6 jul. 2010

Capítulo 20

Las tristes gotitas acariciaban el frío cristal, que sostenía el reflejo de sus ojos vidriosos esa mañana. La mirada se mantenía congelada sin poder traspasar la ventana empañada para perderse más allá. Encogida sobre el sillón y enredada en la vieja manta, Sophie se balanceaba ligeramente, como si cabalgara para huir de un pasado que la asfixiaba hasta despreciarse.

Se sentía sola y vulnerable; maldecida por la fortuna; castigada por un pecado que no había cometido y que, ahora, ella tenía que pagar por otros, sin saber el porqué. No se resistía a esa injusticia, a que la tratasen de manera tan diferente y que la compadecieran como (.../...)

36 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Se nos van a acabar los epítetos.
No sé qué decir.
Bueno que estoy de pie y aplaudo con las orejas.
Qué capacidad de ir hacia atrás y hacia adelante.
Es un capítulo en el que la ternura, el lirismo (poeta, más que poeta), la acción, la ironía, el humor y el quiebro de la sorpresa están ahí con toda la calma y toda la precisión.
Asombroso.
Todvía me estoy riendo con lo de la jarra de cerveza.

Yendo a la trama que me preocupa relativamente, me parece que avanzamos en la dirección de la importancia de la II Guerra Mundial.
¿Hay que suponer que Lynne o Ian no han sentido curiosidad por la cajita, o han actuado con tanta sutileza que todo se lo encuentra como estaba?
Y ahora Australia al fondo.
Enhorabuena Marcos, muy sincera

Isolda dijo...

Primera lectura. Enorme. Mañana vuelvo con más tiempo.
Besos Marcos

Inma Vinuesa dijo...

Marcos, este capítulo es impresionante, a parte de la extensión, que para mi es un placer que sean más largos, me parece que enriqueces mucho la novela.
Has devuelto a Sophie a la vida, le has dado de nuevo fuerza, sabes que yo estoy encariñada especialmente con ella, nos muestras el pasado de Amy, interesante.
Nos demuestras a una Sophie decidida con ganas de volver a su programa para resurgir, pero me confundes con el sapo, ¿lo conoce?, le ofrece acompañarla?, ¿sabe que Deborah va a estar allí?,¿Deborah empieza el programa?, tremendo final de incertidumbres.
Mi más sincera enhorabuena, cada día me da más miedo, llegar a vuestra altura está siendo una labor muy difícil.

FranCo dijo...

Guauuuuu¡¡¡ Que final. ¿Porqué no seguistes escribiendo?
¡¡¡Y ahora a esperar al domingo¡¡¡

Como siempre me llevo el capítulo en el pensamiento para que me acompañe. Mañana le sacaré algo de punta, matices y crítica.

Perfecto, Marcos

María dijo...

Bravo, ya empezamos a conocer más de la vida de Amy, parece que en esa familia han pasado muchas cosas, apariciones inesperadas (el abuelo alemán) y desapariciones igualmente raras (los padres de Sophie).
Vemos a Sophie, camino a la emisora para hacer su programa, que teníamos algo olvidado, pero ¡sorpresa! el programa comienza sin ella. ¿Acaso lo va a hacer Déborah? hasta ese punto se ha camelado a Carlos.
Lo de que El Sapo lleve a Sophie en el coche, también me llama la atención, yo creía que la vigilancia era discreta, no que le hacia de chofer. Por lo pronto muy bueno, ya iremos desgranando el capítulo y haciendo más comentarios.

Dacil martin dijo...

Me ha encantado, es una mezcla de ternura, de calor, de humor pícaro, de acercamiento a los personajes. Como siempre has logrado que suelte la carcajada, y lo del Sapo reacio llevando en el coche a Sophie, buenísimo. También es gratificante como has logrado con sencillez retomar escenas, la casa de Amy y Sophie, la vista desde su vidriera... Es un extenso capítulo lleno de viricuetos interesantes bajo la tutela de ese ritmo suave que caracteriza tu escritura. Lo leeré más veces, disfrutaré en descubrir más detalles. Enhorabuena. Un abrazo grande.

María dijo...

He vuelto a leer el capítulo y desde luego es muy bueno, bastante explicativo de las emociones de Sophie, su jefe ya no le parece tan malo, una vez lo ha tratado fuera de la oficina.
Me doy cuenta que el abuelo alemán, también desapareció, tan inesperadamente como llegó.
El padre de Jack fue uno de los militares que le anduvo buscando y desde ese momento se fijó en Amy.
Me gusta que todo vaya encajando, pero ¿por qué lo buscó el ejército y no la policía? si se había integrado, incluso cambiado de nombre.
¿Estos militares, no tienen nada que ver, con los que posteriormente, intervinieron en la búsqueda de los padres de Sophie?.
Una familia muy "rara" toda ella.
En cuanto al programa de radio que empieza, sin que Sophie haya llegado a la emisora, ¿podría ser una grabación? o ¿repetición de uno programa ya emitido?.

Marcos Alonso dijo...

Siempre lo digo, no hay mayor premio ni estímulo para escribir y seguir haciéndolo que comentarios generosos como el tuyo, Amando; y a esto se suma el trabajo en grupo, yo nunca lo había hecho y compruebo, ahora, cuánto se puede aprender de los compañeros, de los comentarios de nuestros amigos y crecer. En este sentido, al menos en mi caso, que soy jovencito, literariamente hablando, observamos como se va desarrollando un estilo propio, pero también una capacidad para adaptarse a los demás a través de ese mimetismo que nos permite dar coherencia a la obra en conjunto.

Lo de la II Guerra Mundial creo que era inevitable señalarlo, atar algunos cabos, como profundizar en el personaje de Amy, introducir y explicar la extraña atracción de Thomas Donaldson por ella..., y a medida que se ilumina su pasado surgen personajes laterales como su hijo Charles, necesarios para darle coherencia cronológica (el que tuvo con 17 años.
La cajita, por ejemplo, no me atreví a abrirla del todo, seguro que ahí hay muchas claves que será mejor no descubrirlas del todo y esperar a que alguién las aclare mejor (por ejemplo tú que la enterraste en Hillwood); sin embargo, creí necesario hacer referencia a ella sin más dilación, ya que corríamos el peligro de que un hecho al que le habíamos dado tanta importancia pasase después desapercibido, lo que provocaba ciertas contradicciones. También se puede retomar, si se quiere (de hecho hay pendiente una llamada)el papel de Lynne y su novio Ian en este hecho (definir su papel de amiga fiel de Sophie o mostrar un personaje interesado en sacarle provecho a su amistad. No olvidemos al tío de Ian, seguro que habrá tiempo para todo. De hecho, creo que esta velocidad de crucero nos permite crear literatura y tomarnos ahora las cosas con tiempo, sin grandes sobresaltos y con mucha posibilidad de profundizar en los personajes y las distintas situaciones

Mercedes dijo...

Importantísimo este capítulo para familiarizarnos con el pasado de Sophie y el porqué de su situación actual. Saber de la trayectoria de su abuela, Amy, nos da una visión mucho más amplia de cómo Sophie ha llegado a desarrollar una personalidad tan peculiar. Parece que la abuela no tuvo una vida fácil: se casó joven, con un alemán caído en el lugar por azar, y luego desapareció, dejándola desconsolada. Thomas se encargó de la investigación, y ahí nació un amor imposible entre el padre de Jack y la abuela de Sophie. ¿Se repetirá la historia?
Vuelve a tener la caja en su poder, ¿sabrá Lynne de su contenido?
¿Y Sapo?, ¿cómo es que ella se sube a su coche con tanta naturalidad?, ¿de qué se conocen?
Se revelan misterios y nacen otros.
Me encantó este capítulo, has conseguido acercarme a los principales personajes.
Un abrazo a todos.

Mercedes dijo...

¡Ah!, se me olvidaba, creo que, a pesar de lo que pudiera parecer, Sophie se debate entre dos amores: Carlos y Jack. Lo de Carlos los sabíamos, de hecho se ha arreglado más que nunca para llamar su atención movida por los celos que le provocó la imagen de la noche anterior; y su nueva simpatía por Jack se ha revelado al defenderlo ante su abuela.

Flamenco Rojo dijo...

Marcos, vaya patata “caliente” que le dejas a Anabel…

La novela va tomando cuerpo y este capítulo presumo va a ser clave para la trama de la misma. Me ha resultado muy ameno.

Edimburgo + Segunda Guerra Mundial = Festival Internacional de Edimburgo.- Este festival surge tras la Segunda Guerra Mundial, concretamente en 1947, en un intento de hacer renacer la vida cultural en Europa. Se celebra cada año durante tres semanas en los meses de agosto y septiembre. Si bien en él tienen cabida todas las artes, son la música y el teatro las que alcanzan un mayor apogeo. Durante su celebración la cultura se instala en las calles de la ciudad de Edimburgo, localidad en la que se dan cita los más prestigiosos artistas, músicos, grupos de danza y teatro a nivel internacional.

La edición del Festival de este año 2010 del 13 de agosto al domingo 5 de septiembre nos invita, especialmente a los plumíferos, a embarcarnos en un excitante y poco frecuente viaje de confrontación a través de las fronteras culturales. Los diversos artistas procedentes de las culturas actuales del “Nuevo Mundo”: California, Nueva York, Nueva Inglaterra, México, Brasil, Chile, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Argentina, Samoa, Nueva Zelanda y Australia, así como España, Holanda y el Reino Unido, otorgan a la edición del Festival 2010 un aire excepcional.

El festival se inaugurará con el oratorio de John Adams, El Niño, y cerrará con un impresionante concierto y fuegos artificiales del Banco de Escocia.

Los estrenos mundiales de este año incluyen Caledonia, un estudio del escritor político Alistair Beaton sobre el intento frustrado de Escocia por fundar una colonia en Panamá, y Quimeras, el nuevo espectáculo de la Compañía de Danza Flamenca de Paco Peña.

La novela Bliss de Peter Carey sirve de inspiración para la flamante ópera australiana del compositor Brett Dean, que interpretará la Ópera de Australia en su estreno europeo.
Montezuma, dirigida por Claudio Valdés Kuri, aportará un toque mexicano al programa operístico del Festival 2010.

El gran espectáculo musical The Gospel at Colonus supone el debut en el festival de The Blind Boys of Alabama y el Abyssinian Chancel Choir de Harlem.

La influencia de Nueva York en el programa teatral de 2010 queda claramente reflejada con el estreno mundial de la compañía neoyorquina de teatro Elevator Repair Service, The Wooster Group, y el debut en el festival de Meredith Monk.

Desde Sudamérica llegan dos compañías que también hacen su debut en el festival, Teatro Cinema y Teatro en el Blanco, y que ofrecen a la audiencia una visión del innovador y cinematográfico teatro actual chileno.

El programa de danza incluye representaciones de Grupo Corpo, Lemi Ponifasio, el número tropical Agua de la difunta Pina Bausch y el Alonzo King Lines Ballet.

La Royal Concertgebouw Orchestra, la Orquesta de Cleveland, la Orquesta Nacional Rusa, la Orquesta de Minnesota, la Orquesta Sinfónica de la Radio de Finlandia y la Orquesta Sinfónica de Sydney, que tocarán junto a las mejores orquestas de Escocia, forman un reparto deslumbrante digno del Usher Hall.

El jazz también tiene representación en la edición de 2010 del Festival Internacional de Edimburgo con el debut en el festival del legendario músico clásico y de jazz Gunther Schuller y de los saxofonistas Joe Lovano y Tommy Smith. con el debut en el festival del legendario músico clásico y de jazz Gunther Schuller y de los saxofonistas Joe Lovano y Tommy Smith.

Sigue...

Flamenco Rojo dijo...

El Fringe, que también nació en 1947 pero para convertirse en el complemento del Festival Internacional de Edimburgo, es una vertiente alternativa de las propuestas escénicas y de las manifestaciones culturales; un espacio para la vanguardia y el experimento que crece cada año.

Estrellas de Hollywood de la talla de Susan Sarandon, Christian Slater, Mike Myers o Jude Law dieron sus primeros pasos actuando en el Fringe. El programa, que combina una gran variedad de formas de expresión artística, como teatro, comedia y humor, música y musicales, danza, actos, performances, exposiciones y espectáculos infantiles, reúne a artistas de reconocido prestigio y a jóvenes talentos de todo el mundo.

Y ahora qué… ¿nos animamos a visitarlo el año que viene?

Inma Vinuesa dijo...

Flamenco se podría hacer otro libro con toda la documentación que nos aportas, es impresionante, yo me animo por supuesto, cuando yo fui había terminado, y me comentaron que fue grandioso, que merece muchísimo la pena.
Eres grande flamenco, muchas gracias.

Ana J. dijo...

¿Pero cómo te has podido meter tanto en la piel de Sophie? Estoy maravillada. Ese paralelismo entre su estado de ánimo y los cristales salpicados por la lluvia... genial, genial.
Creo que esa introspección en el alma de Sophie es muy acertada, pertinente, emotiva y está magníficamente escrita. Su sentimiento trágico acerca de su vida y de sí misma, su reconciliación con el mundo a través de su desnudamiento, físico y emocional, en la radio. Su soledad, su amor, sus deseos...
Me encanta ese juego entre sus pensamientos y la realidad, encarnada en las preguntas de Amy, que la sacan de su abstracción.
Ahora comprendemos muchas cosas.
Comprendemos por qué Sophie se masturba con tanta alegría delante de Carlos. Una buena motivación siempre es inspiradora: esos besos sobre la cara antes de dejarla sentadita y preparada, como un beso de buenas noches perverso...
Comprendemos la conexión entre Amy y Thomas... y los militares!!!
Pobre Thomas, rechazado por la mujer que ama y que lo ama porque acaba de tener a Jack!!! Jack parece tener el don de la inoportunidad...
Lo de desaparecer debe ser algo genético: desaparece el padre de la madre de Sohpie, desaparece ella... creo que estamos a punto de que la misma Sophie desaparezca. Y yo confío en que El Sapo lo consiga. De hecho, creo que es más que probable que Carlos haya organizado que alguien comience con el programa (puede que Deborah, puede que no) aconchabado con El Sapo, que se llevará a Sophie lejos de Edimburgo. EOtro villano más al uso la anestesiaría para conseguir sus aviesos propósitos, pero el Sapo lo conseguirá hablándole de los Celtics. ¿Será Sophie el rastro español (Granada...)?
Y la famosa cajita. ¿Qué papel juegan Lynne y compañía? ¿De verdad que no falta nada? Seguro que han registrado lo registrable y fotografiado lo fotografiable.
En fin, que lo he disfrutado muchísimo, que te has superado a ti mismo, que me has dejado con la miel en los labios y que espero el capítulo de Anabel, mordiéndome las uñas más de lo habitual.
Felicidades, Marcos. Lo has conseguido!!

Ana J. dijo...

Flamenco: lo tuyo es grande!!!
Me descubro ante ti, master.

Isolda dijo...

Vuelvo como prometí. No quiero repetirme, lo han dicho los demás. Un capítulo excelente, Marcos, con muchas explicaciones, lento como a mí me gusta. Vamos entrando en la historia anterior. Veo como recoges ideas: has dejado caer que los viernes Sophie le dice a Amy que va a clase de japonés (y se olvida el diccionario)
Apuesto (ni que fuera escocesa!)a que Lynne ha leído la carta, al menos no recuerdo que cuando Sophie la recuperó del bosque, le quitara un lazo rojo.
En cuanto a la Dama del Callejón, entiendo que será Deborah. Carlos se ha encargado de presentarla como algo nuevo distinto de otras noches.
Imma, no te menosprecies, estais todos a una altura que no sé qué va a pasar. Y lo digo en serio, si pudierais abstraeros y ver la que habéis montado a partir de tu primer capítulo!
Comprendo, de todos modos, la angustia que os tiene que entrar a todos cuando os toca. Pero ahí está el resultado, llevamos 20 capítulos y seguimos enganchados a las siete plumas.
Un beso y otros seis.

Ángeles Hernández dijo...

Acaba de marcar España y aprovecho la euforia que incluso a mí, casi antifutbolera, me embarga para decir:

Bravo Marcos, con este capítulo te consagras como "AUTOR MAGNÍFICO".

Luego más.

Ángeles Hernández dijo...

La soledad de Sophie, acurrucada consigo misma, como un pajarito aterido de frío en su nido vacío:

"La mirada se mantenía congelada sin poder traspasar la ventana empañada para perderse más allá. Encogida sobre el sillón y enredada en la vieja manta, Sophie se balanceaba ligeramente, como si cabalgara para huir de un pasado que la asfixiaba hasta despreciarse.
Se sentía sola y vulnerable; maldecida por la fortuna; castigada por un pecado que no había cometido y que, ahora, ella tenía que pagar por otros, sin saber el por qué. No se resistía a esa injusticia, a que la tratasen de manera tan diferente y que la compadecieran como si fuera uno de esos leprosos que, según contaban, vivían, antiguamente, en las afueras de la ciudad".

Ésta es una de las subpersonalidades de nuestra Sophie, heredera de una maldición y consciente de ello. Pero afortunadamente no es monolítica y
dentro de ella hay muchas más. Es cuestión de hacerlas surgir, empiezan a aparecer.

Escobedo, aún con otras intenciones le ofrece una oportunidad que aprovecha con toda su energía (¿el fin justifica los medios?). También Ed cuya presencia le aporta fuerzas y razones para rebuscar en su oculto pasado. Y Jack hombre lobo del relato (Mr Jeckyll/Dr. Hyde) que la desea y admira. El patito feo comienza a evolucionar hacia cisne magnífico; la oruga se está metamorfoseando en crisálida.

VER VEREMOS.

Ángeles Hernández dijo...

Más aciertos de este capítulo de reconciliación de los previos que dejan otras tantas puertas abiertas:

-La magnífica descripción de cómo Carlos consiguió despertar el erotismo de Sophie con total naturalidad.

-La explicación de la historia de Amy ligando guerra mundial y presente, la aparición del padre de Jack y del ejército buscando al aleman perdido. Nuevo pariente, ahora en Australia.

-Jack: personaje con múltiples facetas , entre ellas la de ser el responsable indirecto de que la ruptura entre su padre y Amy. ¿lo sabe él?. ¿Por qué ahora empieza a resultarnos algo simpático?.

-Japoneses que trabajan en sábado. Algo muy importante se traen entre manos y el hecho de que sea sábado lo magnifica. Con ellos Sophie vuelve a destacar.

-Sapo: ¿colaborador o distorsionador?. Sophie por lo pronto confíaen él.

-El programa radiofónico comienza sin su "Dama": ¿qué tiene previsto Escobedo?. Todas las respuestas son posibles. Sophie está tan segura de su papel que hasta se regodea pensando en que Escobedo la espere ¿está equivocada?.

-La cajita de las sorpresas ya recuperada y el papel de Lyme en esta historia.

-De Deborah ya se ha dicho bastante.

COMPLETITO Marcos ¿Hay quién dé más?. Por supuesto, por supuesto, otras seis plumas están esperando eldisparo de salida: somos todos vuestros.

Un abrazo, nos vemos en el festival de Edimburgo 2011 (soberbio flamenco)

Dacil martin dijo...

La euforia del fútbol, las pitas de los coches coroleando por la calles, qué pesaos. Aunque debo reconocer que el partido fue bonito, pero aún más me ha emocionado la información sobre el Festival Internacional en Edimburgo que nos ha ofrecido Flamenco, gracias. No me importaría nada apuntarme para el próximo año.

Y Marcos, he vuelto a leer el capítulo. También me ha emocionado más que el fútbol observar como evoluciona tu escritura, como enlazas con precisión de cirujano la distintas piezas de la trama.

Mercedes, Sapo es un detective enviado por su jefa, Déborah, para que vigile noche y día a Amy y a Sophie, por el peligro que corren tras el asesinato de Edward.
¿Qué la voz femenina que se oye en Radio Britannia es la de Déborah? Tengo mis dudas, pues parece raro que una criminóloga, en medio de su caso más peliagudo, quiera hacerse oír en la radio. Aunque, ahora que lo pienso, tal vez quiera usarla para algún propósito.
Saludos

Dacil martin dijo...

La euforia del fútbol, las pitas de los coches coroleando por la calles, qué pesaos. Aunque debo reconocer que el partido fue bonito, pero aún más me ha emocionado la información sobre el Festival Internacional en Edimburgo que nos ha ofrecido Flamenco, gracias. No me importaría nada apuntarme para el próximo año.

Y Marcos, he vuelto a leer el capítulo. También me ha emocionado más que el fútbol observar como evoluciona tu escritura, como enlazas con precisión de cirujano la distintas piezas de la trama.

Mercedes, Sapo es un detective enviado por su jefa, Déborah, para que vigile noche y día a Amy y a Sophie, por el peligro que corren tras el asesinato de Edward.
¿Qué la voz femenina que se oye en Radio Britannia es la de Déborah? Tengo mis dudas, pues parece raro que una criminóloga, en medio de su caso más peliagudo, quiera hacerse oír en la radio. Aunque, ahora que lo pienso, tal vez quiera usarla para algún propósito.
Saludos

Marcos Alonso dijo...

Inma, soy un amante de la estadística, me he dedicado a contar el número de páginas de cada una de las tres vueltas (a falta de que Anabel complete la 3ª) y resulta que aumenta de forma progresiva (unas 15 la 1ª; veintitantos la 2ª y treinta y pico la 3ª) Creo que eso demuestra varias cosas:

-Vamos perdiendo el miedo y nos sentimos a gusto.

-Despues de practicar una literatura de pequeños toques, donde surgen los personajes y las situaciones, pasamos a una de más recorrido con grandes espacios donde correr y recrearnos y/o profundizar en esos personajes y situaciones (lo que hemos llamado velocidad de crucero). Así que parece que cada vez esto avanza más y más sin remedio. Siguiendo con la estadística dentro de tres vueltas (dos meses y una semana y media) más, a este ritmo ,escribiremos casi 120 páginas, que junto a las ya escritas sumaríamos 190 páginas. Conclusión: deberíamos ir pensando ya en hacer otra novela!

Creo que ha debido sorprender el tratamiento que hago hacia Sophie y JacK, que se ha convertido en todo un caballero, sabiendo mis preferencias por Déborah y mi antipatía hacia Jack. Pero bueno, eso es lo bonito de todo esto: que para hacer nuestro capítulo tenemos que darle continuidad al anterior, porque esto es un equipo como lo pudiera ser uno de futbol donde vamos creando jugadas entre todos, todo un reto y una ocasión inmejorable para aprender.

En cuanto a el Sapo, lo mismo lo entendí mal, de tantos años es posible que les resulte familiar. se suponen que confían en Déborah y ella quiere hacer ver que es eficiente, trabaja para ellas (supuestamente9 es casi lo menos que podía hacer tras la extraña muerte de Ed.

Marcos Alonso dijo...

Isolda, gracias por tu comentario, me quedo con mi septima parte de beso y te envío uno muy grande.

Quería ir atando cabos a la vez que surgen más preguntas que permitan mantener la tensión y el suspense necesario para que no decaiga el interés; pero aún queda pendiente la carta, las intenciones de Lynne y cía, esa voz de la radio; material que tendrán que recoger y resolver los próximos capítulos. Muy interesante tu dato sobre el lazo rojo, sinceramente no había caído, pero seguro que las próximas plumas utilizarán esa inteligente observación.

Marcos Alonso dijo...

Pues te confieso, FranCo, que al principio no me salía nada, luego llegó la inspiración repentinamente y todo resultó muy cómodo. Finalmente la fase de revisión, he aprendido con ustedes que ésta es una parte tan importante como la meramente creativa; casi siempre, en cada lectura, encontramos algo que corregir que cambiar, limando y dando brillo. Cierto es que ahora tengo tiempo para hacerlo. Es admirable como todos sacan el capítulo magistralmente, a pesar de estar muchas veces liadísimos sin tiempo material para hacerlo.

Marcos Alonso dijo...

Gracias María. Para no repetirme ya he comentado lo del Sapo. Respecto a quién puede ser la locutora (aunque no se dice que sea una mujer)que oye Sophie tendrá que desvelarlo las próximas plumas. No es de extrañar que fuese Déborah, ya le había pedido a Carlos asistir ese viernes a la misma.

Y finalmente hoy habrán descubierto por qué desapareció el abuelo alemán de Sophie ¿o quién se creen ustedes que era el señor alemán que estaba al lado de la reina Sofía en el partido de hoy entre España y Alemania.

Marcos Alonso dijo...

Bueno, amigos, tengo que acostarme que mañana tengo que madrugar para renovar el pasaporte de mi hija y su DNI. Mañana seguiré respondiendo de momento un adelanto en forma de agradecimiento y abrazo a Dácil, Mercedes, Flamenco, Ana y Angeles.

Marcos Alonso dijo...

Gracias Dácil por tus comentarios. Tienes razón este proyecto es una ocasión inmejorable para evolucionar. No siempre tiene uno la posibilidad de escribir de la forma que quiere, a veces es más urgente aclarar algunas cuestiones, es lo que nos preocupó más en un principio, por encima de ecribir de forma relajada. Creo que ahora entramos en zona de aguas mansas donde podemos nadar con tranquilad y disfrutando del paisaje. Salvo en la poesía, lo reconozco, no podría entender o al menos escribir sin irononía y humor, dejaría de ser yo.
Un abrazo.

Marcos Alonso dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Mercedes, posiblemente el desprecio de Sophie por Jack, incluso su imagen puede variar, de hecho así hemos visto nacer grandes amores, desde el máximo rechazo al descubrimiento de una personalidad más alla de las simples apariencia; bueno en el caso de Jack debemos de incluir algún que otro milagro. En cualquier caso Carlos ha perdido muchos puntos, aunque su acercamiento a Déborah puede acelerar los celos de Sophie y sentirse más atraída por él.

Luego está la vía que alguien ha apuntado aquí: la bisexualidad se Sophie ¿Quién da más?

Amy sin duda jugará un papel importante, tendrá mucho que contar, tanto como lo mucho que esconde. Sin duda Sophie conoce mucho de su desconocido abuelo, aunque hay facetas que ni siquiera Amy las conoce. En cuánto a Thomas, será su gran secreto, inimaginable para Sophie, el padre de su Jefe!

Marcos Alonso dijo...

Flamenco, es impresionante la información que nos aportas, con ella clarificas muchas situaciones y hechos que se narran en la novela, pero sobre todo nos das unas pistas imprescindibles para desarrollar la misma. Cómo se dice por aquí, eres un puntal.

Con esta información sobre el Festival de edimburgo, ahora sí, se nos cae la baba. No se si comprarme ya la falda escocesa.
Un abrazo

Marcos Alonso dijo...

Gracias Ana por tu generoso comentario. Sospecho que no sólo el estado atmosférico, en muchas ocasiones determinan el estado de ánimo, sino que, al menos en el caso de Sophie, el estado de ánimo determina el estado atmosférico.

Sin duda es Carlos el epicentro que ejerce en nuestra cojita todo tipo de reacciones positivas o negativas. ¿Evolucionará nuestra amiga, para tomar las riendas de sus emociones y quitarle ese papel predominante de Carlos sobre su vida?

Aún tenemos mucho papel para ir rellenando de rostros y dar a éstos una historia propia. Sin duda, aun nos queda mucho que hablar de Amy, Thomas, Herman,... Seguiremos vigilantes sin fiarnos de ellos, sabemos que son capaces de dar un quiebro al menor despistes y dejarnos fuera de juego.

Como dije en otro comentario, en este trabajo de grupo nos obligamos a seguir la jugada aunque sea simplemente pasar a otro el balón, éstos a veces dan miedo como la famosa cajita, verdadera caja de Pandora que es posible que no veamos totalmente hasta el final.

Un abrazo.

Marcos Alonso dijo...

Angeles, como siempre, acudimos a tu comentario con mucho interés, en él sintetizas las jugadas más importantes, las analizas y concluyes apostando posibles vías de exploración.

Ciertamente, como si se rebelara contra el mundo, nuestro patito feo, como bien dices, quiere convertirse en Cisne desafiante, a través de una energía interior, brillando con luz propia. Nuestras próximas plumas nos confirmarán o no esta tendencia.

Un abrazo.

Ana J. dijo...

Esa estadística que haces, Marcos, es super interesante. Hace que se perciba el objetivo de una forma más clara y alcanzable. Y ya piensas en la segunda novela!!!! Y todo, para dentro de dos meses y poco. Es decir, que para el próximo curso escolar tendremos novela nueva.
Y ya vamos pensando en las próximas vacaciones, en Edimburgo.
Eso sí que es tener planes de futuro!!
Un abrazo fuerte a todos

Marcos Alonso dijo...

Ana, ante todo optimismo.

Anabel dijo...

Me has dejado alucinada.

Alucinando estoy.

Anabel dijo...

Después del alucine, comento. No diré nada nuevo ni interesante, pero al menos expondré lo que me ha parecido más interesante.

-Extensión: me parece estupendo que nos alarguemos. Estoy de acuerdo, Marcos, se nos va quitando el miedo. Además necesitamos más espacio para poder desarrollar la trama y los personajes.

-Sapo: no sé muy bien qué hace de chófer de Sophie (he de releer el capítulo que aún no lo he podido hacer con calma), pero me parece interesante.

-Genial, repito, genial cómo has aclarado la relación Thomas-Amy. Genial.

-¿Nueva "Dama"?

Me lo has puesto muy difícil, Marcos, muy difícil. No sé por dónde tirar, lo digo en serio. Además ante tanta información (minerales, festivales, II Guerra Mundial...) me he quedado absolutamente saturada. Uf. Y, por otro lado, es una información necesaria que nos puede ayudar mucho.

Creo que descansaré el capítulo esta noche a ver si mañana puedo hacer algo. ¡Dios, si mañana ya es sábado!

De cualquier modo, felicidades, Marcos, has hecho un gran trabajo. Estupendo.

Saludos a toda la family.

Marcos Alonso dijo...

Anabel, vaya, con tantos halagos no dejo de ponerme colorado, no importa, ahora que está de moda "la Roja".

A veces, y de forma inesperada nos salen bien las cosas y nos preguntamos ¿cómo he sido capaz de hacer esto? Esta es la segunda vez que me lo pregunto, la primera fue cuando nació mi hija. Pues sí, hasta yo estoy contento por este capítulo, la pena es que la proxima vez.. como no sea que tenga otra hija igual...

De cualquier forma, existen algunos puntos débiles, el Sapo es uno de ellos. En este caso he querido imaginarme un personaje que es conocido desde hace tiempo por la familia Joice, posiblemente un personaje incómodo, como ya lo han descrito anteriormente, y fácilmente reconocible.

El otro punto sería esa voz sustituta de la de Sophie. Todo parece apuntar a Déborah, sin duda, no se entendería que fuese Carlos, los oyentes esperan la cálida y sensual voz femenina desconocida; pero, ¿y si Carlos fuese, ciertamente, capaz de imitar la voz de Sophie, como le hacía creer a los curiosos inspectores? No sólo sería una sorpresa para Sophie, también para Déborah que se había empeñado en que Carlos la invitara a la emisora. Con ello conseguiría mantener al margen a Sophie, sería muy extraño que Sophie se lo hubiese confesado a Déborah ¿para qué?

Un abrazo