19 oct. 2010

Capítulo 50


En la carrera hacia su escondite, algo más consistente que una hoja de papel resbalaba por la bolsa hasta rozarle la mano. Una de las fotos que tomó mientras seguía los pasos del malogrado Edward McCulligham, asomaba por la colección de documentos custodiados bajo su fornido brazo.
Pobre chico -pensó Sapo, sin aminorar el ritmo de los apresurados pasos que le alejaban de casa de Deborah.
¡Maldito imprudente! Se estaba metiendo en la boca del lobo, introduciendo sus inútiles zarpas en terreno pantanoso, sin conciencia de con quién se estaba jugando la vida.
(...)

73 comentarios:

Ana J. dijo...

Jesús bendito, Inma!!!
Si no me ha dado tiempo más que de llegar a casa!!1
Qué buena sorpresa! Me pongo a leerlo.
Lo siento, Flamenco, esta vez la winner is ...Ana J.!!!!
Besos, besos

Ángeles Hernández dijo...

Otra duda resuelta, al menos justificada, la dudosa y complicada implicación de Deborah. Due Hutton y ella consintió, dejó una pista, pero la culpa la acompañó siempre, a pesar de que tenía que actuar para salvar su vida y la de Ed ya es estaba condenada, con o sin ella.

Sophie sigue con asma y el mensaje de SAPO lejos de aliviarla le produce una sensación deincremento de la Pesadilla.

Felicidades Inma, lo has logrado, sin aspavientos y con meticulosidad.

Hago un brindis de cava contigo, por tu magnífico y equilibrado capítulo: chin-chin.

Ángeles Hernández dijo...

Anita me permites subir contigo al podium: Total un minuto de nada y ya comentado.

Anda que me hace ilusión, gemelitas en el escalón.

A la espera de vuestros comentarios, un abrazo Á

Inma Vinuesa dijo...

Ojala podamos hacer real ese brindis un día no muy lejano.
Muchas gracias querida Ángeles, no sólo por este comentario sino por todo lo que me has aportado a lo largo de estos meses.
Un abrazo

Dacil martin dijo...

Un feeback al estilo novela negra. Deborah nadando a tres aguas, como castigo, un asesinato que le pesó hasta el día que le tocó a ella. Interesante, Inma, porque además cobra sentido la razónn de la piedra en la garganta de Edward, culpar y, con ello, tirar de la manta de la M15 y de Hutton.

Me ha gustado mucho. Felicidades plumìfera, muy buena y digna despedida.

Una abrazo,
Dácil

Ana J. dijo...

Encantada de compartir contigo el podium, Ángeles.
Como buenas gemelas, sólo nos llevamos un minuto!!
Inma, este capítulo es una pasada!!
Aún me estoy preguntando cómo has sido capaz de enlazar tantos detalles del pasado, clarificarlos y darles un sentido.
Al fin sabemos por qué murió Edward, aunque suponíamos que debía de haber algo más que su relación con Sophie.
Pero lo que más me gusta es que has rescatado al estupendo personaje del profesor Hutton y le has devuelto la vida, dotándole de un protagonismo que, sinceramente, creo que se merecía.
Ahora se entiende todo mejor, desde la aparentemente absurda muerte de Ed (de absurda, nada, porque fue el testigo de todo el drama de la desaparición de los padres de Sophie), pasando por el papel que juega de un tipo oscuro como Hutton, su relación con Smith, y terminando por la motivación (de vida o muerte) de Deborah para ordenar su muerte.
Y el pobre Sapo, dando tumbos por ahí, con sus papeles y sus recuerdos bajo el brazo.
Me quito el sombrero ante usted, Desembrolladora Mayor del Reino.
Y el final, me encanta, me encanta.
Enhorabuena, Inma, has escrito un capítulo impresionante.
Un abrazo enorme para ti y muchos más para el resto

Inma Vinuesa dijo...

Ana, sólo decirte que el mérito del capítulo es compartido, es un poco de todos, ha sido la culminación de un enriquecimiento personal experimentado por la impagable ayuda de un montón de amigos nuevos que he adquirido gracias a este proyecto.
Muchas gracias de corazón a todos.

Inma Vinuesa dijo...

Dácil a ti decirte que no es tarea fácil esto del último capítulo, que si en cada uno nos hemos sentido con la necesidad personal de hacerlo lo mejor que podemos, aquí hay un factor añadido, el broche final. Te doy todas mis fuerzas aunque me quedan pocas después de las gastadas en este 50, y todo mi ánimo para el 51.
Un besazo amiga

María dijo...

¡¡¡¡SIN COMENTARIOS!!!!


Eso es lo que tendría que hacer, ante un capítulo perfecto, callarme y no comentar nada, pero... Has desenredado una parte de la trama, bastante compleja, la has explicado perfectamente.

Me imagino el esfuerzo y la energía que has puesto en ello.

Impresionante, la manera en la que vais cerrando la puerta, antes de marcharos, como cuando uno se va de viaje, que cierra y repasa una y otra vez, que todo queda bien.

Inma, en la entrevista decías, que tu era la "bebe" del grupo, pues les ha salido un bebe superdotado a las 7 Plumas.

Y mientras tanto, Sapo camina cargando una bolsa de basura, llena de documentos que todos desean, como si nada. No le pongáis un contenedor en su camino, que es capas de tirarla...

Amando Carabias María dijo...

Hay algo parecido a una sintonía inigualable en este grupo. Desde el otro día estaba pensando en Hutton, en la necesidad evidente de que reapareciera de algún modo, en situarle en la trama del modo más adecuado. También el cadáver de Edward atravesada su garganta por la amazonita, necesitaba algo más. ¿Puede ser la intervención de un miembro del MI5 explicación al aparente silencio policial una vez detenida, interrogada y liberada Sophie? Podría ser. Podría ser porque quizá este asesinato no sea un hecho aislado...
Genial, Inma. Simplemente genial.

Inma Vinuesa dijo...

María:
Me has emocionado con tu comentario. Tienes toda la razón, no has podido poner mejor ejemplo que cuando te vas de casa y revisas y revisas que todo esté bien. Esto ha sido una revisión en toda regla hasta debajo de las camas he mirado.
Hoy estoy como desinflada, esto me parece un sueño maravilloso del que no me gustaría despertar, pero que inevitablemente se está terminando.
Amando:
Realmente hay una sintonía inigualable en este grupo. Espero, como he comentado en la experiencia paralela, que esta no sea la única aventura que emprendamos juntos, yo necesito seguir aprendiendo todos los días y no se me pueden ir mis mejores profesores de un plumazo.
Un abz y un bs enorme a todos.

Mercedes Pinto dijo...

Tengo que felicitarte, Inma, de veras, has conseguido realizar una proeza muy complicada: Deborah ha hecho malabares con cinco "pelotas" sin que se le caiga ninguna ni una sola vez. Edward, Sapo, Persis, Smith y Hutton; todos metidos en el mismo juego y manteniendo el equilibrio exacto para que a ojos del lector el círculo parezca perfecto. Leyendo parece sencillo, pero nada que ver, ha sido un trabajo de chinos, estoy segura. Los autores que restan por coger las plumas, ahora, lo tienen más fácil.
Sólo una cosa (tranquila, es una tontería), en el párrafo, casi al final, que empieza diciendo “Inteligente decisión…”, en la primera línea hay un “da” por “de”, o eso creo, si vuelvo al texto pierdo el comentario.
Saludos a todos.

Mercedes Pinto dijo...

¡Ah!, se me olvidaba algo importantísimo, no sé dónde tengo la cabeza hoy, si supierais... me acaban de arrear una embestida literaria... Esto de escribir o es de locos o de idiotas. Pues eso, que no quiero que se me olvide: no sólo has hecho malabares con cinco pelotas, además has rizado el rizo y has metido una amazonita de peso, y el círculo seguía su ritmo. ¿A quién le van a tocar las frases?

Ánimo, queda lo mejor.

Flamenco Rojo dijo...

¡¡¡Misión cumplida Inma!!!...Y con nota.

Un capítulo necesario para esclarecer parte de la trama…Estoy seguro que no habrá sido fácil parirlo, pero ha quedado genial.

Ana, Ángeles, esta vez me habéis pillao con el carrito del helao…Camarón que se duerme se lo lleva la corriente…y yo me dormí antes que Inma diera a luz este fantástico capítulo.

Sepan vuestras mercedes, que con un poco de “suerte”, esta tarde conoceré en persona a nuestra amiga Ángeles…pasa por Sevilla y es probable que nos encontremos con otro amigo blogero J. Lorente.

Besos y abrazos.

Ángeles Hernández dijo...

¡¡¡Que no se va nadie.!!!

Esta experiencia que para los seguidores no es tan intensa ( no tuvimos esfuerzo, ni nervios,ni buspurple, ni Zaragoza), tampoco se va a repetir, pero habrá otras.

En esta vida (creo)hay que saber cerrar a tiempo, lo que no quiere decir que no se pueda reabrir un evento parecido o incluso más interesante, desde luego nunca igual.

¿Os imaginais diez años escribiendo capítulos para esta novela?. Tendríamos a los nietos de Deborah ( sí de Deborah porque habría que inventarse hijos sorpresa para poder
sorprender y tener material)pululando por los fiordos muertos de frio...

A pesar de la pena, si la mía es grande adivino la vuestra, hacéis bien en poner un The end. Esto además dará todavía mucho que hablar.

Contad con nosotros, por favor.

Una vez más enhorabuena por valientes, arrojados, currantes, bientomados, escritores...
Un maravilloso placer compartir estos meses desde mi ventana, placer que paladeo en estas últimas entregas al igual que uno se aferra a la última noche.

Seis entradas son aún tres semanas. Adelante que queda lo mejor y más emocionante.

Inma Vinuesa dijo...

Gracias Mercedes, es curiosa la mente humana, he podido releer el capítulo infinidad de veces y en ninguna me di cuenta de esa "da" por "de". Ya está corregido.
Flamenco gracias a ti también.
No sabéis la satisfacción que da cuando os dais cuenta lo complicado que puede llegar a ser, porque realmente así es como se valora el esfuerzo. Probablemente el capítulo se podría haber hecho de otra forma, o haberlo explicado de otro modo, pero si que me hubiese gustado que hubieseis sido testigo de su elaboración.
Primero decidir que hablaría de la muerte de Ed era justo yo lo maté, lo normal es que fuese yo quien le diera un sentido. ¡Quién me mandaría a mi matar a nadie! Sigo...

Inma Vinuesa dijo...

Despues darle una explicación razonable a la autoría del crimen por parte de Deborah, cuando en teoría ni se conocían.
Poder encajar esta explicación cuando Deborah ya está muerta y no la iba a resucitar para que nos lo contara, convertiría una novela negra en una de vampiros y no creo que me fueseis a dejar.
Bromas a parte, ha sido difícil pero muy gratificante, no sólo el capítulo sino toda la experiencia en sí.
Abrazos, abrazos y abrazos

Mercedes Pinto dijo...

Si no me equivoco, y teniendo en cuenta que es fácil adivinar quién se ocupará de la última entrega, no quedan seis capítulos, quedan... ¿tres o dos? A no ser que haya habido cambio de planes. Ya nos enteraremos.
Os dejo una frase, que parece simple pero contiene mucha profundidad, para ayudaros a superar la nostalgia que ya os está acosando: "Nada termina, todo vuelve a empezar".

Isolda dijo...

Inma, encantada con este capítulo. Genial la manera de trenzar los hechos para mostarlo fluído como si fuera lo que todos imaginábamos. Y sabes bien que no teníamos idea de cómo ir cerrando esta novela. Y has cumplido con tu parte, como ha dicho María, mirando en cada rincón de la casa, no fueras a olvidar algo.
Todos los detalles bien pensados y necesarios.
También brindo con cava contigo.
¿Alguien ha pensado en el fin de fiesta? ¡Bloggers todos, preparáos!
Un beso enorme y otros seis.

Amando Carabias María dijo...

Hoy he tenido un día un poco de locos (bueno más de lo habitual, acabo de llegar de una reunión del Instituto de mi hija menor). No sé si me creeréis. Sí, supongo que sí, por qué no. Llevo todo el día pensando en este capítulo, y en mi entrada de Pavesas. Y por la misma razón. Ardía en deseos de ver por dónde iban los comentarios.
Faltan algunos de los habituales que irán apareciendo (de alguno sabemos que está muy liado convirtiendo en papel otra idea). Pero otros ya habéis venido. Y esto es lo que quería ver, cómo ha encajado, no el capítulo que es sencillamente genial, sino lo que significa, lo que has escrito en el post de más abajo.
Creo que esta especie de melancolía que nos ocupa, tiene que empezar a ser sustituida por la fiesta, por la satisfacción, y luego por un poco de descanso. Después vendrán nuevos inventos, seguro.
Se trata sólo de un primer paso, ya veréis.

María dijo...

Si por sorteo, se decidió que acabase Marcos, (y no se ha cambiando), todavía quedan por escribir sus capítulos: Dácil, Amando, FranCo, Ana J. y por último Marcos, la única que no vuelve a escribir, aparte de Inma que acaba de hacerlo, es Anabel.
¿Es correcto? ¿O nos estamos calentando la cabeza para nada?
Alguien tiene esa información.

Mercedes Pinto dijo...

Yo creo que queda Amando, Dácil y Marcos. ¿Hacemos una porra para empezar la fiesta? ¡Ay!, qué malos sois, nos tenéis en ascuas.
Y ahora lo importante: ¡Ele, ele, y eleeeeeee...!, por Amando. Eres la pera limonera.

Ana J. dijo...

No tengo mucho más que añadir, pero me pueden as ganas de participar.
¿Otro brindis, quizá, por este capitulazo y su autora?
¿Y otro más por este maravilloso grupo, comentaristas, lectores en la sombra, escritores?
Trillones de abrazox

Inma Vinuesa dijo...

Isolda, se me está haciendo la boca agua con esos brindis que proponéis, me encantaría que se hicieran realidad. Y creo que Amando tiene razón tenemos que estar contentos por el trabajo realizado, descansar y ya se verá que nos depara el futuro.
Un abrazo y muchas gracias por tus palabras.

Marcos Alonso dijo...

¡Capítulo 50! Esto ya da un poco de vértigo. Es un número redondo como el de este capítulo de Inma, preciso, certero y necesario. Ahora que estamos perdiendo altura tenemos que aminorar la marcha , sacar el tren de aterrizaje y coger la velocidad oportuna para la operación de aterrizaje. En este sentido hay que decir que Inma es un gran piloto, no sólo por su precisión sino por su elegancia, un estilo vinuesista caracterizado por el dominio de la palabra (¡qué envidia cochina la mía! como decimos por aquí) y ese sentido poético que me recuerda a otras plumas.

No obstante, esta vez, la noto floja, blandengue, incapaz de matar a nadie, ahora que había cogido esa fama de exterminadora ¿se habrá redimido como muchos de nuestros personajes? ¿será por culpa de las amazonitas que trajo Catherine y llegamos a tocar? No lo sé, en cualquier caso para lo que no le ha temblado la mano es para poner los puntos sobre las íes. Nos acerca al secuestro, tortura y asesinato de los padres de Sophie, en relación a los celos de James Smith y, la relación de éste con el MI5, y la intervención de Hutton y sus secuaces en esta historia. Define con más precisión la personalidad de Deborah, que va quedando atrapada en esa telaraña de organizaciones y por su propia ambición y el temor a ser descubierta. Cada vez más, se ve más comprometida, más corrompida, empantanada en un juego del que es incapaz de salir, consciente de que el fin estaba próximo, preparando su propio testamento en forma de denuncia. Un fin que también va llegando para nosotros, con ese sensación agridulce que se nos queda, que dice mucho de lo que hemos disfrutado, aprendido y sobre todo ese calor humano que nos envuelve, rodeados de amigos, del que nos resistimos a desprendernos. Seguro que esto que finalizamos es el comienzo de muchos otros principios, de más tardes compartiendo amistad entre aquello que nos une.

Abrazos a todos y en especial para nuestra bebé.

Inma Vinuesa dijo...

Estoy con la lagrimilla en los ojos, estoy emocioná.
Gracias, Marcos por tu comentario, por hacerme ver que puedo, por bautizar mi estilo y por ese cariño tan especial que nos das a todos, con ese toque de humor que nos ha conquistado desde el primer día que empezamos a leerte.
Te doy muchos ánimos a tí y a todos los que quedáis por rematar la faena, estoy convencida que vais a bordarla como los grandes maestros.
Un beso muy grande a ti y a todos.

FranCo dijo...

Hola, hola... ando por este barrio. Inma, Voy a leer tu capítulo y mañana comentaré.

Mañana daré más señales de vida y estará a su disposición lo prometido. Ahora mismo y tras varios días, estoy bajo mínimos.

Inma, he denotado por tus post y comentarios, una especie de pena, como a despedida... Tranquila, que tengo (tenemos) nuevos proyectos igual de ilusionantes. Vamos a darnos un respiro. Serán solo unas semanas.

Anabel dijo...

Inma, como María, yo casi que no haría ningún comentario: cualquier cosa que diga se quedará corta: todo lo contrario que tu capítulo.

No has regalado un capítulo en el que has aclarado muchas cosas, has lavado un poco la dignidad de Deborah, has dado continuidad a otros personajes y has solucionado la piedra en la garganta de Ed.

Como comprenderás, eso es algo apoteósico e imposible para mis neuronas.

¡Bravo!

Inma Vinuesa dijo...

Francisco, te espero tanto en los comentarios, como en esas ideas que nos vas a proponer, ya estoy relamiéndome.

Anabel, muchas gracias, pero la última frase de tu comentario la quitaría. Tus neuronas son capaces de hacer un capítulo como este o como el anterior, magnífico, en donde el arte de lo erótico lo dominas como nadie, eres capaz de hablar de sexo de tal manera que las palabras más fuertes suenan naturales, eso si es un arte.
Espero seguir compartiendo muchas cosas contigo, una vez te comenté que pocas veces me había pasado con un libro como me pasó con el tuyo, no lo pude dejar de leer hasta que lo terminé. no lo pude soltar hasta su última página, literalmente.

catherine dijo...

Es verdad que mataste a mucha gente, Ed, Smith, mi querida Amy. Pero creaste la heroína de la novela y la encontramos en cada uno de tus capítulos, en este no puedes terminar sin despertarla. Tuviste también la idea de la primera piedra, que nos condujo hasta lugares y acontecimientos inesperados para esta chica coja (hablas de su cojera a menudo) y solitaria. Fiel a este personaje has sabido integrar los de tus compañeros, hoy entras en la mente de Deborah y de Hutton. Lo que te cuento se parece a un elogio fúnebre. Pues, así se acaba Inma en Les Malheurs de Sophie (a falta de otro título) pero te leeremos en la Esfera.
Gracias por esos 8 capítulos, Inma, un beso grande para tí y otros para los demás.

María dijo...

Tiene razón Catherine, la criatura está inscrita en el Registro Civil, como "7 Plumas", ¿Pero cómo se va a llamar?, "7 Plumas y Sophie". Esta OBRA MAGISTRAL necesita un nombre ya mismo.

Flamenco Rojo dijo...

Lo mismo ya tenéis decidido el nombre de la “criatura”…Pero yo empiezo a proponer un par de nombres:

"La Dama de la Callejuela" o "La Dama de la Noche"

Inma Vinuesa dijo...

Creo que es importante esperar el final, el broche definitivo para decidir la primera frase que nos abrirá la puerta de esta novela.
A todos nos ha pasado que leyendo un texto en cualquier parte de él puede haber una frase o una palabra que nos inspire el título.
Yo votaría por esperar hasta la última palabra para nuestra inspiración.
Eso no quiere decir que los dos nombres de Flamenco no sean alternativas.
Abrazos

Ángeles Hernández dijo...

Esta mañana mientras viajaba desde Sevilla a casa, venía elucubrando sobre posibles títulos (os tengo hasta en el subconsciente).
El primero que se ocurrió fue ¿cómo no? "la dama de la Callejuela" que aunque en su momento me pareció poco relevante ahora cobra mucho más sentido, cascos incluídos.
Otros:
-¿Dónde están mis padres?
- Nada es lo que parece.
- La bella, la cojita y el sapo (como un cuento infantil).
- El poder de las piedras y las plumas.
-Todos buscan a Sophie.


y etc, etc...
Por ir dando ideas sobre las que reflexionar.

Flamenco Rojo dijo...

Entre todos lo mataron...y ellos solitos se murieron.

El Bueno, el Feo y el Malo II...
Jack, Sapo y Escobedo.

Inma Vinuesa dijo...

Ja,ja,ja,ja no puedo para de reírme después del pedazo de título que has pensado Flamenco. "Espectaculá".

María dijo...

Voto por, El Bueno, El Feo y El Malo.
¡Genial, Flamenco!

Ana J. dijo...

Os acordáis de que e algún momento se planteo como título algo así como "Nada es lo que parece"?
Bueno, pues el título de una novela de Carmen Posadas.
Lo mismo es que ya tenemos mentalidad de escritores famosos...
Besos a todos y ¡empieza el finde!!!!

Amando Carabias María dijo...

J... qué suerte tengo con los títulos.
Ya me ha pasado con varios (en concreto soy un experto en que Elvira Lindo publique libros con títulos de alguno mío que se ha quedado en la estacada...)
Es más, según me comentaron, Fin de trayecto, la novela que estoy publicando en mi otro blog, ya es el título de alguna novela o película o algo así.
En realidad no pasa nada, porque un título sea igual a otro, según me dijeron, pero mejor, mucho mejor que no lo sea, y menos aún si se habla de una escritora concida como es Carmen Posadas...
Por mí, entonces, ya queda descartado...

*****

¿Qué tal lo llevas, Dácil? ¿Publicarás pronto el domingo, Dácil?
Es que el lunes es fiesta en Segovia y quizá entre el domingo y el lunes pueda volcarme en mi capítulo...

Mercedes Pinto dijo...

¿Qué tal "Sola en Edimburgo"? Ya sé, ya sé, suena un poco ñoño. Es que es complicado buscar un título que resuma la novela. Seguiré pensando.

Mercedes Pinto dijo...

O "En Edimburgo", o "Secuestro en Edimburgo", o "Piedras de sangre", o "Las piedras de Edimurgo", o "Edimburgo negro" o... Sigo pensando. No sé, a mí me gusta un título corto y que contenga la palabra Edimburgo.

Marcos Alonso dijo...

Lo de Sola... puede ser pero "en Edimburgo oscurece la historia y la aleja, en mi modesta opinión.

Ángeles Hernández dijo...

" Edimburgo, una callejuela".
" Magia y piedras de Edimburgo"
"Tinieblas en Edimburgo", o "¿Qué esconden las tineblas de Edimburgo?, o " Tenue luz en Edimburgo", "Edimburgo tenebrosa"

y así ad infinitum...


Aunque para mi gusto, y aunque aún quedan capítulos, lo fundamental sería citar a Sophie,con ese u otro nombre, sus poderes y su secreto: . De momento, y aunque las plumas estén calladísimos, me sigo quedando con "La dama de la Callejuela" que lo engloba todo.

*********

¡Daciiiiil!, ¿cómo va todo, venga valiente que te esperamos com agua de mayo.

Un beso y hasta ¿mañana por la noche?

Marcos Alonso dijo...

Yo apostaría por un título más poético como "Ande, ande, ande por la callejuela pa´lante" le da ritmo y recuerda la cojera de Sophie, además al citar "pa´lante" conectará más con el público que hasta ahora ve la literatura como algo elitista ¿no?.

Dacil martin dijo...

Estoy francamente algo tensa, busco el tiempo para sellar todos los detalles y ponerme a elucubrar, pero van surgiendo tareas y compromisos ineludibles, y al final me queda la noche. Así que a robar horas de sueño con todas las ganas para escribir el último capítulo.
Amando, espero no robarte el domingo, sin embargo, tal es mi retraso que no lo puedo asegurar pero, haré el esfuerzo. Hoy estuve repasando algunos capítulos, y la novela está fascinante.
Bueno, que disfruten la noche.
Abrazos a todos

Isolda dijo...

Marcos, genial, además de cara a las navidades es perfecto.
Me encantó la palabra que no puedo reproducir sin mirar; algo de risa, lágrima y terapia; creo que Amando de refería a ti.
Besos y dale a la botella de anis.

Ángeles Hernández dijo...

Eso, eso Marcos, y así además se publica en navidad le ponemos música:

"ande, ande, ande, callejuela alante, ande, ande, ande que hay mucho mangante"

Con eso incluimos música, callejuela, cojera, que hay que seguir investigando, y a la pila de delincuentes que pululan. Pero ¿donde dejamos a Sapo, sapito?.

Amando Carabias María dijo...

Sí, Isolda.
Risolacrimaterapeuta.

Mercedes Pinto dijo...

¡Madre mía! Y yo que pensaba que no había nadie, que os habíais ido de parranda de finde, y es que estabais escondidillos. Aquí se asoma uno al patio y salen todos por los rincones.

Flamenco Rojo dijo...

Toy aquí...de sábado noche. Pensando en el título de la novela...

Isolda dijo...

No le doy más vueltas al título... ¡Donde esté el de Marcos, jaja!!!
Creo que ha llegado la hora de pasar por Euritmia, vamos que nos vamos.
Besos a todos.

Dacil martin dijo...

Otros títulos:
"La coja extrasensorial",
"La perseguida paranormal"
"Desnuda tras la pecera"
"De pintas por la callejuela sangrienta"
"Los novios de Sophie"
"Sophie, la sobrina del gaitero escosés"

FanCo dijo...

Inma, disculpa por mi distancia. A estas horas creo que todos saben que ha sido por el parto de la Esfera Cultural a papel. He quedado saturado de literatura y de textos. Mañana será otro día.
He leído tu capítulo y necesito releerlo, no proceso. Cansancio y alcohol. Espero que este cuadro se me pase.
Creo que si algunos de nuestros amigos y lectores quiere un ejemplar de La Esfera, puede contactar con Amado. Él tiene copia digital y el mail de todos y lo puede reenviar.

María dijo...

Anoche no puede acudir a la tertulia, estuve haciendo de "canguro", uno de los cometidos que lleva el cargo de abuela.

A mi me gustan los títulos cortos, pero aquí parece imposible.
Así que yo la llamaría o bien "Sophie" o "La historia de Sophie", aunque suene simplón.

Otra posibilidad sería: "Sophie, la chica cojita, con poderes extrasensoriales, que puede encontrar lo que sea, menos a sus padres, desaparecidos por culpa de Purplestone y otros malvados que la persiguen sin tregua". Y aquí me paro, pero podría seguir y sería más largo el título que la novela.

Amando Carabias María dijo...

Yo diría "Por qué las jóvenes no se conforman con el primero que pasa a su lado o el modo en que Sophie Mathews resolvió el misterio de la desaparición de sus padres".
Por cierto, que anoche se me olvidó.
Según el telediario, un submarino nuclear de las fuerzas armadas británicas estuvo encallado durante unos días frente a las costas escocesas. ¿No estaban navegando por allí Sophie y Jack?
No sé, no sé. Al final va a ser cierto lo del MI5...

María dijo...

El año pasado leí una novela que se llama "La casa del propósito especial" de John Boyne, durante toda la novela, no le encuentras sentido al título hasta el final, en que se hace mención a el, en una simple frase, como de pasada y entonces entiendes el porqué del título.

Lo que quiero decir, es que no es preciso ser muy concreto en el título, cualquier frase vale, pero siempre y cuando te haga leer, hasta encontrar esa explicación.

Ana J. dijo...

Me gustan las opciones de título que dan Mercedes y Ángeles. O algo similar.
Me refiero a que lleve la palabra "Edimburgo" y haga referencia a la oscuridad.
Soy mala para los títulos, si me cuesta ponérselos a los textos cortos... pero creo que por ahí podrían ir los tiros.
No sé, algo así como Sombras en Edimburgo.
Tal vez algo que haga referencia a las piedras. Bueno, todo lo que se me ocurre son cursiladas que me da hasta vergüenza poner.
Montones de besos

Ángeles Hernández dijo...

Gracias FranCo por el permiso y Gracias Amanado por el envío.

Todo un lujo tener vuestra revista, pra alguien que , hasta hace poco, estaba tan ajena a este mundillo de letras.

Por cierto ¿ Tenéis mucha lista de espera para publicar un relato en el próximo número? Sería un reto a intentar, dado vuestro nivel, pero quien no se atreve...

UN abrazo Á.

OTRO
-( doble juego de: copia al título de Woddy Allen y la propia situación de sophie).
-La perseguida...
-El oceano insondable.
-La Segunda guerra, todavía.
-Tesoros y minerales.
-Ella tenía un don.

.............A trabajar, que para eso me pagan.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Ángeles, me gustan tus últimas propuestas, pero yo les quitaría el articulo inicial, por ejemplo:
"Perseguida", "Océano insondable", "Y tenía un don". "La Segunda Guerra, todavía", también me gusta.
Este tipo de títulos, los utiliza a veces Javier Marías y son rotundos, "Tu rostro mañana", "Corazón tan blanco".

Ana J. dijo...

Ángeles, María, me gustan esos títulos que proponéis... vale, soy una veleta que cambia de opinión...
El que prefiero, La Segunda Guerra, todavía. Aunque pensar en Javier Marías me da dos patadas, qué le vamos a hacer, pero reconozco que son títulos contundentes y atractivos.
Ángeles, MANDA TU TEXTO A LA ESFERA!!!
Si hay lista de espera (ojalá la hubiera siempre, aunque eso va por rachas), se espera y ya está.
No te lo pienses más y envíanos lo que quieras.
Besos a todos

María dijo...

Ana, yo sólo hago referencia a títulos de novelas, los autores, allá cada cual con sus gustos, a mi tampoco me vuelve loca, pero si me gustan los títulos que pone a sus libros, a lo mejor, ni siquiera los pone él.

Mercedes Pinto dijo...

¡Qué descanso!, saber que ¡no soy la única! a la que Javier Marías no le subyuga, por ser suave. Siempre he pensado que no se entiende ni él. Es una opinión. No juzguéis y no seréis juzgados. Pero a mí me parece un soberano coñazo. Con perdón, que para gustos los colores.

María dijo...

Chicas, está claro que Javier Marías, no nos vuelve locas como autor, pero hablamos de los títulos de sus libros, que personalmente me gustan, y al fin y al cabo es lo que buscamos, un título para la novela.

Pero como en otras ocasiones, será mejor que lo decidan los autores.

catherine dijo...

me deleito con los títulos propuestos.
Amando me ofrece imprimir la Esfera. Por casualidad empecé ayer colmar mi retraso del verano, estoy al principio de agosto, y me deleito también leyendo a Las Plumas y sus amigos.
Dacil me encanta La coja extrasensorial que propones. Y cuando tengas un rato para entrar aquí encontarás un beso de ánimo.

Ángeles Hernández dijo...

A mí si me gusta...

Me refiero a Javier Marías. Lo digo por honra torera sin ánimo de provocación.

Lo de los títulos salió sin pensar en él, que conste.

Imprimida la esfera cultural, buen trabajo y mucho nivel. Enhorabuena.(Isolda espero que lo hayas recibido).

Esperando a Dacil, con tranquilidad bonita, no te agobies, que la noche es larga y mañana fiesta.

PS: en un comentario previo, de posibles títulos , cito a Woody pero no sale la propuesta: "Todos dicen I love you".
y siguiendo el estilo: "Reconstruyendo a Sophie".

Ana J. dijo...

¿A que está guapo este número de La Esfera?
Es que los hijicos nos salen bien...
Qué inventiva tenéis para los títulos!
Yo intento pensar en serio en uno y me quedo bloqueada.
A veces pienso que lo ideal sería titularlo como las piezas de música clásica.
Esta sería Novela a 7 manos op. nº 1
Y fuera problemas.
Besos a todos
Uno muy grande para Dácil, que ya le falta menos para publicar

FranCo dijo...

Inma, me sirvo una copa por tu capítulo, pues ya todos han brindado y el cava a perdido la efervescencia. No hay nada peor que llegar tarde. Nunca quedan canapés.. Muchas felicidades.

Dacil martin dijo...

Estimados seguidores nocturnos. Acabo de llegar a casa. No podré publicar hasta mañana. Les adelanto, no obstante, que siguen las coincidencias del novela con el acontecer de las noticias en la prensa.
Siento el retraso, abrazos a todos y hasta mañana.

Amando Carabias María dijo...

Dácil, ya sabía yo que lo del submarino inglés se debía a algo... Ayer en las noticias de CNN+ me pareció ver a una reportera un poco diferente. Y me recordó a alguien.
Ahora dices que llegaste tarde... Ya, ya, que venías desde Escocia de entrevistar a los tortolitos que han sido metidos en el submarino.
Hasta la noche.

Ana J. dijo...

Amando, me he reído bien a gusto con tu post. Me imagino a Dácil, micro en ristre y vestida de hombre rana...
Dácil, no te preocupes, que te esperamos.
Un besazo para ti y un montón más para el resto

María dijo...

MIENTRAS ESPERAMOS A DÁCIL

He entrado en el blog de La Esfera Cultural, creo que todos colaboráis en el, así que espero seguir leyendo vuestros escritos allí, cuando esto se acabe. También he pedido el primer número de la revista, para poder disfrutarla tranquilamente en mi casa.
Perdonar que os diga esto, que no tiene nada que ver con la novela, es este sitio, pero es que no se otro modo de ponerme en contacto con vosotros.

Y seguimos esperando a Dácil todo el tiempo que haga falta.

Ana J. dijo...

Ya te he visto en La Esfera, María, y no veas qué alegría tan enorme!
La Esfera Cultural es nuestro "blog madre" y de referencia. Ahí volcamos todo lo que hacemos y se nos pasa por la cabeza, unos más que otros, según nuestro tiempo y posibilidades.
Verás que hay muchos otros escritores que participan, entran, salen, reaparecen... es un lugar bastante vivo y que, además, nos ha traído hasta aquí.
Gracias por querer seguir en contacto con nosotros. Para mí significa mucho.
Un montón de besicos