16 jul. 2010

Empresas militares privadas.


El capítulo 23 que nos ha regalado Dácil, nos pone ante los ojos una realidad que puede parecer algo más bien propio de películas de aventura o de acción. Sin embargo, a poco que se investigue, aparecen en los sitios más insospechados.

Francisco Concepción, en uno de los comentarios al capítulo nos ha dado este enlace que se corresponde con la Wikipedia, es decir que no se trata de material altamente secreto: http://es.wikipedia.org/wiki/Empresa_militar_privada

Como me imagino que todos andamos con el tiempo muy pillado, subo un extracto de la primera parte del artículo que se enlaza más arriba. Si queréis saber más, es sencillo, ya sabéis, pinchad aquí y …

Se denominan empresas militares privadas o empresas proveedoras de servicios de defensa a aquellas que ofrecen servicios o asesoramiento de carácter militar, y a veces son catalogadas o definidas como mercenarias ("soldados de alquiler"). Muchas de estas empresas son también conocidas como contratistas de seguridad privada, corporaciones militares privadas, empresas militares privadas, proveedoras de servicios militares y de manera más genérica, industria militar privada. En el argot militar son llamadas simplemente EPDS o PMC

Los servicios y asesoramiento prestados son semejantes a los que un ejército o cuerpo policial dependientes de un gobierno pudiesen ofrecer, pero a menor escala. Estas empresas, por ejemplo, prestan entrenamiento a fuerzas locales dirigido a sustituir en un futuro a las fuerzas armadas, pero también son empleadas para ofrecer servicios de seguridad en un lugar concreto. Por lo tanto, las empresas militares privadas se concentran geográficamente en áreas conflictivas, preferentemente en escenarios de baja intensidad bélica o con enfrentamientos no convencionales, como la guerra de guerrillas. Sin embargo, los contratistas que usen la fuerza en una guerra podrían ser considerados, según el Derecho internacional, como combatientes ilegales, por lo que serían privados de derechos que sí tienen los soldados de un ejército. Pese a ello, el estatus jurídico de los contratistas militares es dudoso en algunos casos, ya que países como EE.UU. no son signatarios de la totalidad o parte de las convenciones internacionales que definen quién es un mercenario en caso de guerra y cuáles son sus derechos.

Las empresas militares privadas están presentes en países como Iraq, prestando servicios de escolta y entrenamiento, o en Colombia, pilotando aviones y helicópteros que localizan y destruyen los cultivos de coca. La mayoría de los contratistas y empresas de este tipo son de origen estadounidense, requiriendo una licencia especial otorgada por su gobierno para poder operar.

Las empresas militares privadas entrarían en la categoría empresarial de contratistas de defensa o de la industria militar, en donde se encuentran multitud de empresas que suministran servicios y materiales de todo tipo (como pudiera ser logística, armamento o telecomunicaciones) en el contexto de la seguridad y defensa, siendo los clientes principales las fuerzas armadas.

La Tercera Convención de Ginebra no establece diferencias entre las empresas militares privadas y los contratistas de defensa, solo define una categoría llamada contratistas proveedores. A efectos legales, si estos contratistas proveedores están autorizados por un país en guerra para acompañarlos y prestar sus servicios (excluyendo el combate directo), serán tratados como prisioneros de guerra en el caso de ser capturados por el enemigo.

Por el contrario, si el contratista entra en combate será considerado como mercenario por los captores y perderá automáticamente los derechos derivados del estatus de prisionero de guerra.

Si los contratistas pasan a ser mercenarios, serán combatientes ilegales y perderán automáticamente los derechos derivados del estatus de prisionero de guerra, y aunque deben ser tratados con humanidad durante su cautiverio podrían ser condenados a muerte por un tribunal militar.
Como veis el tema se las trae...




8 comentarios:

Dácil Martín dijo...

Si la infomación está a la vista de todos, que hay de malo en resaltarla. ¿No es eso acaso lo que hace la prensa? Aprovechémos ahora que existe libertad en internet antes que la filtren. ¿Tendrán nuestros hijos, nuestros nietos, la misma suerte?
Gracias Amando.

Flamenco Rojo dijo...

Las primeras Compañías Militares Privadas (CMP) nacieron hace varias décadas, mayormente para llevar a cabo actividades logísticas. Hoy en día hay creadas cientos de empresas que ofrecen una amplia y diversa gama de servicios bélicos.

Pero hay un hecho preocupante alrededor de algunas de estas CPMs, y es que bajo el paraguas y beneplácito de los EEUU se están preparando miles y miles de ex-militares y ex-policías de muchos países latinoamericanos, en su mayoría implicados en casos de crímenes de lesa humanidad (en contra de los derechos humanos)…Estas CPMs trabajan estrechamente con el Pentágono y fácilmente se podrían convertir en la base de una futura contra, en los países que EEUU quiera desestabilizar.

Amando Carabias María dijo...

Pero a mí modo de ver hay algo más preocupante y que viene a colación de lo que dices, Flamenco. Esto es lo que está a la vista de todos, lo que se sabe, lo que dejan que se sepa.
No es que uno sea mal pensado por naturaleza, ni siquiera muy desconfiado, pero me parece que en estas cuestiones se sabe la mitad de la mitad de la mitad... y quizá sea mucho.
Si se lee el resto del enlace, lo que no he añadido en este post para no hacerlo muy largo, se verá que algunas de las acciones más conflictivas de estos grupos han tenido lugar en África (en países donde la pobreza de la población contrasta con la riqueza en yacimientos minerales (¿os suena?), o en Iraq, donde el tema del petróleo fue algo casual como todo el mundo sabe, o en Afganistán, donde quizá se esté jugando algo mucho más gordo de lo que nos parece.

FranCo dijo...

Esto es un tema sangrante.
Y solo se destampan algunos casos como la de esos militar abusando de poder en Iraq y en Afganistán, humillando a los presos y violando a todo lo que se mueve. Tanto militares masculinos como femeninos.

Páginas a miles, incluso listas de casos:
http://translate.google.es/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://en.wikipedia.org/wiki/Bagram_torture_and_prisoner_abuse

Isolda dijo...

A mí también me parece que es mejor no meneallo, aunque esté en la wikipedia o donde sea. Menos mal que estais que esribiendo "sólo" una novela, porque los temas militares y no digamos los cuerpos específicos secretos, no me gustan ni pizca.
Creo que habeis hecho bien en cambiar el nombre, además el púrpura es más misterioso.
Besos, pelín asustados.

Ángeles Hernández dijo...

Perdonad mis preguntas -o afirmaciones-que quizás os parezcan obvia:

1.-Purplestone es una PMC ( el nombre propuesto anteriormente se cambió por existir una Asociación, o lo que sea, homónima, yo misma voté por el cambio para evitar el más mínimo conflicto y/o identificación),

2.-No sabemos aún quién la dirige pero a ella pertenece el viejo militar del geriátrico y ¿Quién más que se sepa? quizás ¿Deborah? (por la muerte de Eddy), ¿otros?.
parece que Jack y su padre quedan descartados y del resto de personajes que conocemos aún está por definir.

3.-Su misión parece estar relacionada con la desaparición de los padres de Sophie y con la aparición y desaparición de su abuelo. Además de con secretos militares que tienen que ver con con metales, piedras, personas con facultades parapsicológicas con el fin de ser usados como armas y comunicaciones.

4.-La PMC Purplestone tiene sus orígenes en la segunda guerra mundial, o está relacionada con ella; más concretamente con el episodio de la pérdida en Monserrat de un maletín con contenido "muy especial".

¿Es así o voy muy despistada?

Graaacias.

Amando Carabias María dijo...

Intentaré aclararte algunas dudas, Ángeles, sólo las que conozco en el día de la fecha que no son todas. Es lo que tiene una novela en marcha (espero que Trapiello no me denuncie por usurpación de idea).
Bueno, al ajo:
Efectivamente Purpelstone es una PMC de la que forman parte que se sepa hasta ahora: Winston Hutton, Persie y Deborah. Quizá se pueda sospechar de algún otro, pero el dato no es seguro, por tanto no lo utilizaremos. También tienes razón en que no sabemos quién la dirige, y que tiene que ver con tanto con la desaparición de los padres de Sophie. Sobre su abuelo, o sea Herman Meyer, no está tan claro que tengan que ver. Con su aparición, seguro que no, más bien habría que otorgársela al MI5, pero con su desaparición pudiera ser. Efectivamente la muerte de Eddy supone el desencadenante o aparición de esta organización en escena, ya que al trabajar en el geriátrico y descubrirse que conoce a Sophie, por algo que aún se desconoce podría ser peligroso bien para el anciano Hutton, bien para la organización.
La última afirmación es la explicación que se puede entender de las palabras de Winston Hutton al joven Persie en el capítulo 27. Sobre todo 'está relacionada'. O sea, parece ser que alguno o algunos de los que estuvieron al tanto de lo sucedido en Montserrat, podrían haber seguido investigando esa línea, al margen de cualquier organización gubernamental.

FranCo dijo...

Amando, con tu respuesta a Ángeles, me aclaras muchas cosas.
¿Puedes creer que también ando perdido?

Espero que no me despidan y sustituyan mi pluma por otra mejor. Me daría una depresión y empezaría a poner comentarios impertinentes para descalificarlos