6 oct. 2010

Un FINAL recalculado



Aquí tenéis los siete finales que os proponemos. Elegid aquel que os resulte más cercano, más excitante, más emocionante, el que hayáis soñado leer.

Cualquiera de nosotros habría pensado, en un principio, que todos los componentes de 7 Plumas íbamos a Zaragoza para conocernos físicamente, saber un poco más de nuestras vidas, hablar por los codos, divertirnos, leer nuestro relato en el recital SéBreve y volver a nuestras casas felices y contentos, tal vez con un par de kilos de más y con una más que regular afonía.
Pero, ya antes de salir se nos incitó a hacer lo que todos deseábamos: plantear el final de nuestra novela a siete manos.
Y picamos.
A duras penas nos reprimimos hasta estar los siete juntos -¿imagináis lo que significa estar más de seis horas metidos en una furgoneta, en un restaurante y en algún que otro bar de carretera, perdiéndonos por esas salidas de Madrid y entradas de Zaragoza, con el navegador recalculando la dirección incontables veces, sin lanzarnos a luchar por los finales que cada uno cree que la novela debe tener?- pero, en cuanto pudimos, nos lanzamos a la tarea. Eso sí, buscamos el ambiente adecuado para ello, un ambiente que incitara a la creatividad exaltada y los excesos: una heladería de la que nos echaron sin misericordia a la una en punto.
Allí comenzamos, bajo la presión del reloj que nos acercaba al cierre, a desgranar las ideas que nos bullían por la cabeza y a cazar al vuelo otras que surgían de lo que los demás lanzaban.
Todos dimos nuestra visión del camino que estaba tomando la historia y del que debía ser trazado a partir de ahora.
Parece increíble que siete personas que han sido capaces de hilar una trama compleja, surgida de la nada y desarrollada sin normas, pero coherente –razonablemente coherente- en su ejecución no fueran capaces de encontrar un final común, ahora que la historia parece tener un cierto cauce.
Por no contar que no llegó jamás el acuerdo sobre quién debía cerrar la novela.
Afortunadamente, contábamos con una impresionante estratega de la disciplina, que se nos metió a todos en el bolsillo e impuso cordura: Pilar Aguarón –un beso, Pilar-. Con firmeza militar, de coronel, cuando menos, nos dijo:
-Se sortea… ¡YA! Dime un número…
No vamos a revelar quién tendrá la fortuna y el privilegio de poner el punto y final a esta novela nuestra pero os confesaré que, en el fondo, todos queremos escribir el final, que todos queremos hacer un final que sea especial para nuestros lectores.
Y que, si hay algo que tenemos muy claro es que lo que hace especial este proyecto es su interactividad así que, con la resaca del helado, decidimos ofreceros un final a la carta, un final recalculado, para que cada lector pueda llegar a la resolución que prefiera, la que habría escrito, si se hubiera puesto a ello.
----------------------------------------------------------------
SELECCIONA TU FINAL:

-OPCIÓN A- Si eres amante de los finales trágicos, es la tuya.

-OPCIÓN B- Si eres un romántico sin cura, no te lo pienses más.

-OPCIÓN C- Si adoras los finales enrevesados, no selecciones sin antes asegurarte de tener a mano papel y lápiz.

-OPCIÓN D- Si te apasionan los finales sobrenaturales, atrévete.

-OPCIÓN E- Si quieres un final familiar.

-OPCIÓN F- Si te va el erotismo, en la intimidad de tu cuarto, con luz tenue y música sugerente, toca y acaricia esta opción.
  
-OPCIÓN G-  Si te gustan los finales inapelables, no hay más que esta opción.
----------------------------------------------------------------

Crónica: Ana Joyanes 


24 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Pues me habéis puesto en un brete, la verdad, no sé cuál elegir.
Imagino que cualquiera de ellos (finales) podría ser muy satisfactorio para el lector, aunque (como escuché hace poco), no necesariamente feliz.
Voy a ver, que me están llegando por correo los posibles finales.
Saludos a todos.

Mercedes Pinto dijo...

Bueno, como supongo que un compendio de todos los finales debe ser harto complicado, aunque para mí sería la opción ideal. Así que me quedo con la opción C, me parece la más adecuada para este tipo de novela de intriga, casi negra. De alguna manera, Spohie, la protagonista indiscutible, la que abrió la historia, cierra el círculo, y ella sola, como sola en realidad había estado siempre, todos a su manera la traicionaron, es justo que finalmente sea la única que disfrute el placer de la victoria. Esperaremos la opinión de los siguientes lectores.
Por cierto, creo que las opciones E y F son iguales.

7 Plumas dijo...

Mercedes ya está solucionado la opción F. La erótica. Las estadísticas reflejarán que por ella pasarán todos. Aunque nadie la selecione.
Un saludo

Mercedes Pinto dijo...

Bueno, bueno, el final F me ha dejado sorprendidísima. No está nada mal. Ella, tan aparentemente vulnerable disfrutando al unísono de los dos hombres que más la han marcado... Tiene su morbo.
Me sigo quedando con la C.

Isolda dijo...

Yo sin duda, escogería el F. Ha sido una sorpresa encontrarse con 7 finales de todo tipo.
Hasta el último momento sois imprevisibles.
Magnífica entrevista. Se os reconoce a cada uno y apuesto a que no sale la F.
Besos multiplicados de finales.

Mercedes Pinto dijo...

Se me olvidaba, también yo he escuchado la entrevista; habéis estado geniales los siete. ¡Enhorabuena!

Inma Vinuesa dijo...

Has hecho un trabajo envidiable Ana, recopilando todas las divagaciones que imaginamos en ese último bar de copas, a cuya entrada nos hicimos la foto de grupo.
Me gustaría que hubiese otra opción, dejar a la pluma que recibió la suerte de la providencia terminar como su inspiración le marque.
Quizás ese final pudiera sorprender más aún, si cabe.
O incluso como señala Mercedes, hacer un compendio de los que más gusten.
Sea como sea este post me parece una obra maestra.
Muchas gracias.

María dijo...

¡Qué barbaridad!, os imagino proponiendo finales a cual más disparatado.
Yo opino como Inma, que al afortunado que le haya tocado, escribir el final, lo haga como le de la gana.

Pero, si es preciso elegir, (y no es una broma, que todavía no lo tengo claro), yo elegiría la opción D. No lo puede remediar, me va lo sobrenatural, paranormal y todo ese tipo de misterios.

Aunque sigo pensando que lo mejor sería, seguir como hasta ahora, que la pluma afortunada haga SU final.

Amando Carabias María dijo...

Veo que el viaje continuó unas horas más. Aquello que comenzó siendo el final que no habéis puesto, justo el que falta, se ha concretado en esta maravilla de juego, que viene a ser la consecuencia de todo el proyecto. No hacer trampa a los lectores, sorprenderles dejarles en un sí o en un no...
¿Esto significa que ya no hay que escribir nada más o, cómo me temo, que habrá un final H?

FranCo dijo...

Ana, como voy yo a publicar mi capítulo con este reclamo que has publicado. Con estas maravillas de opciones. Los lectores y escritores estamos sublevados. Lo bordaste. No lo tomaste a cachondeo tal y como acordamos.
Solo me queda cargarme a los personajes para que los finales propuestos no tengan sentido y mantener la intriga. Aunque Marcos Alonso creo recordar que apuntó la posibilidad de un OVNI.

Y yo sin terminar mi capítulo y más perdido que un burro en New York. Que seco me encuentro.

¿Puedo pasar turno? Ana, prepárate.

Ana J. dijo...

Queridos todos
Aún estoy alucinada de ver que incluso los compañeros que estuvieron en la tormenta de ideas para llegar al final y, sobre todo, los que estábamos en la furgoneta y después en el avión, puedan siquiera pensar que el/la afortunada/o al que le tocó por sorteo terminar con la novela se va a librar de escribirlo.
Estos 7 finales solo pretenden reflejar lo que hablamos en Zaragoza, dar una idea de la complejidad que tiene llegar a un final consensuado y coherente y cómo esa noche pasamos por todas las posibles opciones y algunas que, por absurdas o irrealizables, ni siquiera mencionamos.
Por supuesto, todo lo que hay escrito EN ABSOLUTO tiene que ver con los finales que planteamos. Por eso, Amando, echas de menos el que falta y TIENE QUE FALTAR hasta que lo escriba la pluma que ha de terminar la historia.
No he pretendido precipitar el fin ni quitarle el peso de la responsabilidad al elegido. Tampoco te sirve de excusa, FranCo, para pasar turno, por si realmente lo has pensado en serio.
Lo que es cierto es que disfruté muchísimo inventando seis finales porque el séptimo lo inventó Marcos por las calles de Zaragoza y lo reformó FranCo al editarlo.
También es cierto que los escribí de golpe, sin revisar las barbaridades que me fueron surgiendo, especialmente en algunios finales.
Y lo que es más cierto es que los escribí con todo mi cariño hacia mis compañeros escritores, con los que compartí locuras, ilusiones y una visión bastante clara de lo que debe llegar en la novela.
Y que espero que los lectores los disfrutéis.
Al menos, veo que hay TIPOS de finales que atraen más que otros y eso puede ayudar a quien tiene que escribir el final a orientar su último capítulo, que ya estamos esperando.
Un gran abrazo a todos

María dijo...

Pero entonces ¿se va a editar el capítulo 46 de FranCo?

Ana, tenías que ser tú, la que propusiera este maquiavélico juego, de elegir un final.

A quién se le ocurre, que los lectores escribamos cómo ha de terminar la novela. Y nosotros eligiendo opciones... ya nos vale.

Pero que conste que yo sigo prefiriendo la D.

Plumicas, vamos a portarnos bien, que menuda revolución habéis formado, con el vajecico a Zaragoza.

Flamenco Rojo dijo...

Yo no le haria ascos a un final que tuviera cierta dosis de la opción "C" edulcorado con algo de la "F"...

María dijo...

Flamenco, me estoy imaginando a Sophie en la cama con Jack y Carlos, y luego a Jack camino del Tibet, para hacerse monje budista.

Y no es más tierno, Sophie arreglando a sus crios y Carlos esperando, para llevarlos al parque y montarlos en los columpios.

María dijo...

A ver 7 Plumas, repasando comentarios, daba la impresión, que aunque el final estaba cerca, todavía quedaban cosas por aclarar.

Estoy segura, que el final, no va a ser, ninguno de los propuesto, que lo estáis, escribiendo, si es que no está escrito ya.

Hoy es miércoles y tendría que publicarse un capítulo. ¿Qué va a pasar?, por fa, como dice Anabel, me tenéis en candeletas.

Amando Carabias María dijo...

Es lo de siempre. Nos falta el tono y el gesto y no se entiende... En este caso a mí. Quiero decir que todas mis intervenciones iban en la misma línea irónica, pues me refería al de los dados ^-^.

Isolda dijo...

No te preocupes, Amando, creo que todos hemos entendido que ha sido un juego y seguimos intrigados pensando cuántos capítulos faltarán y quién será el afortunado o afortunada. Por mi parte le doy las gracias a Ana, por esta nueva sorpresa.
Besos plumíferos.

Ana J. dijo...

No sé por dónde empezar. Me resulta difícil, después de dos días de no descansar apenas, ser muy coherente pero os diré que me ha halagado que hayáis considerado los finales como posibles candidatos a final y que os lo agradezco desde el fondo de mi corazón, Mercedes, Isolda, Inma, María. En serio, gracias.
Flamenco, esa opción F puede casar bien con cualquier otra, es una gran idea. Y, personalmente, la encuentro bastante... satisfactoria...
Mercedes, intenté hacer un repaso por todas las cosas que se hablaron, no literalmente, pero sí en pequeños detalles que fui salpicando por cada uno de los textos y que mis compañeros podrán reconocer.
María, a veces se me ocurren cosas así, pero no creo que sean maquiavélicas porque, en realidad, lo que intentaba era hacer un "final" por cada uno de mis compañeros, algo así como un homenaje al hecho de ser siete.
También intenté que cada uno fuera diferente, como si de diferentes autores se tratara.
Isolda, me alegra haber sorprendido. No siempre es fácil hacer algo poco previsible. Gracias.
Es muy curioso, pero las opciones D y F son las que me han resultado más cómodas de escribir (mi gusto por lo fantástico y lo erótico, supongo), aunque reconozco que me reí escribiendo la de la familia, que es bastante tonta, por cierto.
Amando, no sueñes con dejar de escribir el capítulo que te queda, que esto solo ha sido un simulacro.
Inma, muchísimas gracias por tus palabras, eres un sol generoso.
FranCo, nunca me encargues hacer algo "de cachondeo": soy una chica demasiado seria y aburrida y mi concepto de la ironía es el mismo de un lord inglés del siglo XIX.
Por cierto, ¿puedo conocer las estadísticas de las opciones más leídas? Pura curiosidad.
Un montón grande de abrazos para todos

FranCo dijo...

Ana, para tu información. En el día de HOY (Miércoles, 6 de Octubre de 2010), hemos tenido 123 visitantes en el Blog y hemos batido el record de páginas visitadas 623. Sin duda por motivo de tus diferentes finales.

El final más visitado la OPCION F,
seguido de la OPCIÓN G
y a continuación la OPCIÓN A.

No quiere decir que sean los que más gusten, pero publicitariamente y antes de pinchar son los más atractivos.

Ole por tu curro¡¡¡¡

Ana J. dijo...

Gracias por la información, FranCo. La verdad es que me has dado un alegrón.
Yo creo que esta novela está generando expectación y todo lo que suene a final es atractivo.
Me alegro de verdad de haber contribuido en algo al interés que provoca esta aventura maravillosa.
Un abrazo muy grande a todos

Ángeles Hernández dijo...

Ana J.
Ejem...., es que una que es algo débil de mollera ha puesto sus comentarios en cada uno de los finales.

Por si no te habías fijado.

Un abrazo Á

Ángeles Hernández dijo...

TERRIBLE FRACASO

Acabo de revisar uno por uno los comentarios de los diferentes finales y veo horrorizada que no aparece en ninguno, todo el material que envié hace tres días con mi habitual capacidad de enrollarme.

Más de una hora al traste.

Dejo constancia, al menos, de que no os he abandonado, ha sido la ténología quien me ha jugado esta mala pasada que me fastidia muchísimo.

En fin, creo que elegía la opción C, pero más concretizada, sin nuevos personajes y con un toquecito de romanticismo añadido, aunque en cada una de tus ingeniosos soluciones, Ana, había encontrado una estupenda salida.

Un abrazo y disculpen las disculpas. También la tontería de mi PC.

Á.

Ana J. dijo...

Ángeles, me acabas de quitar un peso de encima, porque pensé que era yo la que no lograba ver tus comentarios.
Qué pena!!!!!
Yo casi siempre lo escribo en word, si es muy largo, porque estoy acostumbrada a estas jugarretas de internet.
De todas formas, muchísimas gracias por estar ahí, por esos comentarios perdidos y por el que ahora vemos
Un besazo

Ana J. dijo...

En un momento de desesperación escribiendo el capítulo de esta noche, me ha dado por entrar en 7 plumas y me acabo de dar cuenta de que hay comentarios en CADA opción!!!
Qué despiste el mío!
Bueno, pues contesto a todos los comentarios de todas las opciones, aunque sea un poco tarde.
Me encantan. Eso de que la casquería produce colesterol... genial, no se me podía haber ocurrido nunca un argumento mejor en contra de los finales sangrientos.
Por cierto, Mercedes, el final A es tan relamido, con su diamante incluido, que aún estoy empachada.
Anabel, yo pensé que alguien pensaría que el final F lo habrías escrito tú! También es mi favorito. No podía ser de otra manera.
En fin, muchas gracias, chicos, por los comentarios y por la paciencia.
Un abrazo muy fuerte a todos