado en escribir la novela, hará que tengas que aplicarte y sentarte frente al teclado para cumplir con tu parte. Si tu fallas y no entregas tu capítulo o tu parte, será un contratiempo muy grande para el resto de los escritores. Esto tirará de ti, si eres una persona responsable.

Ventaja 2: Adquieres nuevos conocimientos. El escribir con otros escritores, hace que te fijes en su técnica, en su voz literaria, etc. Tienes que estudiarlas con el fin de que las voces no desentonen y conseguir el objetivo: finalizar la novela de forma coherente y sin estridencias. Provocará que te ejercites en nuevos caminos literarios por el que nunca habías caminado.

Ventaja 3: Ejercitas la Contención del Ego. Todos los escritores, y por extensión todos los artistas, tienen un ego desbordante. El objetivo de la escritura a escote es finalizar una novela/libro. Por lo tanto, tu voz no puede sobresalir al del resto de escritores, pues se producirían chirridos desagradables para el lector. Así entenderás que tu escritura no es el centro del mundo.

Ventaja 4: Tensión/alerta permanente. Escribir una novela requiere un gran esfuerzo y desgaste. Si se hace de forma compartida el desgaste es menor. Te mantendrás siempre en expectativa esperando ver como el anterior escritor te ha dejado el camino. Y tendrás que realizar un esfuerzo adicional para entregarle el testigo al siguiente escritor con puertas de salida por dónde pueda continuar. Te afanarás por estar a la misma altura de los compañeros de viaje. Eso hace que la escritura sea siempre de vértigo, que cada escritor retome la escritura en cada turno con muchas ganas y tensión. Escribiendo de forma solitaria en algunos capítulos te puede visitar la desidia, y crear capítulos de transición o de relleno. En este formato de escritura no suele pasar.

Ventaja 5: Vitaminas para el bloqueo. ¿Cuantas veces nos hemos bloqueado en una novela y no avanzamos? Todas las ideas nos parecen absurdas. Una mente se puede bloquear, pero la unión de varias desatasca cualquier bloqueo. Para cada puerta cerrada aparecen al instante llaves y soluciones que se multiplican. Un cerebro crea una idea, cuando se juntan cinco cerebros no crean cinco ideas, éstas surgen de forma exponencial.

Ventaja 6: Personajes potentes y con aristas. No puede haber nada más nefasto en un libro que los personajes predecibles. En la escritura a escote es casi imposible que suceda eso. Cada autor dota a cada personaje de una particularidad, le añade algo de su genética y se convierten en imprevisibles. Cada escritor empieza a tener sus preferencias por algún personaje y lo suele adoptar durante el proceso de escritura, lo hace suyo y lo edifica. Hasta los secundarios pueden adquirir muchos matices y crecen dentro de la trama sin que los los propios autores se den cuenta.

Ventaja 7: Amistad y admiración. Escribir una novela a escote es similar a la paternidad. Cuando por fin nace el niño, quedará atrás seguramente algún roce propio de todo colectivo. Pero un hijo une, es el fruto del amor. En este caso es el resultado de una pasión, la escritura. Al final del proceso llegarás a la conclusión de que existe algo tangible que te unirá para siempre al resto de autores. Lo más importante es tener claro, desde el principio del proyecto, que la base del éxito será el respeto absoluto al trabajo del resto de escritores. Nos sorprenderá casi siempre el camino que toma cada uno de ellos, pero debes de pensar que a ellos también les sorprenderá el tuyo. Todos no pensamos igual manera, por lo tanto, cada punto de vista enriquecerá la novela.

Ventaja 8: Seremos mejores lectores. Este formato de escritura nos convierte también en lectores. Y no en un lector cualquiera, sino en uno muy especial, que tendrá que captar y adelantarse a muchos matices e insinuaciones que te hace el resto de escritores. La lectura nunca podrá ser pasiva, tendrás siempre que estar atento para no meter la pata con todos los detalles y vivirás la trama con gran intensidad.


Desventajas:

Desventaja 1: Ajustarte al ritmo de escritura. Ya no eres tu quién marca tu ritmo. Escribirás en tu turno y no cuando tu quieras. Puede que esos días no estés inspirado o tengas un mal día. O te desmotive el camino que está tomando la trama.

Desventaja 2: ¡No serás Dios! Aquí corres el riesgo de que maten a tu personaje. No eres el único Dios. Hay varios: el resto de los autores.

Desventaja 3: Portada poco vendible. La etiqueta “por varios autores” provoca confusión. Suena a libro de relatos. No tiene buena prensa y no será un buen argumento de ventas.

Desventaja 4: Cosas sin importancia, pero a tener en cuenta. Si son muchos autores, más de cuatro, incluir las correspondientes biografías y presentación de cada autor, resulta complejo a la hora de maquetar el libro. No digamos si queremos poner en la portada el nombre de cada autor, en los anuncios, programas de presentación, entrevistas, etc. Todo un lío. Y no te quiero contar a la hora de la firma de dedicatorias. Siempre hay uno de los autores que se coge todo el espacio y luego no queda lugar para la tuya.

Desventaja 5: El peligro de los desertores. Puede suceder que un escritor deserte. Y se puede pensar ¿cual es el problema? Se pasa de turno o se sustituye al autor y punto. Pero el problema está cuando desertan en interés ó involucración: erratas por no estar implicado, incumplimiento de plazos de entrega, creación de baja calidad, etc. Aquí hay un problema, la novela bajará de calidad, y no se puede dejar que la metástasis llegue al resto de los integrantes. Hay que intervenir. ¿Pero quién intervine? Un consejo será tener estas cosas previstas. Y que siempre impere el deseo consensuado de la mayoría. Pero tiene que haber un líder o responsable.

Desventaja 6: Beneficios. Hay que recordar que si la novela se convierte en Best Seller, tendrás que repartir el botín entre todos los autores.

Desventaja 7: Tragarás con muchas cosas. El parto de un libro/novela tiene más tomas de decisiones de las que imaginamos: Elección de un título, portada, asistencia a presentaciones y ferias, cosas que se quieran ocultar y resaltar en la promoción y en las entrevistas... Posiblemente tu hijo no lo bauticen el nombre con el que soñaste, o lo vestirán de pijo y tu lo querías vestir de macarra, pero lo querrás de igual forma, pues a todos los hijos se les quiere.

Desventaja 8: No podrás ser tu al 100%. Olvídate. Tu voz literaria tiene que mimetizarse con la del resto de escritores. Si no te gusta el pollo, tendrás que aprender a comerlo. Eso sí, lo podrás aderezar con especias o alguna salsa.

Ahora pongan ustedes en la balanza los pro y los contras que tiene escribir a escote. Pero un servidor lo tiene claro y creo que ustedes también.

Charla ofrecida por Francisco Concepción, con motivo de la celebración del Día de las Librería en El Planeta de las Letras.

4 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

¡Qué buena idea, traer a su casa este texto. Aquí, donde se gestó la criatura. Este lugar es el más necesario para que esta reflexión tenga aún muchísimo más sentido.
Dentro de los invisibles estancias de este blog se gestaron tantas cosas que poco a poco fueron naciendo y lo convertieron en una de nuestras criaturas predilectas.
Trabajar en equipo es el camino.
Sinceramente opino que la única posibilidad de salvación para esta sociedad está en poner al servicio del grupo los valores de cada quien, sabiendo que uno nunca tiene toda la razón, pero no le falta una parte de ella.
En caso contrario seremos deglutidos por la voracidad del poderoso.

Marcos Alonso dijo...

Si, Amando, una casa "encantada" que nos brinda grandes recuerdos y en la que construimos sueños e ilusiones. También, un lugar donde crecer y conocer amigos. No escondo que a veces cuando la visito, como ahora, me produce cierta nostalgia y hasta lamento que el tiempo haya pasado tan deprisa.

FranCo nos cuenta, con acierto, esas ventajas y desventajas de hacer literatura colaborativa, que en cualquier caso es un ejercicio saludable y recomendable para fortalecer el músculo narrativo.
Quién sabe si algún día tanta nostalgia nos vuelve a reunir en este casa.

Flamenco Rojo dijo...

Un trabajo en equipo nunca puede fallar por muchas desventajas que tenga...

Abrazos.

Towanda dijo...

Muy importante la tercera ventaja y la desventaja sexta.
Un abrazo.